En esta web hemos hablado, y mucho, del Basque Culinary World Prize. Lo hemos hecho porque, sobre todo, es un elemento posicionamiento de primer nivel de lo vasco en el mundo. Une dos de los aspectos del mayor interés en el mundo y que, además, entre los vascos tienen un profundo arraigo: la gastronomía y el compromiso social.

Como siempre recordamos, este premio, puesto en marcha por el Gobierno Vasco y el Basque Culinary Center, «busca reconocer a los chefs transformadores, es decir, a hombres y mujeres de cualquier nacionalidad o cultura culinaria con trabajos destacados en campos como el de la innovación culinaria, la salud, la nutrición, la educación, el medio ambiente, la industria alimentaria, el desarrollo social o económico, entre otros».

La idea de que se combinasen ambos elementos para producir este premio, nos pareció una idea brillante. Puesta en práctica, y hay que decirlo, como se deben hacer estas cosas: respaldada con recursos, con un premio acorde al objetivo y al alcance que se quería lograr, y con un esfuerzo de difusión que ha dado magníficos resultados. Como lo demuestra que ya desde su primera edición los medios de comunicación de todo el mundo se refirieran a él como el «Premio Nobel de la gastronomía».

En esta edición todo ha sido un poco más extraño. Como en todos los aspectos de la vida de las sociedades de todo el mundo. La Covid-19 ha sido la gran protagonista, dejando todo lo demás en un claro segundo plano.

Pero esto no ha impedido que la edición 2020 de este premio se halla fallado, y que ya tengamos un ganador: el reconocido chef José Andrés. Nacido en Mieres, Asturias, formado como cocinero en Cataluña, su carrera profesional, donde ha alcanzado una gran fama, se ha desarrollado en los USA.

El premio se le ha concedido por su proyecto/programa World Central Kitchen (WCK), con el que ha movilizado a profesionales del mundo de la restauración en un despliegue sin precedentes, en el que la cooperación y cocreación establecida junto con liderazgos locales ha sido determinante.

Además, e inspirados por el compromiso mostrado por muchas cocineras y cocineros en esos duros meses, en esta quinta edición se han realizado 10 menciones especiales para «celebrar el trabajo de 10 personas inspiradoras que bien reflejan lo que pasa cuando cocineros y cocineras usan su talento, creatividad y fuerza para conectar con sus comunidades en contextos demandantes, dando ejemplo de cooperación y responsabilidad».

Nosotros siempre le recordaremos en una la foto que encabezaba el espectacular reportaje que el New York Times dedicaba al Restaurante Noriega. En ella aparecia, feliz y sonriente, durante la gala en la que este restaurante vasco de Bakersfield (California) (que por desgracia acaba de cerrar «víctima del Covid»), recibía uno de los cinco galardones de la categoría America’s Classics que la James Beard Foundation le concedía uno de los cinco galardones de la categoría America’s Classics, que, según la James Beard Foundation, “se da a los restaurantes con un atractivo intemporal,  de alimentos de calidad que refleja el carácter de su comunidad“.

Zorionak! tanto a José Andrés como a los 10 chefs que han recibido una mención especial. Y a los que han hecho posible este premio, Eskerrik asko!

Las noticias sobre los galardones de esta quinta edición del Basque Culinary World Prize, empiezan a publicarse. Nosotros recogemos algunos de los que hemos encontrado, junto a la propia web del premio, donde se explica las razones por las que se han concedido los galardones de este año.

Basque Culinary World Prize – 7/2020 – Euskadi

Edición 2020

El Basque Culinary World Prize (BCWP) es un premio internacional creado para distinguir a chefs con iniciativas transformadoras en ámbitos como el de la innovación, la salud, la nutrición, la educación, medio ambiente, desarrollo social o, en general, a través de acciones que impactan positivamente en la sociedad. Considerado el «Nobel de la Gastronomía» por la crítica especializada, reconoce la evolución alcanzada por la gastronomía luego de que una generación de chefs comprendiera que se podía contribuir con la sociedad más allá de la cocina.

(Sigue) (Euskera) (Inglés) (Traducción automática)

Corriere della Sera – 23/7/2020 – Italia

Lo chef José Andrés vince il Basque Culinary World Prize, il Nobel per la gastronomia solidale

Alessandra Dal Monte

Oltre 150 mila pasti freschi al giorno. Distribuiti a famiglie con bambini, anziani, persone ammalate o sole in tutti gli Stati Uniti. Con la sua ong «World Central Kitchen», creata dieci anni fa per combattere la fame e la povertà, lo chef ispano-americano José Andrés, 51 anni, si è subito attivato anche in tempi di Coronavirus per aiutare le persone che non riuscivano ad accedere al cibo. Una velocità di reazione — e una capacità organizzativa — che gli sono valse il Basque Culinary World Prize, il premio istituito nel 2016 dal governo basco e dal Basque culinary center per sostenere i progetti che più sanno aiutare la collettività attraverso la gastronomia.