Nos hemos encontrado en Sabor 809, una web de noticias la República Dominicana, un artículo en el que se habla de cómo con motivo del 400 aniversario de la muerte de William Shakespeare, se ha puesto en marcha un proyecto llamado The Complete Walk,  un proyecto en se han preparado 37 cortos de de 10 minutos. Cada uno dedicado a una de las 37 obras atribuidas al escritor inglés. En cada una de las cuales se explora una obra y se incluyen incluyen imágenes de la misma, grabadas en el lugar original en el que Shakespeare las ubicó.

Las imágenes referidas a la obra “Trabajos de Amor Perdidos“, se grabaron en el Castillo Real de Olite. Esta obra fue escrita en el entorno de 1598 y en ella el protagonista es el rey de Navarra “Fernando”. Todos los expertos en este autor afirman que bajo ese nombre Shakespeare se refería a Enrique III de Navarra ( y posteriormente Enrique IV de Francia).

Lo que nos ha desconcertado es que esa obra se haya grabado en Olite, cuando dicho rey jamás pisó esa población. Es improbable, por no decir imposible, que durante su reinado Enrique II pisase territorio navarro peninsular. No hay que olvidar que desde 1521, la corona de esa parte del reino navarro estuvo en manos de los reyes de Castilla.

Además, la misma información explica como la Fundación Siglo de Oro va a representar algunas escenas de esta obra en el Castillo de Olite, como parte de dicho proyecto conmemorativo de ese 400 aniversario. La información asegura:

El grupo español está apurando los ensayos de Trabajos de amor perdidos (1595), una de las comedias menos representadas del bardo y cuya trama se desarrolla en el Castillo de Olite (Navarra)

Pero es que eso no parece que sea así. Cuando Shakespeare pone en boca del rey las estrofas:

Our late edict shall strongly stand in force:
Navarre shall be the wonder of the world;
Our court shall be a little Academe,
Still and contemplative in living art.

(Nuestro último edicto permanecerá en vigor:
Navarra será la admiración del mundo,
Nuestra corte será una pequeña academia
Tranquila y contemplativa en su arte ingenioso)

No lo decía ni en Pamplona ni en Olite. Sino, posiblemente, se dice en Iparralde, en los territorios que quedaron bajo el poder de la línea dinástica a la que pertenecía. En el periodo que va de la ocupación de las tropas castellanas de la Navarra peninsular hasta el momento en que Enrique II es coronado Rey de Francia y se convierte en el primero de sus reyes de la casa de los Borbones, el pequeño reino de la Navarra continental vive una época de gran florecimiento cultural.

El joven Shakespeare era consciente de ello, ya que, además, las relaciones entre la monarquía inglesa y de la Navarra continental fueron estrechas entre el periodo de la invasión de Navarra y la coronación de Enrique IV de Francia.

Nos resulta difícil creer que los responsables de estos actos conmemorativos desconozcan estos datos históricos. Sobre todo porque es un dato que aparece de forma habitual en los textos explicativos de la obra.

Más bien da la impresión de que, en este caso, la voluntad de respetar la realidad histórica que pueda existir en el proyecto The Complete Walk , ha sido superada por el deseo de buscar un escenario tan espectacular como el que ofrece Olite. Algo fácil de entender viendo la belleza extraordinaria de este edificio.

Palacio de Olite, Navarra
Palacio de Olite, Navarra

Pero eso nos hace preguntarnos si en el resto de casos la espectacularidad, o el simplificar los proyectos, han hecho que se den los mismos desajustes. Si en el caso de “Trabajos de Amor Perdidos”  la ubicación, y el respeto por la historia, parece que ha fallado de una manera tan espectacular,  ¿Qué no podemos esperar del resto?.

Otra cosa que nos preocupa, es que el artículo de la web dominicana es una copia literal de un artículo aparecido en el periódico español El País y firmado por Isabel Valdes.  Lo cual acerca el error a nuestro entorno de una forma evidente.

Nos suena a que, una vez más, se quiere adaptar la Historia a la visión actual que se tiene de lo que es Navarra y su relación con el Reino de España. Recurrir a Olite para hablar de esta obra, es lo mismo que afirmar que todo navarro es español, o cometer errores históricos tan mayúsculos como el que cometió un alcalde de Tudela hablando de un súbdito navarro del siglo XII llamado Benjamín de Tudela, al que calificó, sin pestañear, de “español”.

A muchos esto es puede parecer una cosa menor, un detalle. Pero como muchas veces recordamos, parafraseando   al arquitecto Ludwig Mies Van der ohe“Dios está en los detalles”. 

Sabor 809- 23/3/2016 – República Dominicana

Navarra recoge el guante de Shakespeare

¿Qué se hace si el Shakespeare’s Globe Theatre tira un guante? Obvio, se recoge. Fue en octubre de 2014 y así hizo la Fundación Siglo de Oro (evolución de la troupe Rakatá, surgida como proyecto final de carrera en la Real Escuela Superior de Arte Dramático (RESAD), en 2005. Con aquella decisión, la compañía pasó a formar parte de los fastos que desde Reino Unido se han preparado para el IV centenario de la muerte de William Shakespeare, y en los que el Globe tiene una inmensa parte.

(Sigue) (Traducción automática)
anuncio-productos-basque-728x85-2