Boise State Public Radio (que forma parte de la red NPR) ha publicado un artículo de Arlie Sommer en el que se habla del poder de la música y el baile como elementos integradores de la comunidad vasca en aquella parte del mundo.

En el texto y en el audio que se ha emitido en la emisora podemos encontrar «viejos conocidos» de los lectores de este blog, desde Pat Bieter,  el «católico alemán de Milwaukee» que se casó con una vasca y se convirtió en uno de los principales puntales de la comunidad vasca en Boise, hasta el grupo de euskal dantza Oinkari, que desde Boise difunde esa parte fundamental de la cultura de nuestra nación. Incluso en esta línea de acontecimientos está presente el actor Bill Petersen (el protagonista de CSI Las Vegas) que estuvo estudiando en Oñati.

Pero en el artículo el eje fundamental lo forma una pareja que parece que estuvo siempre unida, Dan Ansotegui y el acordeón. Una relación, la de Ansotegui y este instrumento, que también nació en Oñati en el grupo que impuso Pat Bieter.

Él también ha sido un visitante habitual de nuestro blog, tanto por formar parte del grupo norteamericano de música vasca «Amuma says no», como por haber recibido el National Heritage Fellowship (NEA), el reconocimiento que desde 1982 entrega a los artistas tradicionales de los USA el Fondo Nacional de las Artes del gobierno de aquel país.

Toda la entrevista es extremadamente interesante, pero de todo, lo que más nos ha gustado, en lo que más nos hemos sentido reconocidos es en esta afirmación de Ansotegui:

«Creo que eso es en lo que los vascos han sido realmente buenos, es mantener su cultura y, sin embargo, permitir que cambie y seguir siendo vasca»

La cultura vasca, y la nación vasca, sigue existiendo por su capacidad de asimilar y «vasquizar» lo que recibe como aporte. Al contrario de lo que afirman los que desearían que fuéramos asimilados y desapareciésemos como cultura, como pueblo y como nación. Porque ni somos impermeables a otras realidades, ni somos enemigos de los que se acercan a convivir con nosotros. Al contrario, la clave de nuestro éxito, de nuestra permanencia en la linea de la historia que contiene a las culturas y naciones vivas, es nuestra capacidad de adaptarnos y de hacer propio lo que de bueno traen los que se unen a nosotros. Eso ha permitido que los agoreros que nos declaraban como un pueblo que estaba condenado a desaparecer se equivocaran de plano y de pleno.

Algo que nos lo decían desde una posición de «cariñosa resignación» como en el caso de Élisée Reclus que ya recogimos con amplitud en nuestro blog. Y en otros casos, como en el de Friedrich Engels, la opinión era mucho más terrible e indigna:

«No hay país en Europa que no disponga en alguna de sus esquinas de una o varias ruinas de pueblos, residuos de antiguas poblaciones, arrinconadas y sometidas por la nación que con posterioridad se convierte portadora del desarrollo histórico. Estos restos restos de una nación machacada sin piedad por la marcha de la historia, estos excrementos de pueblos, se convierten una y otra vez hasta su extinción o desnacionalización en portadores fanáticos de la contrarrevolución. Es más, su propia existencia es una protesta contra la gran revolución histórica.
En Escocia los gaélicos, apoyo de los Estuardo desde 1640 a 1745.
En Francia los bretones, apoyo de los Borbones desde 1792 a 1800.
En España los vascos, el principal apoyo de Don Carlos.
La próxima guerra mundial hará desaparecer de la faz de la Tierra no ya sólo a clases y dinastías reaccionarias, sino también a pueblos reaccionarios enteros. Lo cual también es un progreso.»

Ni somos reaccionarios, ni hemos desaparecido. Seguimos vivos y llenos de futuro. Tanto en el interior de nuestra patria, como en esa parte de nuestra nación que está en la diáspora y a la que tanto debemos.

Boise State Public Radio – 24/9/2020 – USA

The Basque Accordion Builds Community In Idaho

From music, to food, to Boise’s Basque Block and the Jaialdi Festival, to the Trailing of the Sheep in Ketchum, Basque culture plays a big role in southern Idaho and Dan Ansotegui has played an important role in promoting that. Ansotegui teaches the traditional Basque push button accordion music that accompanies many of these community events.

(Sigue) (Traducción automática)