Nuestros lectores habituales saben de lo mucho que peleamos contra la idea de que el Efecto Bilbao, o el Milagro Bilbao, sea la consecuencia directa y unívoca de la construcción del Museo Guggenheim Bilbao. Algo que se repite con demasiada frecuencia, incluso entre personas que por su conocimiento y formación no debieran quedar cegadas por el brillo del titanio. Pues bien, por una vez nos hemos encontrado a alguien que ha entendido de verdad que es lo que ha pasado en Bilbao. Felicidades pues a Iván Poduje, por su acertado análisis.

No vamos a volver a exponer aquí nuestras explicaciones de lo que ha pasado, y está pasando, en Bilbao. Los  que estén interesados, las pueden leer aquí o aquí. Así que no vamos a repetirnos. Pero si pensamos que hay algunos detalles del artículo que, sin duda debido a las limitaciones del espacio no quedan bien reflejados.

En primer lugar un tema de volumen. El numero de visitantes al Museo Guggenheim Bilbao (MGB) ha sido en 2010 de algo menos de un millón de personas. Ya nos gustaría que fueran 5 millones sus visitantes, pero aun le falta recorrer un buen trecho para conseguirlo, aunque no es algo imposible a medio plazo.

El segundo está relacionado con las bases de la transformación urbana de Bilbao. Los ejes de la transformación, los elementos claves que permiten que haya pasado lo que ha pasado en esta ciudad vasca son:

  • La limpieza de la Ría, con una inversión aproximada de unos 800 millones de € en los últimos 25 años
  • La construcción del Puerto Exterior de Bilbao, que permitió dejar libres todas las terrenos que éste usaba a lo largo de todas las orillas de la Ría de Bilbao. Con una inversión aproximada de 650 millones de €.
  • La creación de un eje vertebrador que estructura el área metropolitana: Metro Bilbao. Con una inversión de mas de 1.900 millones de euros.
  • La creación de la Sociedad Bilbao Ría 2000 que coordino los trabajos de todas  las instituciones con intereses en Bilbao y que se ha encargado de impulsar y dirigir muchas operaciones clave de esta transformación urbana
  • La voluntad de las Instituciones vascas, empeñadas en sacar a la sociedad vasca de la profunda crisis social, económica y política en la que se encontraba tras el final de la dictadura. De tener  más de un 25%  de paro y un tejido industrial destruido por la crisis de la siderometalurgia que afectó  a toda Europa, la sociedad vasca ha pasado a ser una de las euroregiones con mayor PIB per cápita. Todo ello en 25 años y con una gestión que sólo puede ser calificada como brillante, como mínimo. Un dato para entender por que lo calificamos así: en estos momentos y a pesar de todas estas actuaciones el Ayuntamiento de Bilbao tiene un nivel de deuda cero.

En total las principales actuaciones realizadas, o en marcha de esta transformación de Bilbao superan ampliamente los 7.000 millones de euros.  Con lo que, los 166 millones de euros de coste de la puesta en marcha del Museo, no son en absoluto significativos.

Lo que resulta del todo chocante, es que esa visión deformada del Efecto Bilbao, que relaciona Museo y Éxito como un binomio indisoluble, se haya apoderado de la información internacional, hasta el punto de hacer creer a los responsables políticos de que eso es así. Una simple llamada para hablar  con los responsables de la la Diputación Foral de Bizkaia o del Ayuntamiento de Bilbao, les sacaría del error. Porque, nos consta, estos responsables siempre explican que el Museo no es causa, sino consecuencia de la transformación de Bilbao. Los mismo que sabemos que están muy dispuestos a explicar los modelos de colaboración institucional que tan buenos resultados han dado en esta ciudad vasca.

Imagen de satélite del Bilbao metropolitano

 

Chile, en este caso, pero todos los países iberoamericanos, gracias a la presencia de los vascos y sus descendientes, tienen una conexión directa con Euskadi, donde son recibidos más que con los brazos abiertos, como hermanos. Nuestra recomendación a todos los responsables políticos que piensen en operaciones de este tipo es: pónganse en contacto con las instituciones vascas, están deseosos de contar sus experiencias y de intentar que las mismas sirvan para que otros casos sean casos de éxito, como lo han sido en Euskadi.

La Tercera – 1/11/2011 – Chile

El mito del Guggenheim

RANK O. Gehry es un arquitecto norteamericano que se hizo mundialmente conocido por su proyecto del Museo Guggenheim de Bilbao, una obra que impacta por un diseño plagado de curvas cubiertas por placas de titanio. Pero más allá de su espectacularidad formal, el museo ha sido el emblema de un proceso de recuperación urbana que sacó a Bilbao de un largo período de decadencia y la posicionó como una de las urbes más dinámicas de Europa. Además, fue una inversión muy rentable, ya que su costo de US$ 154 millones fue largamente pagado con los cinco millones de visitas que recibe anualmente y el consiguiente efecto sobre el PIB regional, estimado en cientos de millones de dólares.

(Sigue) (Traducción automática)

 

anuncio-productos-basque-728x85-2