Este documental se estrena en ETB2, el lunes 6 de enero a las 22:00 horas

Una reflexión personal sobre este documental aquí

Este articulo se escribió antes de que viéramos el documental. Basándonos en recensiones, trailers, explicaciones de los responsables,…. Ahora, después de visto. Nos reafirmamos en todas y cada una de las preguntas, dudas y percepciones que transmitimos en este artículo.

Se ha estrenado en el Zinemaldia, el Festival Internacional de Cine de San Sebastián, un documental que analiza otro documental: Im Lande der Basken de 1944, realizado por Herbert Brieger,  uno de los más preeminentes directores consagrados a la realización de películas de propaganda sobre la Alemania nazi.

El documental que se ha estrenado en Donostia se llama The Basque Swastica (Una esvástica sobre el Bidasoa) en la que se habla del periodo de dominio nazi en Iparralde, es decir de 1939 a 1945 (porque en Euskadi Sur el dominio totalitario se alargó mucho más tiempo, hasta después de la muerte de Franco, con la bendición de las democracias occidentales)

No hemos visto el documental, así que no podemos hablar de su contenido exacto. Pero tenemos que reconocer que en la propaganda del mismo, hay cosas que nos han dejado un poco confusos (por decirlo de alguna manera).

  • Nos deja confusos el título en inglés,  que puede llevar a pensar, por el sentido que tomó este símbolo solar, la existencia de un movimiento pro-nazi vasquista .
  • Nos deja confusos la insinuación que se hace en la portada de la web del documental, en el que de alguna manera se siembra la duda sobre la existencia de un pacto secreto (una alianza oculta) entre el régimen nazi y los vascos. Algo que se repite a lo largo de sus trailers.
  • Nos deja confusos que en el trailer se resalte, de forma exclusiva, la existencia de encuentros o contactos documentados que algunos nacionalistas vascos mantuvieron en aquellos tiempos con los ocupantes nazis. Para inmediatamente afirmar que es Una historia de los vascos que sufrieron la ocupación nazi. Creando una dicotomía entre los movimientos de la ideología nacionalista y los intereses del conjunto de la población vasca.
  • Nos deja confusos que otro de los trailers se inicie con imágenes de Mauthausen, y un texto superpuesto en el que identifica  el lugar y recuerda que: en ese campo de concentración  fueron fusilados miles de prisioneros. Entre ellos muchos republicanos españoles.
  • Nos deja confusos la definición de misterioso film que se otorga al documental alemán, y que se presente como la desconocida historia del Tercer Reich en ambas orillas del Bidasoa (Sic).
  • Nos deja confusos la aparición de vajilla tradicional vasca decorada con esvásticas, como elemento principal del documental

En definitiva hay muchas cosas que nos dejan confusos. Entre otras cosas porque se afirma que es un documental fiel a la Historia, y que para ello se ha contado con el asesoramiento de dos historiadores expertos en la época: Santi de Pablo (nos imaginamos que se referirán a Santiago de Pablo)  y Ludger Mess. En relación a esta visión histórica, merece la pena ser leído, aunque sea amplio, el trabajo que sobre este documental, y su contexto histórico escriben Santiago de Pablo y Teresa Sandoval, Im Lande der Basken (1944). El País Vasco visto por el cine nazi

Todo esto nos deja muy confusos, porque ambos historiadores afirman en sus trabajos que la existencia de contactos entre personas concretas que militaban dentro de las filas del nacionalismo vasco (es decir del PNV) con responsables de la Alemania nazi, fueron hecho aislados y en contra de la postura, directrices y actuación del Nacionalismo vasco en su conjunto,. Un movimiento político democrático que ya desde muchos años antes de la Guerra, desde el inicio de la ascensión del régimen nacional-socialista, se posicionó en contra de esa ideología.

placa-asea-ferrocarriles_vascongados

Un posicionamiento contrario a esa ideología que llegó hasta el punto de que incluso el uso de las esvásticas, comunes en la cultura vasca, fue abandonado de forma consciente en los años 30 del siglo XX, para evitar que hubiese cualquier tipo de relación entre los vascos, el nacionalismo vasco, y la ideología totalitaria nazi. Algo que se hizo a lo largo de toda Europa por aquellos que no comulgaban con el totalitarismo. Como, por ejemplo, lo hizo la empresa sueca de material ferroviario ASEA, que hasta los años 30 utilizaba para decorar las plazas de identificación de sus locomotoras este símbolo tradicional de la buena suerte. Esas máquinas, extraordinarias, fueron usadas en la línea de Ferrocarriles Vascongados y todavía se conserva alguna en el Museo Vasco del Ferrocarril, como se explica aquí. Placas que han dado lugar incluso a denuncias públicas en los periódicos al relacionar este símbolo con el nazismo.

Es verdad. No hemos visto el documental. Pero saben ustedes, los trailers, son algo así como los titulares de los periódicos. Muchos se quedan en estos, sin leer el contenido y otros lo leen pero ya están influenciados por el sentido del titular, que no tiene que coincidir con lo que refleja el cuerpo de la información. Además, sí hemos leído las conclusiones a las que han llegado algunos medios de ¿comunicación? españoles que no tienen ningún problema en cambiar la realidad, con tal de ir en contra del nacionalismo vasco.

No nos gusta la valoración que hace del documental alemán. En el sentido de que afirmar que con él se buscaba presentar una raza pura, aislada, ajena a españoles y franceses y por lo tanto digna de ser considerada como adecuada para vivir como iguales a los alemanes en el Reich de los 1.000 años que dominaría Europa. Lo cual, si fuera cierto, ¿Significaría que, para los nazis alemanes, franceses y españoles no lo serian?. Pero preguntas absurdas aparte, no nos gusta, porque si se dan cuenta, el planteamiento, el concepto de documental, la idea que rigen muchas de las tomas, e incluso el título, son similares al documental que Orson Welles rodó años después, también en tierras de Iparralde. ¿Sería el director americano un nazi disfrazado, que buscaba resaltar la pureza de la raza vasca y su inclusión en el elenco de razas no contaminadas? Mas bien nos parece que en el caso de Orson Welles, al menos,  lo que le guió fue una mirada romántica que buscaba resaltar la personalidad de un Pueblo, el Vasco, que luchaba por sobrevivir en ese rincón de Europa.

En los años en que se rueda el documental y en los que se insinúa una especie de pacto secreto, acuerdo, acercamiento, aproximación…entre nazis y nacionalistas vascos, estos últimos estaban en las cárceles, o en el exilio, luchando contra todos los totalitarismos. Algo que habían hecho antes, en la Guerra Civil, cuando las llamadas Democracias occidentales dieron la espalda a la República; lo hicieron cuando los Comunistas soviéticos pactaban el reparto de Polonia con los Nazis y lo hicieron después cuando, de nuevo, las Democracias occidentales se olvidaron de sus Principios y aceptaron al régimen franquista, hijo putativo de Hitler y Mussolini, en los foros internacionales. Esa es la Historia real, la de verdad, la Historia frente a la que esos posibles acercamientos de algunos miembros del PNV a los nazis, a título personal, no son más que una anécdota sin importancia. Mucho menor que la permisividad  que mostraron Francia y Gran Bretaña con las conquistas alemanas anteriores a la invasión de Polonia; el pacto URSS-Alemania de invasión y reparto de este país; o el alzamiento franquista, sus apoyos internos y externos, y los 40 años de miseria que trajo la dictadura del general rebelde Francisco Franco.

Pero es verdad. Sí  había vascos nazis, admiradores de los nazis, amigos de los nazis, pronazis, y que aplaudían cada acción de éstos durante todo el tiempo en que gobernaron Alemania. Eran los que se unieron a los franquistas, los que lucharon contra la República, y los que apoyaron el régimen criminal de Franco. Todos ellos considerados como buenos españoles, con lo que, para algunos, ese pequeño error de ser fascistas totalitarios, es un pecado venial. Pecado venial para aquellos que piensan que la dictadura de este personaje y sus adeptos, fue un mal menor y que las cosas no fueron tan malas (seguro que para ellos y los suyos, no)

Les dejamos la información publicada en The Hollywood Reporter, los trailers del documental, y una referencia de qué lectura se puede hacer por parte de aquellos que se agarran a un clavo ardiendo para demostrar que esos vascos nacionalistas no son más que unos malos españoles, o unos demonios con rabo y cuernos.

The Hollywood Reporter – 25/9/2013 – USA

The Basque Swastika: San Sebastian Review

A World War II documentary having its world premiere in San Sebastian holds special interest for festival audiences. The Basque Swastika is a rare film that looks at the Nazi occupation of the Basque areas of France and Spain. Featuring interviews with survivors and children of residents, as well as extensive newsreel footage, the film opens a compelling window on Basque resistance and cooperation with the Nazis. Some of the images are especially resonant, including newsreel footage of German planes crashing on the beach at San Sebastian and another scene of German boots lined up on the sand at Biarritz while the occupying soldiers took advantage of a little R and R. Although the film may not have much life beyond this particular festival, it was well received here and proved quite eye-opening.

(Sigue) (Traducción automática)

———————————————

TRAILER The Basque swastika (Inglés)

Link directo al vídeo

———————————-

Una esvástica sobre el Bidasoa (Trailer)  (Castellano)

Link directo al vídeo

———————————-

The Basque Swastika, teaser

Link directo al vídeo

———————————

Libertad Digital – 22/9/2013 – España

Un documental narra que el PNV negoció con los nazis la independencia vasca

El documental Una esvástica sobre el Bidasoa, que fue estrenado ayer en el Festival Internacional de Cine de San Sebastián (Zinemaldia), revela la existencia de contactos entre representantes nacionalistas vascos y dirigentes nazis durante la Segunda Guerra mundial. El filme recoge el testimonio de testigos de la época, historiadores y documentos alemanes, según los cuales durante la ocupación de Francia, hubo un acercamiento de dirigentes de PNV con nazis para tratar de asegurarse de los alemanes una hipotética independencia de Euskadi. “Había que jugar a ganador por una vez” confirma los contactos el exalcalde de San Sebastián Ramón Labayen (PNV), que añade que “había cierta esperanza de que los alemanes nos apoyaran frente a Franco.”

(Sigue) (Traducción Automática)

anuncio-productos-basque-728x85-2