Teníamos guardada con cariño este artículo publicado por Carlos Evia Cervantes en el diario mexicano Novedades Yucatán. En el se nos cuenta la historia/leyenda de Teodosio de Goñi fundador del santuario de San Miguel de Aralar.

La razón de ese cariño es que el él se juntan varios elementos que nos resultan especialmente queridos.

San Miguel In Excelsis
San Miguel In Excelsis

En primer lugar porque se centra en el santuario de San Miguel de Aralar uno de los centros espirituales más importantes y de mayor significado para los vascos desde hace más de 1.000 años. Al Arcángel San Miguel es, para el Nacionalismo vasco, patrón de Euzkadi desde 1909. Su festividad, la de San Miguel In Excelsis, es para muchos vascos motivo de celebración y alegría. Aunque también hay que recodar que en 1936, en el dia de su festividad, se consumó el asesinato por parte de los insurrectos requetés del alcalde de Estella, Fortunato de Aguirre, odiado por los insurgentes por vasco, por demócrata, y por haberse enfrentado al caciquismo que durante muchos años, incluso en tiempos recientes, ha dominado Navarra y la ha gobernado como un feudo privado.

Nosotros, que visitamos este lugar con cierta asiduidad, cada vez que estamos allí sentimos el peso de la historia. No es difícil notar la fuera que transmite ese lugar, ya sea mientras se visita el Santuario, hollado por tantos visitantes a lo largo de más de su más de 10 siglos de existencia; o cuando desde el borde del precipicio se observa. muy abajo, la Sakana, el gran eje natural que une dos de la capitales de nuestra patria, Vitoria e Iruña.

Además esta historia está contada desde la Península del Yucatán, un lugar en el que, como contábamos hace un tiempo, los lauburus vascos tienen una reseñable presencia. Ejemplo de la herencia vasca repartida por toda América.

Creemos que hay que hacer una puntualización al texto de Carlos Evia Cervantes. Barandiaran no estudió «el folclor y la tradición oral de España, específicamente de Euskadi o el País Vasco». En realidad lo que hizo fue estudiar el floclor y la tradición oral de los vascos. No hay que olvidar que los vascos viven en lo que es ahora territorio del Reino de España y de la República francesa. Es más, Aita Barandiaran paso los últimos años de su vida exiliado en el País Vasco continental, la parte de nuestra nación bajo administración francesa. Allí siguió estudiando a los vascos, porque en tierra vasca se hallaba. Y se exilió, como decenas de miles de vascos, huyendo de los insurrectos que derrocaron la República y persiguieron la Cultura vasca.

Les dejamos la información del diario mexicano, y la entrada de la Enciclopedia Vasca Auñamendi dedicada a este lugar tan extraordinario.

Novedades Yucatán – 20/3/2019 – México

El arcángel San Miguel y el dragón

José Miguel de Barandiarán y Ayerbe fue uno de los más grandes estudiosos del folclor y la tradición oral de España, específicamente de Euskadi o el País Vasco. Recopiló un relato mítico muy famoso que fue motivo de inspiración para muchos dedicados al arte de la pintura.

(Sigue) (Traducción automática)

Enciclopedia Auñamendi –  – Euskadi

El arcángel San Miguel

Antes, mucho antes de que escribiera el padre Burgui, los historiadores que se ocuparon de Navarra con más conocimientos (e incluso por encargo de las autoridades del reino), como el padre Moret, no vincularon la fundación del Santuario de San Miguel de Excelsis a los hechos de don Teodosio, pero sí hicieron referencia a los instrumentos más antiguos en que el mismo santuario aparece citado.

(Sigue) (Traducción automática)

Noticias de Gipuzkoa – 29/9/2018 – Euzkadi

Fue un día de San Miguel

Escudo de Euzkadi con San Miguel de Aralar

Dice irónicamente mi hijo Mikel que en mis colaboraciones periodísticas de temática histórica o política, “ya va tardando mucho Irujo en aparecer”. Y yo prefiero indicarle que, en realidad, intento escribir sobre el sentido amplio en el que ha de asentarse la concepción democrática y sobre la verdadera naturaleza de las libertades humanas. Libertad y democracia, acepciones tan deterioradas en el sistema político español, fueron defendidas por Manuel Irujo siempre, en todo momento y lugar, pagando por aquella tamaña osadía con “cuarenta y largos años de exilio”, que, aún en excelente forma y vigor, pudieron contemplar los abertzales que acudieron a la Asamblea Nacional de EAJ-PNV en Iruña en 1977.

(Sigue) (Traducción automática)