Ha pasado por la pantalla de nuestro ordenador un artículo publicado en la web del Comité Central Israelita del Uruguay, en el que se recoge un artículo publicado el día 19 de diciembre por el periódico español El País. En dicho artículo se habla sobre las riqueza cultural que se conserva de los judíos en el actual Reino de España, y como con la iniciativa la colaboración y el patrocinio de Google, se ha realizado una web en la que se recoge información sobre 24 poblaciones del Reino de España que tienen juderías.

En el citado artículo, el alcalde de Tudela y orgulloso Presidente de la Red de Juderías de España, Luis Casado, da las esperadas explicaciones sobre la importancia de la iniciativa y sobre la importancia turística que ese legado de la comunidad judía tiene para las ciudades participantes. Todo dentro de la evolución normal de un artículo de estas características. Aunque si nosotros fuéramos alcaldes de alguna de las otras ciudades del grupo, nos sentiríamos un poco molestos pro el exceso de referencias a la ciudad navarra que ha realizado.

250px-Benjamin_of_Tudela
Bemjamin de Tudela, judio, navarro y viajero del siglo XII.
( Benjamin of Tudela in the Sahara, in the XIIth century -Engraving by Dumouza, XIXst century-)

Pero lo que nos ha parecido increíble es la falta de rigor histórico que muestra, y que pensamos que puede ser definida incluso como un desprecio a Navarra, cuando afirma:

Por ejemplo, Tudela por algún motivo ha tenido personajes muy importantes en el mundo judío como poetas y filósofos. Cuando en ese ámbito dices de dónde eres, abren los ojos. ¡Pero si conocen Tudela!”. “Yo vendo mi cultura, mi ciudad, mis personajes”, reivindica. “Esos señores eran españoles, tudelanos, no israelíes que han venido aquí. Estoy vendiendo mi patrimonio, una parte de la historia que quedó enterrada con la expulsión de los judíos”.

Cómo puede tener la poca vergüenza de decir que Yo vendo mi cultura, mi ciudad, mis personajes. Ninguno de los judíos a los que se refiere con tanto orgullo fueron españoles. Primero, porque España no nace hasta 1812, pero incluso aceptando que España fue una creación de los Reyes Católicos cuando unen bajo una única monarquía ( a sangre y fuego) todos los territorios de los que es ahora el Reino de España, esa afirmación es una falacia.

Los judíos fueron expulsados de Navarra en 1498, es decir 14 años antes de la invasión castellano-aragonesa que acabó definitivamente con la independencia de Navarra. Una expulsión que llevó a muchos de ellos a Baiona, otra ciudad vasca, esta vez al norte de los Pirineos. Una expulsión realizada por presión de los Reyes Católicos, que tenían que ver, molestos, como muchos de los judíos expulsados en 1492 de los territorios bajo su gobierno, se refugiaron, en Navarra.

Los judíos a los que se refiere el alcalde de Tudela, o bien vivieron en esa población bajo gobierno árabe, o bien lo hicieron cuando ésta era parte del Reino de Navarra. Tudela fue fundada (o re-fundada según se mire) por los árabes en  el año 802 y fue conquistada  para la Corona Navarro-Aragonesa  en 1118 por Jaime I en Batallador, durante los años en que el Reino de Pamplona había sido invadido y desmembrado por los reinos de Aragón y Castilla. Fue a partir de 1134 cuando la ciudad pasó a formar parte del recién creado Reino de Navarra, el heredero del Reino de Pamplona, y Navarra se mantuvo hasta que, casi 4 siglos después, Navarra fue invadida y conquistada.

Es decir, Benjamín de Tudela, el viajero de ascendencia judía que es tan apreciado y reconocido por Luis Casado, el alcalde de Tudela, era navarro, no español. Su rey fue Sancho VI el Sabio.

Qué triste es ver cómo los herederos ideológicos de los beaumonteses, que entregaron Navarra a los castellanos en 1512, siguen empeñados en entregar Navarra y su Historia a otros. No nos extraña que se enamorara de UPN desde el día en que se enteró de  su fundación por el periódico.

Comité Central Israelita del Uruguay – 20/12/2012 – Uruguay

La historia judía sirve para vender nuestras ciudades

El alcalde de Tudela, presidente de la asociación de 24 ciudades con juderías, ha firmado un acuerdo con Google para impulsar el turismo. A Tudela se va a comer buena verdura, y eso es algo que su alcalde, Luis Casado (Tudela, 1963), va poniendo por delante con profesionalidad en cualquier conversación. “Pero a parte de las verduras, que son buenas, pues tendremos que vender algo más”. Por ejemplo, también puede contar la historia de Benjamín de Tudela, un judío que viajó por Europa y Oriente Próximo en el siglo XII, mucho antes que Marco Polo, y que realizó un valiosísimo estudio de las comunidades judías de la época allí por donde pasó. “Podemos vender Tudela a través de la herencia judía como la vendemos a través de las verduras”. Como la localidad navarra, las 24 ciudades que forman la Red de Juderías de España creen que esta herencia atesorada en sus calles es un activo turístico de primer orden. Desde ayer, gracias a su asociación con Google, están en condiciones de venderlo como nunca se habían imaginado.

(Sigue)

 

anuncio-productos-basque-728x85-2