Nuestro querido New York Times, que tanto escribe sobre los vascos, nos ha vuelto a dar una alegría. Esta vez de de la sección «Eat» donde la cocinera, periodista y escritora Dorie Greenspan ha publicado un artículo sobre el pastel vasco que deja al lector con unas ganas enormes de comerse uno o dos.

Pero también deja con ganas de visitar nuestro país al enumerar algunas de las joyas gastronómicas, y no gastronómicas, que nos podemos encontrar en el País Vasco continental: el queso Ossau-Iraty, el vino Irouleguy, las alpargatas, las tradicionales telas con líneas de colores, o el chocolate enriquecido con Espelette. Y la lista se le ha quedado corta.

Nuestro país «enreda» a los que disfrutan de él. A veces, incluso, de formas que para la mayoría pueden pasar por casualidades. A Dorie Greenspan se lo hizo haciendo que tomara la dirección «equivocada» en un cruce. Eso le llevó a Sare, una población vasca de una belleza arrebatadora, y que alberga algo que a nuestra autora le fascinó:El Museo del Pastel Vasco (Musée du Gâteau Basque).

Allí descubrió esta joya de nuestra gastronomía y a  su fundador, el pastelero Bixente Marichular, presidente de Bizi Ona Slow Food Pays Basque. Y allí saltó el amor entre la autora y este postre vasco.

Un amor que dura y perdura, como lo demuestra este artículo publicado en mayo de 2021 que rememora un viaje que realizó con su marido hace mas de diez años.

Vuelva en cuanto pueda, conozca todo nuestro país, desde Baiona a Tudela, y descubrirá, sin duda, por qué somos The Culinary Nation.

New York Times -5/5/2021 – USA

The Jam-Filled Pastry of My Dreams

Fourteen or so months into Covid-times and more than 450 days since we left our home in Paris thinking we’d be back in a few weeks, I keep dreaming of travel. One morning, I woke up thinking I was on a beach, not my usual dreamscape, but nice. Once, I dreamed I’d bought so many lilies of the valley on May Day that I couldn’t carry them home.

(Sigue) (Traducción automática)

Foto de portada: Heami Lee para The New York Times. Estilista gastronómica: Maggie Ruggiero. Estilista de utilería: Amy Wilson.