En este blog hemos ido recogiendo referencias a temas y grupos musicales vascos que por una razón u otra nos han parecido interesantes.

Lo hicimos cuando nos referíamos al origen vasco de dos de los villancicos tradicionales más importantes en Gran Bretaña. También hablamos del origen vasco de una canción judía que puede ser considerada como el “himno extraoficial” de aquel país. Hemos escrito mucho sobre Kalakan, un grupo vasco que nos fascinaba desde mucho antes de que Madonna les conociera en la población labortana de Getaria a través de dos extraordinarias pianistas vascas, las Hermanas Labèque, y se los llevara de gira mundial. Hemos recorrido en vídeo muchos rincones de nuestra nación con la música y la danza como excusa. Hemos recordado cómo la música y la danza de los vascos tuvieron un lugar de honor en la corte francesa de Versalles.  Hemos recogido grabaciones de música vasca interpretada en los USA y guardadas en la Biblioteca del Congreso de aquel país. O hemos acompañado al irlandés Brendan Donnelly y el músico vasco Beñat Fuentes en su proyecto en China. Y son sólo unas pocas de las muchas informaciones que hemos ido recogiendo bajo el epígrafe «música».

Entre todas estos artículos había una referido a un grupo vasco de metal sinfónico, Diabulus in Musica, en la que hablábamos del grupo y del que, en 2014, era su nuevo disco: «Argia».

Hoy vamos a volver a hablar del grupo, y en especial de su solista Zuberoa Aznárez, que nos ha sorprendido con una faceta de ella que no conocíamos: su trabajo en el mundo de la música tradicional vasca. Lo ha hecho con su versión, para voz y arpa celta, de «Lo Hadi Aingürüa», una nana zuberotarra que es, simplemente, maravillosa. Decimos lo de maravillosa, porque no es fácil escoger las palabras adecuadas para describirla, hay que oírla.

El grupo en el que desarrolla su faceta «metal-sinfónico» ha presentado a principios de este año un nuevo disco, del que su primer single es Otoi. Hay que tener en cuenta que su casa de discos es austriaca y su mercado está, en lo fundamental, fuera de nuestra nación. Para que nos hagamos una idea, en poco más de 8 meses desde que compartieron este tema ha alcanzado más de 80.000 reproducciones en Youtube.

Nos ha parecido tan interesante que no sólo hemos decidido compartirlo con nuestro lectores, sino que hemos pedido a la protagonista de esta historia Zuberoa Aznárez que nos cuente la historia de estos temas y su trabajo.

Por cierto, para ilustrar su texto hemos escogido una foto suya en un lugar lleno de historia. las Salinas de Añana en Araba.

El video de Youtube tiene la letra en euskera, inglés y castellano

Zuberoa Aznárez

Zuberoa Arnaez en Añana
Zuberoa Arnaez en Añana

 

Mi nombre es Zuberoa Aznárez. Soy cantante e historiadora por lo que siempre he sentido una especial debilidad hacia la música antigua en general. Desafortunadamente muchas de las canciones de tradición popular han desaparecido, pero otras muchas han sido conservadas gracias a la labor musicológica del padre Donostia, de Azkue… Son canciones preciosas, y muchas no son muy conocidas, así que hace tiempo me decidí a grabar mis favoritas poco a poco, por mi cuenta. Si todo va bien, espero publicarlas juntas en un CD de cara al próximo año. De momento acabo de publicar esta preciosa nana de Zuberoa en una versión íntima con arpa celta y voz.

Zuberoa es un territorio vasco por la que siento un cariño especial (no solo por mi nombre y por mi segundo apellido, Mauleón, caprichos del destino). Además, mi familia paterna es roncalesa, de Garde concretamente y la historia del valle está muy ligada a la de Zuberoa (la leyenda de la Virgen de Zuberoa en Garde, el tributo de las tres vacas, la historia de las “enarak”, las alpargateras que viajaban a pie hasta Maule…). Incluso el ya desaparecido euskara roncalés era muy similar al suletino.

Zuberoa mantiene muy vivas sus tradiciones y allí se canta muchísimo, así que se conservan melodías maravillosas como la de esta nana, en un euskera igualmente bello, como lo fue el roncalés. Es por eso que para mí tiene un significado especial.

Por otro lado, aunque en mi proyecto solista me centro principalmente en mezclar la música folk con la clásica, tengo otro proyecto de metal sinfónico, Diabulus in Musica, con el que hemos publicado cinco discos internacionalmente, los cuatro últimos bajo el sello austriaco Napalm Records. Aunque cantamos principalmente en inglés y nos movemos más fuera, siempre he introducido pequeñas partes en euskera en las letras, con la intención de dar difusión a nuestra cultura.

El primer single de nuestro último disco está cantado íntegramente en euskera. Se titula “Otoi” y es nuestro particular homenaje a nuestros antepasados y a la mitología vasca. El vídeo se rodó en el precioso caserío de Igartubeiti, del S.XVI. Me llamó la atención que tras publicar el single, mucha gente no conocía la existencia de nuestra lengua y recibí muchos mensajes interesándose por ella y nuestra historia”.

OTOI
Urtzi, zeruko argia, ekaitza sortzen duena
Arbasoen babeslea, une honetako ahaztua
Non zaude? Non gaude? Ahaztu egin gaituzte
Denborak dena irentsi du eta zimeldu gaitu
Bere atzaparretan atzemanak gaude, gure sustraiak non daude?
Amari, deitzen dizut ozenki
Indarra emaiozu herriari
Urtzi, Amariren semea
Niregana heldu zara
Bidea erakustera, itxaropena ekartzera
Non zaude? Non gaude? Ahaztu egin gaituzte
Denborak dena irentsi du eta zimeldu gaitu
Bere atzaparretan atzemanak gaude, gure sustraiak non daude?
Amari, deitzen dizut ozenki
Indarra emaiozu herriari
Amari, deitzen dizut ozenki
Indarra emaiozu herriari
Urtzi, la luz del cielo, que desencadena una tormenta
El protector de los antepasados,  olvidado ahora
¿Dónde estás? ¿Dónde estamos? Nos han olvidado
El tiempo lo ha devorado todo y nos ha marchitado
Estamos atrapados en sus garras, ¿dónde están nuestras raíces?
Amari, te llamo en voz alta.
Dale fuerza al pueblo
Urtzi, hijo de Amari
Llegaste a mí.
A mostrar el camino, a aportar esperanza
¿Dónde estás? ¿Dónde estamos? Nos han olvidado
El tiempo lo ha devorado todo y nos ha marchitado
Estamos atrapados en sus garras, ¿dónde están nuestras raíces?
Amari, te llamo en voz alta.
Dale fuerza al pueblo
Amari, te llamo en voz alta.
Dale fuerza al pueblo

Interactive Whiteboards by PolyVision