Esa idea de que los niños y las verduras viven en una guerra permanente, nunca la hemos vivido personalmente. En nuestro entorno lechugas, tomates, calabacines, acelgas, y demás verduras han sido siempre parte de la dieta de los más jóvenes sin problema alguno (salvando una extraña fobia del hermano de uno de nosotros a las vainas). Pero en todo lo demás nadie en nuestro entorno ha mostrado ninguna animadversión a los productos de la huerta.

Pero también sabemos que son muchos los casos en que esto es una realidad. En muchos hogares la presencia de las verduras en el plato inician una batalla en la que nadie sale ganado.

Seguramente por eso el Daily Mail ha dedicado un amplio reportaje, firmado por Pat Hagan, a comentar el estudio que ha realizado el Basque Culinary Center (BCC) para encontrar modos de que los más jóvenes disfruten de estos productos tan importantes para mantener una dieta equilibrada.

Al revés de lo que a veces se intenta en muchos hogares, el truco no está en esconderlas o disimularlas. El estudio de BCC no dice que la mejor manera de que las niñas y niños coman verduras, o fruta, es que las conozcan, y que visiten los mercados con sus padres para hacer las compras.

A veces, a menudo, lo más sencillo es lo más eficaz.

Daily Mail – 16/9/2017 – Gran Bretaña

Want your children to eat vegetables… and enjoy them? Take them to the supermarket, say researchers

As any parent will verify, coaxing a child into eating their greens is not a pleasant experience. But researchers now claim to have found the secret to getting them to eat vegetables… and enjoy them. It seems children who help choose the ingredients to make vegetable-based snacks are much more likely to eat them.

(Sigue)( Traducción automática)

 

 

anuncio-productos-basque-728x85-2