Escribimos mucho sobre la presencia de los pasionistas vascos en la Amazonía peruana. Como ya hemos explicado en numerosas ocasiones, es consecuencia de una mezcla de razones. Son muchas, pero si tenemos que resaltar algunas, éstas serían: nuestra debilidad por esta orden que tanto ayudó a los vascos anti-franquistas; su compromiso en la Amazonía con los mas pobres y necesitados; sus posiciones progresistas profundamente afines a la Iglesia más cercana al pueblo; su oposición a que esa parte del mundo sea un campo de batalla o que sus habitantes sean rehenes o peones de una violencia que ni les ve, ni les respeta, ni les preocupa; su lucha contra las poderosas fuerzas que quieren exprimir a esa parte del mundo para esquilmar todos sus recursos y a sus habitantes; su defensa del entorno.

Por eso no hemos querido dejar pasar la perder oportunidad que nos ha dado la III edición del Día de la Diáspora Vasca para dejarles, de nuevo, ser protagonistas en nuestro blog. En la semana que en este mes de septiembre se ha dedicado a su celebración, compartimos el mensaje que envió a los vascos de todo el mundo el pasionista vasco Jesús María Aristín, recién nombrado por el Papa Francisco como Obispo del Vicariato Apostólico de Yurimaguas. Un mensaje de uno de las muchas vascas y vascos que abandonaron su tierra y se convirtieron en miembros de nuestra diáspora guiados por el objetivo de ayudar a hacer un mundo mejor.

Ahora, cuando este mes de septiembre se acaba, queremos compartir una intensa video-entrevista que le hemos realizado con el objetivo de que nos cuente la historia de la presencia de los pasionistas vascos en aquella parte del mundo y, sobre todo, para que nos haga un relato de los más de 100 años de compromiso de estos vascos con los habitantes de aquellas tierras.

El relato de del Obispo Aristín es de los que no deja indiferente. Nos guía por un largo y apasionante camino. Un camino que empieza con el descubrimiento por parte de los primeros misioneros vascos de cuál era el objetivo prioritario que tenían en la selva amazónica: la lucha por la defensa de la dignidad de los habitantes de aquellas tierras. Y acaba con el empeño en el que se encuentran en estos momentos: la defensa de esas tierras para evitar que caigan en las garras de los que quieren expoliarlas y condenar a sus habitantes a la miseria y la desolación. Y nos lo cuenta con claridad y sin eufemismos.

Por ese camino nos muestra cómo, integrados en una comunidad que les recibió con los brazos abiertos, los pasionistas vascos han sido un elemento clave para dotar a su comunidad de todo tipo de recursos básicos, desde las escuelas a la electricidad, pasando por centros de formación profesional, hospitales, emisoras de radio, bibliotecas… En definitiva creando comunidad.

Ahora están empeñados en la lucha contra la deforestación; contra la extracción incontrolada de materias primas; y en la defensa de un crecimiento equilibrado que beneficie a los habitantes, y no a las multinacionales, para garantizar a sus convecinos un futuro digno. Una lucha que es por los habitantes amazónicos y por todos nosotros, porque defender la integridad amazónica, es defender el futuro del conjunto de la Humanidad.

Tampoco hemos dejado pasar la oportunidad, y hemos hablado con él del Sínodo Amazónico y de la propuesta presentada desde este Vicariato Apostólico: que pueda haber sacerdotes casados. Una posibilidad que ha hecho crujir las cuadernas de la parte de la Iglesia católica que vive anclada (¿embarrancada?) en un pasado basado en el control y el poder.

Una entrevista que nos muestra algunas de las mejores cosas que los vascos podemos ofrecer al mundo. Y no estamos hablando de religión. Estamos hablando de compromiso y solidaridad, de entrega y esfuerzo. Un campo en el que nuestras misioneras y misioneros han dado mucho y muy buen ejemplo.

Queremos agradecer a Monseñor Aristín su amabilidad por dedicarnos su tiempo. Además queremos resaltar el apoyo y colaboración que, en todo lo relacionado con los pasionistas vascos en el Perú, hemos recibido de la Hermandad de Nuestra Señora de Aranzazu de Lima, de Limako Arantzazu Euzko Etxea – Lima Basque Center (de una conversación con alguno de sus miembros nació la idea de esta entrevista); así como de la Revista Oiga, fundada hace 72 años por el periodista vasco-peruano (o peruano-vasco) Paco Igartua.

No se pierdan la entrevista. Descubrirán muchas cosas sobre la labor de muchos vascos en el corazón del Amazonas durante más de 100 años.


Con la colaboración de:

Logo de la Hermandad y la Euzko Etxea de Aranzazu en Lima

Interactive Whiteboards by PolyVision

 


Asamblea 2020 del Vicariato Apostólico de Yurimaguas
Asamblea 2020 del Vicariato Apostólico de Yurimaguas