Open Democracy es un prestigiosa web independiente, pública y sin fines de lucro, enfrentada a los medios de comunicación corporativos que busca formas de debate para el cambio democrático. Entre todos los datos que definen esta publicación digital , podemos resaltar que desde mayo de 2001 ha publicado más de 20.000 artículos, análisis, podcast, videos e intercambios de opinión de 5.000 autores. Tiene más de 215.000 visitantes únicos al mes y el mayor número de esos lectores provienen de Gran Bretaña, USA, Canadá, Australia, India, Alemania o Francia.

En este foto el Lehendakari Ibarretxe ha publicado un artículo titulado “Progreso con raíces” en el que intenta explicar las claves que han permitido que la sociedad vasca en su conjunto y la de la Comunidad Autónoma del País Vasco (CAPV) en particular han sido capaz de despegar de la crisis nacida en la segunda parte de los años 70′. En respuesta a ese artículo nos encontramos cómo la caverna española anti-nacionalista vasca (es decir imperialista española) disparan todas las armas habituales, cargadas de mentiras. Desde que el PNV intentó pactar con Hitler (no se nos ocurre-ironía- de donde habrán podido sacar esa absurda idea), hasta que el desarrollo económico vasco proviene del apoyo de Franco, pasando por la tradicional mentira de que los vascos son ricos, porque son insolidarios con España, o que Sabino Arana era un racista y un nazi.

La verdad es que la cosa ya cansa. Pero aun así es importante. Decimos que es cansado, porque una de las razones por las que nació esta web fue la furibunda reacción del nacionalismo español a la presencia del Lehendakari Ibarretxe en la Universidad de Stanford. Una reacción protagonizada por un “vasco bueno” de esos que ven la luz y pasan de ser nacionalistas vascos a nacionalistas españoles sin pestañear.

Nadie habla de cómo el Gobierno Vasco apostó por la economía productiva, por al industria y el I+D, a través de políticas industriales valientes, en unos tiempos en que desde el Gobienro del Reino de España se aseguraba que la mejor política industrial es la que no existe. Una política económica que ha conseguido que hoy en día el peso del sector industrial sobre el  PIB en la CAPV sea superior al que éste tiene en Europa.

Luego nos hablan, como no, de que el modelo cooperativista vasco esta en crisis porque Fagor está en crisis. Como si fuera extraño que alguna empresa que forma parte del tejido industrial cooperativista vasco estuviera en problemas o simplemente desaparezca. Decir que si eso ocurre estamos ante un signo de la inoperancia o del fracaso del sistema cooperativo vasco, es similar a decir que la desaparición de una industria con formato de Sociedad Anónima en cualquier país europeo es un claro indicador de que el sistema capitalista no funciona.

Mientras vemos como la economía española, creada sobre barro, se disuelve como un azucarillo en una crisis que parece pensada para acabar con ese tipo de economías especulativas, las instituciones vascas continúan con su política de apoyo a la industria y a la formación. Sin duda para muchos no es suficiente y pedirían hacer más. Como los que pedían la nacionalización de Fagor. Nadie se acuerda, parece, que en la crisis de los 80′ muchas empresas tuvieron que cerrar para permitir que el tejido económico vasco se regenerara. Ahora tenemos una economía mucho mas sana que la que se heredó del franquismo, con una estructura de solidaridad mucho mas fuerte y una capacidad de actuación pública mucho más eficaz.

Después del paréntesis de tres años de inacción del Gobierno López, pero repetidor de las nefastas políticas económicas del presidente Zapatero, parece que el camino vuelve a ser el correcto. Los planes de re-activación económica que se han puesto en marcha en la CAPV, marcan, aun tímidamente,  el camino a seguir.

 

Open Democracy  – 22/11/2013 – USA

Progress with roots

centro-cooperativo-mondragon
The Mondragon Cooperative Center. Credit: http://www.mondragon-corporation.com. All rights reserved.

Despite extremely negative circumstances, the Basque People have been able to implement a significant process of positive socio-economic transformation. How was this achieved? By empowering their own self-governing institutions, developing a social economy based around cooperation and public-private partnerships, rejecting the rule of macro-economic orthodoxy, and prioritizing social innovation – all rooted in the strong and fertile soil of local culture.

(Sigue) (Traducción automática)

 

 

anuncio-productos-basque-728x85-2