Ciudadano del Mundo Tudelano

Trigésimo sexto cuento del confinamiento

Soy nacido en una ciudad mágica, llamada Tudela, que antes se llamó Tutela, regada por un gran rio de nombre Ebro y otro pequeño llamado Queiles y que ahora pasa soterrado. Uno, viene desde montañas Cántabras y otro, desde un monte, de nombre Moncayo. Soy de un Valle de llanuras, de aires cierzos y aires bochornos, de fríos moncainos y de faboños. Soy de una tierra con desiertos, huertas, lagunas, sotos y campos, charcos, acequias, canales y pozos, donde el agua sale por cientos de manantiales y tenemos hasta riadas.

Santi lorente cuento 36

Soy del País de las verduras, donde alcachofas, espárragos y borrajas, acelgas, habas, cardos, guisantes, cogollos, coles, rabanetas, apios, achicorias, zanahorias, melones, sandias, manzanas, peras, higos, moras, melocotones y uvas, cebollas y tomates, se entremezclan con pimientos, ajos y guindillas, alubias verdes, patatas, fresas, calabacines y calabazas.

Soy de una pequeña aldea, que luego fue Pueblo, y acabo siendo Ciudad, que tuvo un Castro Celta, que convivio con Iberos, Vascones, Visigodos, Romanos y término con tres murallas y un Castillo Medieval. Un lugar visitado por vikingos, astures, francos, normandos, gascones, aragoneses, castellanos y acabo siendo casa común de moros, judíos y cristianos.

Soy de una ciudad donde vivió y domino el tercer rey de Hispania, Muza ibn Muza, hermanastro de Eneko Aritza, Rey de Pamplona, que tuvo mezquita mayor y un minarete, donde en los días de luz, en los Pirineos, se veía la nieve y en las noches de llena la luna se oía, el gemir de los amantes. Soy de la Madinat Totila que fue Reino independiente, que tuvo moneda propia y fue tierra de nadie.

Soy de la aljama judía más grande de Navarra, donde salió Benjamín de Tudela, viajero y judío errante, donde escribió poemas Yehuda ha Levi y donde el esperado, el sabio, el poeta, Abraham Ibn Ezra descubrió el cero, estudio el astrolabio y con su nombre, bautizaron en la luna a un cráter y de Tudela saldría, Miguel de Villanueva, también conocido como Miguel Servet, y quemado en Ginebra.

Soy de la ciudad donde nació el Rey Sabio, que hizo a Navarra Reino, de nombre Sancho, y fundó Donosti, Vitoria-Gazteiz y llego hasta el Kantauri, y tuvimos puertos de mar, y llegamos a emparentar con Inglaterra, porque su hija Berenguela caso con Ricardo Corazón de León, y su hermana Blanca con el Conde de la Champagne.

Tudela fue la Ciudad de Sancho VII El Fuerte, el gigante que defendió Bayona, el navarro cruzado que entro primero en las Navas de Tolosa, y de allí nos trajo cadenas, y enterrado estuvo en San Nicolás, una parroquia, y acabó la Colegiata, que luego sería la Catedral de Tudela y su Puerta del Juicio, única en Europa, con la Iglesia de la Magdalena, joyas del románico y el gótico ojival navarro, y los Sanchos nos hicieron el Puente Mayor, con sus tres torreones y los molinos de harina.

Llegaron de Francia reyes navarros y estuvimos a punto de tener universidad europea, y Carlos III nos dio título de Ciudad, y desde Tudela, desde su embarcadero, partió para Albania y para Grecia la Compañía Blanca, y luego llegaron Juan y Catalina, nuestros últimos reyes navarros, y Tudela fue la última Ciudad del reino, en rendirse, al invasor castellano.

Tiraron nuestro Castillo y parte de sus murallas, y se llenaron las casas y bodegas de los tudelanos de piedras llenas de historia, y tuvimos de Patrón a Xabier de Jaso y Azpilicueta, a Santiago y a San Pedro Advincula, pero de Galilea, Hanna de la estirpe de David y madre de María, le pusimos Santa Ana y fue y es nuestra Patrona, nos libró de la peste y el Ebro hizo “menguete”, y sino “capucete”.

Soy de la Ciudad de Jerónimo de Arbolancha, nuestro poeta, de los Marqueses de San Adrián y su Palacio con las Pinturas Grisallas, del Palacio del Marqués de Huarte y su escalera imperial, la más bella de Navarra. Pero llegó Napoleón y volamos el Puente, Palafox huyo y los franceses se quedaron y desde entonces en Paris, en el Arco de Triunfo, estamos.

Soy de la ciudad de Rafael Moneo e Ismael Urzaiz, también de Pedro Resa, El Roso, y de Yanguas y Miranda y María Forcada. De la ciudad de J.R. Castro, José María Iribarren, del Señor Tomas, de Aquiles Cuadra, el último alcalde republicano, fusilado. Soy de la única ciudad del mundo donde los helados de fresa y chocolate, no se derriten, aunque haga 40 grados, aquí los polos se regalan, y donde los muetes hacen trastadas y chandrios.

Soy del pueblo donde abundan alcahuetes, aldragueros, chafarderos y en carnaval salen los zipoteros y en Semana Santa se cuelga un moñaco llamado volatín, se fuma un puro y le explota y en una maroma atraviesa la Plaza de Los Fueros, un ángel. Soy de la ciudad de la Revoltosa, de gaiteros, gigantes y cabezudos, txistularis, joteros y rokeros, de calles y Peñas con sarmientos, calderetes, brasas y calderos.

Soy del Pueblo en el qué, en los encierros, se pide a la Patrona que si el toro “alguno tiene que coger, forastero tiene que ser”, y la Plaza de Toros nunca se llena. Soy nacido en Tudela donde los deseosos del bien público fueron marqueses y nobles ilustrados y en donde se inventó tirar de la manta y se colgó una llave en su Catedral, y en la que desaparecen fuentes y los caballicos de Santiago se convierten en caballeros normandos y además los tomates son feos y a las noches de agosto, se les llama “la fresca” y a los amaneceres “aguazones”. Soy de un pueblo pequeño, que una vez se hizo ciudad que fue llamada Tudela y que es la diversidad por excelencia y la multiculturalidad por esencia, y quiero seguir siendo, ciudadano del mundo tudelano.

Listado