Se llamaba Esteban Hernandorena Zubiaga, nació en Muzkiz (Euskadi) en 1905 y murió en Haifa (Israel) en 1965. Su historia es una de esas historias dignas de una película, un libro, y un reconocimiento que, en Euskadi, se queda, como casi siempre, corto. Este marino vasco, conocido  por los judios como el Captain Steve, participó en 1947 en el traslado desde Europa de 15.000 judíos a Palestina después de la Segunda Guerra Mundial.

placa_hernandorena_haifa

Placa en Haifa en honor al marino vasco
«1905-1965, nacido en Vizcaya; capitán de mar, activo en la flota “ilegal”; uno de los fundadores de la Israel Merchant Marine, residente en Haifa.» (El Sr. Bajurtov podrá dar Fe de ello).

Nosotros éramos unos totales desconocedores de la historia de este vasco extraordinario. Comunista, fiel a la República española, pero sobre todo fiel al Gobierno Vasco, al que sirve como marino y combatiente antifascista durante la guerra y el exilio. Su familia aún conserva su “Euzko Izai Agiria“, su “carnet de identidad vasco” emitido en Baiona, por el Gobierno Vasco el 4/4/1947.

Hemos conocido esta historia a través de la web del Comité Central Israelita en Uruguay, al que ya hemos citado en otra ocasión con motivo de un artículo sobre el judío navarro Benjamín de Tudela cuya nacionalidad era desconocida por el propio alcalde de ese municipio navarro, ya que lo calificaba de “español”.

La verdad es que la curiosidad nos ha “picado” fuerte y hemos dedicado un buen rato a navegar por Internet a la búsqueda de datos sobre este vasco que es reconocido como uno de los creadores de la “Marina mercante de Israel“. Pero no es por eso por lo que es un héroe en Israel, ni la razón por la que tiene una calle en el puerto de Haifa ( y otra en el municipio costero vasco de Portugalete).

Esteban Hernandorena, conocido  por los judíos como el Captain Steve, participó en 1947 en el traslado desde Europa de 15.000 judíos a Palestina después de la Segunda Guerra Mundial. Una historia que es consecuencia de la colaboración entre el Gobierno Vasco  y la Haganá (la fuerza paramilitar de autodefensa judía en Palestina origen del Ejercito de Israel). Una colaboración que se inicia años antes como se puede encontrar relatado en varios lugares de internet

Durante la ocupación nazi de Francia la resistencia vasca, a través de sus enlaces, los jefes de cadena de pasos fronterizos (la Red Comete de la que pueden encontrar amplia información aquí) y en relación con los aliados, consigue pasar por la muga (fronte­ra) a muchos judíos. Incluso se realizan operaciones de rescate, por ejemplo en el campo de concentración de Gurs, que permiten la liberación de algunos hebreos detenidos a través de un túnel subterráneo que excavan vascos desde el exterior. Más tarde, entre 1947 y 1953 un gran número de marineros vascos, más de un centenar, son contratados por la Haganah y la Agencia Judía, en Marsella y París, para participar en la aliyah beth (inmigración clandestina judía) a Palestina.

Estas contrata­ciones tienen el visto bueno de la delegación del Gobierno vasco en París, por medio de Javier de Gortázar. Se realizan a través de la Sociedad Ginesta, que en plena Guerra Civil había servido como tapadera a la red de apoyo a la República española y que ahora se ha convertido en un telón para la actividad del Mossad. Una de las operaciones más espectaculares es la ejecutada por Víctor Gangoitia, delegado del Gobierno de Euskadi para asun­tos de refugiados en el período 1947-1953 (es uno de los hom­bres clave en la repatriación de judíos a Israel en 1949), el capi­tán Esteban Zubiaga Hernandorena de Portugalete, Rafael Inda y Mariano de Lekeito —que ya habían transportado anterior­mente judíos a Palestina—, un tal Txomin de Bermeo y otros treinta vascos de Erandio, Algorta, Lekeito, Bermeo y Somorrostro. Todos ellos constituyen las tripulaciones de los barcos geme­los Pan York y Pan Crescent,

Es decir, material suficiente para muchos estudios de historia y muchos libros de aventuras. Por ejemplo podemos encontrar varias referencias a Victor Gangoitia en el libro TO WAR IN A RED SUBARU: A MEMOIR A Volunteer’s Chronicle of the Yom Kippur War Between Stories and Dreams , del judío de origen argentino Adolfo Neufeld.

La historia de Esteban Hernandorena Zubiaga,y del grupo de marinos vascos que comandaron el Pan York en ese viaje que buscaba trasladar refugiados judíos desde Europa hasta Palestina, la cuenta maravillosamente Koldo San Sebastián en los comentarios de una entrada del blog de EITB “vascos en el mundo”:

Tras la Segunda Guerra Mundial, el israelí Venia Hadari, agente del Mosad Aliya Bet, el organismo encargado de organizar la emigración clandestina a Palestina (bajo mandato británico) reclutó al capitán de la Marina Mercante Rafael Inda, de Las Arenas. Inda, oficial de la Armada republicana durante la guerra, salió de un campo de concetración (de “accueil”) francés en Bizerta para mandar un barco que transportaba munición para el Afrika Korps desde el Pireo.
En Marsella, contactó con Victor Gangoitia, un antiguo oficial de ANV que era, a su vez, subdelegado del Gobierno Vasco, quién contactó, a su vez con otros compatriotas exiliados. Por ejemplo, entre ellos, tres lekeitiarras: Hilario Erkiaga -gudari antes de formarse el Euzko Gudarostea- que había huída a Francia y tras sumarse al Batallón Gernika, fue entrenado en París por la OSS- Hilario Zarragoitia, un cocinero de barco, que tras huir de un campo en Prat de Mollés y ser internado por los franceses en Argelés sur Mer, acabó en un campo nazi en Fecamp (en el canal de La Mancha) o Santi Zumaran, un marinero que había formado parte de la tripulación del “Vita” -el yate que llevó fondos de la República a México- y que embarcó, luego, en barcos bananeros que fueron comprados por el Haganah y el Mosad para el transporte de refugiados. También reclutaron al capitán Esteban ernandorena, un comunista de Erandio casado con la hija del alcalde carlista de Oñate.

El Pan York trasladando a los supervivientes judíos de los campos de concentración camino del  territorio del Mandato Británico de Palestina
El Pan York trasladando a los supervivientes judíos de los campos de concentración camino del territorio del Mandato Británico de Palestina

Todos ellos -y otros- debía formar parte de la tripulación del “Pan York” que, junto al “Pan Crescent” (tripulado por italianos), debían trasladar refugiados judíos desde Rumanía.
La tripulación embarcó en Marsella en 1947. Pero, no toda. El capitán Inda fue requerido por el Mosad para pilotar un motovelero con refugiados que hizo encallar en Haifa. Del “Pan York” se hizo cargo Esteban Ernandorena. De Marsella, partieron a Costanza (Rumanía) donde pasaron varias semanas preparando las bodegas (fabricando catres, etc) para acoger a unos 8.000 refugiados -la Agencia Judía quería repetir un golpe de efecto como el del “Exodus”. Pero, esta vez los británicos, bastante enfadados por el ataque del Irgun contra el Hotel Rey David de Jerusalén, no estaban para bromas.

El barco -que zarpó en las Navidades de 1947- fue interceptado por una fragata y conducido a Chipre. Sus ocupantes, refugiados y marinos, acabaron en el campo de concentración de Famagusta (¡el pobre Hilario Erquiaga, con este, “cataba” el cuarto campo, todos de nacionalidad distinta!).
Los vascos, prisioneros de los británicos, hicieron algo más: entregaron sus salvoconductos franceses para poder ser usados en la emigración clandestina.
Pocos meses después (1948) se proclamaba el Estado de Israel. Ernandorena o Gangoitia se incorporaron al ZIM (la compañía mercante israelí). Los otros regresaron a Francia y para quienes, como el en caso de Hilario Erkiaga, peligraba su vida, se exiliaron en Venezuela.
“Captain Steve” (Capitan Esteban) Ernandorena fue toda una leyenda, hasta el punto que una placa (en hebreo e inglés) le recuerda en la capitanía de puerto de Haiffa (en cuyo cementerio cristiano está enterrado junto a su esposa) y donde viven algunos de sus descendientes convertidos al judaismo que mantienen, como el amigo Etcheverry, un apallido euskaldun en el Israel del siglo XXI.

En esa misma linea de comentarios hay uno del hijo de una de las familias judías que viajaron en el barco tripulado por los vascos al mando de Ernandorena:

En este día de hoy, 60 aniversario del estado de israel, con inmensa emoción mi hermano, Adi, me ha llamado para explicarme que había encontrado este blog. Mis padres , junto a mi hermano que contaba con seis meses de vida, partieron de Rumania en diciembre de 1947 con el Pan Crescent hacia Palestina. fueron arrestados en chipre (conservamos unas fotos de su estancia allí) y en febrero de 1948, algunas familias que tenían hijos menores de dos años fueron liberados, pues un epidemia de desintería se declaró en el campo de Famagusta y los británico no querían muertos en el campo. Así llegaron mis padres a Palestina, en febrero de 1948. Yo nacía en septiembre de 1948. , a los pocos meses de nacer el propio estado de Israel. Desconocíamos esta parte de la historia y la bravura de los marinos vascos en ayudar a los judíos, al resto de los judíos que no fueron exterminados, a salvarse. GRACIAS Y QUE DIOS LES BENDIGA A ELLOS Y A SUS DESCENDIENTES. SHALOM.

Hay información extraordinariamente interesante, incluidas un amplio y apasionante reportaje publicado en tres entregas en 1991-1992 por la revista mensual BIL de Hendaia y recogidos en el blog Monografías históricas de Portugalete.

No podemos hacer otra cosa que, de nuevo, reconocer el valor y la dignidad extraordinaria de aquellos vascos que les tocaron vivir los duros años de la Guerra y el Exilio.

Les dejamos aquí la informaciones más interesantes que hemos encontrado.

Comité Central Israelita en Uruguay -25/2/2014 – Uruguay

El capitán que llevó a 15.000 judíos a Israel

La hija del marino que trasladó a miles de hebreos después de la Segunda Guerra Mundial a Haifa vive en Gran Canaria.  María del Pilar Hernandorena Arrazola vive en Las Palmas de Gran Canaria desde hace cuarenta años. Aunque nació en Bilbao en 1937 es judía. Se convirtió a los 17 años, en Israel, para poder casarse. Su padre, Esteban Hernandorena, conocido en Haifa – una ciudad costera al norte de Israel– como el Captain Steve, participó en 1947 en el traslado desde Europa de 15.000 judíos a Palestina después de la Segunda Guerra Mundial.

(Sigue) (Traducción automática)

———————————–

Monografías históricas de Portugalete – 6/8/2009 – Euskadi

ESTEBAN HERNANDORENA ZUBIAGA

hernandorena_uniforme
Esteban Hernandorena Zubiaga con el uniforme de la Marina Mercante de Israel

Hace unos meses, en otro de los blog dedicados a la historia de Portugalete, se suscito una polémica sobre el nacimiento de Esteban Hernandorena Zubiaga, marino republicano al que el consistorio portugalujo dedico una calle. La citada polémica se zanjó al insertarse la partida de nacimiento y comprobarse que esta persona no había nacido en nuestra localidad sino en la San Julián de Musques.

Entrega 1 (traducción automática)
Entrega 2 (Traducción automática)
Entrega 3 (Traducción automática)

——————————————–

El Mareometro – 24/7/2009 -Euskadi

ESTEBAN HERNANDORENA ZUBIAGA

Placa-hernadorena-portugalete

Hace ya casi un año en este blog se produjo una polémica a cuenta del lugar de nacimiento de Esteban Hernandorena Zubiaga, a quien el ayuntamiento portugalujo le tiene dedicada una calle, y que se zanjó al mostrar su partida de nacimiento.
Hace unos días, como se puede ver en la entrada de aquella fecha intervino su hija, cuyo texto, para que no pase desapercibido, recogemos a continuación:

(Sigue) (Traducción automática)

———————————–

Marina vasca –  -Euskadi

Compañías de Mar de la Haganá (1943-48)

En 1941, la Haganá (fuerza paramilitar de autodefensa judía en Palestina) creó una unidad militar de élite, la Fuerza de Choque (Plugot Májatz o abreviadamentePalmaj), y dentro de ella, en 1943, las Compañías de Mar (Plugat HaYam o Palyam). Las actividades del Palyam, fueron principalmente la escolta y conducción de buques que traían inmigrantes judíos clandestinamente a Palestina y, posteriormente, acciones de demolición submarina contra buques británicos, instalaciones costeras o embarcaciones utilizadas para la deportación de inmigrantes.

(Sigue) (Traducción automática)

———————————–

El Correo  – 31/5/2007 – Euskadi

Exiliados vascos tripularon en 1947 los mayores barcos de la emigración de judíos a Israel

Un hombre de 88 años llamó hace dos semanas a EL CORREO. Alejandro Coto -aunque tuvo por nombre de guerra Marcel Levy- quería reivindicar un olvidado episodio de la Historia protagonizado por un puñado de exiliados de nuestra Guerra Civil, la mayoría vascos, en las navidades de 1947. Sesenta años después, Alejandro recuerda las aventuras y, sobre todo, desventuras a bordo del ‘Pan York’ y el ‘Pan Crescent’, dos enormes barcos gemelos bananeros que llevaron en sus bodegas a 16.000 judíos, la mayoría rumanos -muchos supervivientes del Holocausto-, desde Bulgaria a Palestina para ayudar a formar el inminente estado de Israel. En realidad, es una historia similar a la vivida poco antes por el ‘Exodus 1947’, la travesía que reflejó Leon Uris en su libro ‘Exodo’, después llevada al cine con Paul Newman. Estos otros buques, los dos ‘Panes’, los más grandes de la emigración ilegal semita, acabaron finalmente en Chipre, después de un montón de peripecias.

(Sigue) (Traducción automática)
anuncio-productos-basque-728x85-2