A Aitor Francesena, alias «Gallo», nacido en Zarautz, le encanta el surf, del que es un experto practicante y un reconocido monitor. A pesar de su amor por este deporte, se le auguró en numerosas ocasiones que tendría que «olvidarse del surf».

Lo tuvo que escuchar muchas veces desde que en su infancia, se le diagnosticó un glaucoma congénito que le encaminaba de forma inevitable hacia la ceguera. Con lo que no contaban todos los que pensaban esto, era con su voluntad. Porque, incluso después de perder la vista por completo hace unos años, continúa practicando su pasión a diario, como surfista y como profesor. Es más, ha conseguido convertirse en un campeón del mundo del surf adaptado.

Esta historia de superación ha sido recogida en varias ocasiones por medios vascos. Ahora traemos un artículo que ha publicado la web norteamericana Maritime Herald que se dedica a recoger informaciones sobre transporte marítimo, astilleros, puertos, piratería marítima y negocios en alta mar.

Además, incluimos un video-reportaje publicado hace un año por la edición en inglés de la web de la cadena pública de información Deutsche Welle.

MaritimeHerald – 7/11/2019 – USA

The Blind Surfer Who Learned To Live Against The Tide

Aitor Francesena, aka “Gallo”, had to listen several times to “forget about surfing” since childhood, due to the congenital glaucoma he had been diagnosed. However, and even after losing his sight completely a few years ago, he continues to practice his passion on a daily basis, demonstrating that there is no limit greater than oneself.

(Sigue) (Traducción automática)

Deutsche Welle – 3/9/2018 – Alemania

Blind surfer Aitor Francesena coaches youth

The world of surfing: big waves, sandy beaches, blue skies. It’s easy to picture, right? Now imagine if you were unable to picture it. This is the story of a blind surfing coach who more than makes do with his other senses on his favorite waves.

(Sigue)