Nota: Unos días después de escribir esto, no podemos resistirnos a recordar una historia que recogíamos en otro articulo de nuestro blog, sobre el origen de los vascos:

“La verdad es que no hacía falta ninguna referencia a sus ancestros, porque como a modo de chiste contaba el sacerdote, también Vasco Francés,  Pierre D’ Iharce de Bidassouet: «Sepa usted que nosotros los Rohan datamos del siglo XII», decía un noble francés. A lo que el aldeano vasco le responde: «Pues nosotros, los vascos, no datamos»”

—————————-

Muchas veces tenemos la impresión de que hay un objetivo básico que guía a los medios de comunicación españoles y, por lo que parece, a una parte de los científicos con ese “sentimiento de pertenencia“. Nos referimos, no es difícil de adivinar, al de combatir con uñas y dientes, cualquier elemento que pueda determinar la existencia de un elemento diferenciador de “lo vasco” con respecto al resto de los habitantes del Reino de España.

Hoy estamos siendo testigos presenciales de una de estas campañas. Un grupo de investigadores han publicado en PNAS “Proceedings of the National Academy of Sciences” un estudio en el que plantean una serie de hipótesis en relación a las posibles similitudes en los rasgos genéticos que muestran unos restos humanos encontrados en Atapuerca y que están datados en unos 5.000 años de antigüedad y los de los “vascos modernos“.

Dicho estudio plantea que los vascos son la consecuencia de la mezcla de los primitivos habitantes del norte península, cazadores-recolectores, y de la primera oleada de agricultores que llegó a la Península Ibérica. Para explicar las diferencias genéticas entre los vascos actuales y el resto de habitantes de la Península ibérica, dan como posible explicación que, si bien esa oleada de emigración sí llegó a asentarse en el territorio actual de los vascos, las demás olas de emigraciones que llegaron a la Peninsula no penetraron, por razones desconocidas, en dicho territorio.

El estudio publicado está lleno de términos lógicos en un trabajo de ese tipo. Términos como “posible interpretación“, o “los datos sugieren“. En definitiva, se trata de una teoría planteada como una linea de trabajo y que tiene el mismo valor, pensamos, que otros trabajos que llegan a conclusiones muy diferentes. Como el del Genographic Project; o las teoría de la colonización por parte de los proto-vascos de la actual Gran Bretaña hace 15.000 años, o los estudios que afirman que existen claras huellas de la “colonización vasca” de Europa tras la última glaciación, o uno muy concreto del grupo de investigación BIOMICs de la Universidad del País Vasco, que demostró una relación genética directa entre los habitantes actuales de Baztan y los restos humanos encontrados en las cuevas del valle y que tienen 15.000 años de antigüedad.

El trabajo publicado recoge una teoría defendida por prestigiosos científicos y basada en una serie de estudios. Una teoría que abre nuevas vías de investigación. y que debería ser contrastada con, por ejemplo, los del grupo de investigación BIOMICs de la UPV/EHU.

Por desgracia la teoría se convierte en una realidad indiscutible cuando pasa del documento científico a los medios de comunicación.

Nos imaginamos que la causa de ese enfoque habrá sido la nota de prensa enviada para informar a los medios de comunicación de la publicación de esta estudio. Pero es que de lo que se afirma en el estudio a lo que se afirma en los medios de comunicación la distancia nos parece abismal. Es un ejemplo claro de como se puede pasar de la ciencia al populismo en un simple salto mortal, sin red. Por cierto, un salto mortal en el que lo único que muere es la Ciencia y el rigor científico.

Nos encontramos en los periódicos españoles frases atribuidas a los científicos responsables del estudio tales como:

El Pais

“Los vascos descienden de los primeros agricultores que nosotros estudiamos en Atapuerca, y de otras regiones, como demuestra un estudio prácticamente simultáneo basado en un individuo de Cataluña”, detalla la bióloga Cristina Valdiosera, del Centro Mixto UCM-ISCIII de Investigación sobre Evolución y Comportamiento Humanos. “No sé si ya estaban en lo que actualmente se considera Euskadi, pero sí podemos decir que están en Atapuerca por lo menos desde hace 5.000 años”, explica la investigadora, coautora del estudio, que se publica hoy en la revista científica estadounidensePNAS.” (Cristina Valdiosera, coautora del artículo)

Diario Vasco

“Es interesante ya que los vascos se han considerado siempre una singularidad europea no solo por su idioma único -que no parece tener relación con las lenguas del grupo indoeuropeo- sino también por su genética. Se ha sugerido que representan una continuidad de más de 10.000 años, y que son descendientes de las poblaciones del Paleolítico de la zona. Ahora hemos visto que eso es rotundamente falso, que no se pueden considerar tan antiguos” (Juan Luis Arsuaga, coautor del trabajo)

Después llegamos ya a la fase patética: “Los nuevos estudios dibujan una realidad menos deseable desde el punto de vista nacionalista” afirma el periodista que firma el artículo de El País.

En primer lugar, qué tendrá que ver quiénes eran y de donde venían unos individuos que vivieron hace 5.000 años, con la existencia de los vascos de hoy. Pero, en todo caso, si una historia de 5.000 años diferenciada es un “golpe” para el nacionalismo vasco, qué podemos decir de las presuntas naciones que se basan, únicamente, en la guerra y la conquista como base de su existencia. Qué podremos decir de una idea de nación que tiene una existencia real, como estructura política homogénea, desde 1812. Unos nacionalismos  tienen en su “ADN” una historia de 15.000 años (o de 5.000) y otros a “Santiago matamoros” o a Viriato “el caudillo lusitano que lucho por la independencia de España“.

Pero volviendo al estudio, nos encontramos que, curiosamente, los autores de esa investigación genética, se adentrar en la explicación del origen del euskera, basándose en criterios que, como mínimo, son muy discutibles.

De todas maneras, esto no es nuevo, lo vivimos en 2010 con otro estudio que “explicaba” cómo los vascos son iguales al resto de los españoles. Un estudio con mucho ruido mediático. Porque al final, los medios de comunicación ( y parece que también algunos científicos) sirven a la ideología que sirven. Por eso cuentan las cosas de determinada forma, o no las cuentan.

Les dejamos el trabajo publicado en PNAS, para que nuestro lectores juzguen sin tanto intermediario. Y, por cierto, para los que les guste esto de la “genética” tenemos un amplio abanico de artículos en nuestro blog, uno de los cuales es, por cierto, el más leído de toda nuestra historia.

PNAS – 7/9/2015 -USA

Ancient genomes link early farmers from Atapuerca in Spain to modern-day Basques

The transition from a foraging subsistence strategy to a sedentary farming society is arguably the greatest innovation in human history. Some modern-day groups—specifically the Basques—have been argued to be a remnant population that connect back to the Paleolithic. We present, to our knowledge, the first genome-wide sequence data from eight individuals associated with archaeological remains from farming cultures in the El Portalón cave (Atapuerca, Spain). These individuals emerged from the same group of people as other Early European farmers, and they mixed with local hunter–gatherers on their way to Iberia. The El Portalón individuals showed the greatest genetic affinity to Basques, which suggests that Basques and their language may be linked with the spread of agriculture across Europe.

(Sigue) (Traducción automática)

Enlace directo al PDF del estudio (en inglés)

anuncio-productos-basque-728x85-2