Tenemos que reconocer que la obra «Patria» de Fernando Aramburu, no nos ha parecido que vaya más allá de una obra entretenida, intranscendente… si no tratara de unos sucesos tan serios y complejos como los vividos en nuestro país.

Como libro, no nos pareció gran cosa. Una narración bien escrita con un contenido dirigido, sobre todo, a agradar a los que vivieron esos años lejos de Euskadi, como hizo el autor. Un libro donde hay «buenos» y «malos» dibujados con brocha gorda. Con un desarrollo de los personajes que sólo tiene como objetivo reforzar los arquetipos que existen en la mente del público al que iba dirigido.

El resultado ha sido muy bueno. Tanto como para que haya acabado convirtiéndose en un éxito a nivel internacional y hasta se hagan series. Las razones son claras, es un relato que habla de buenos dignos y de malos, o tontos o miserables. Fácil y sencillo. Un relato en el que «la renuncia a España» se cura, o se evita, leyendo …

Hemos encontrado muchas críticas de diarios de todo el mundo sobre esta obra de un autor al que, lo reconocemos, no  le tenemos mucho «cariño político». En todas, veíamos cómo esa simplificación de las cosas, ese «trampantojo», era aceptado por sus autores.

Cuando nos llegó el pasado 2 de mayo la publicada por el New York Times, y firmada por Jennifer Croft, cometimos un pecado: no la leímos. Bueno, leímos su primer párrafo y nos equivocamos. Pensamos que era «una más». Nos olvidamos de que estábamos ante el New York Times, un diario que casi nunca es «uno más», tal y como nos lo ha demostrado a lo largo de estos años. Aunque, en nuestro descargo, hay que reconocer que el título del artículo, ayuda.

A Jennifer Croft le parece que esa sencillez no puede coincidir con la realidad y hace preguntas y apreciaciones. Un refugio entre tanta críticas aparecidas en muchos países y que podrían haber sido escritas por el agregado cultural de la correspondiente embajada del Reino de España.

Menos más que nos hemos encontrado con un hilo en Twitter de la editorial Txalaparta que nos ha abierto los ojos. Si no, no habríamos podido ver que, «ahí fuera», no estamos solos en nuestras apreciaciones. 

The New York Times – 2/5/2019 – USA

“Homeland” is the story of two families in a Basque village. It toggles back and forth in time, illuminating the enmity between members of multiple generations and hinting at a once and future closeness. Although it hinges on a particular ekintza, or attack, by members of the paramilitary organization Euskadi Ta Askatasuna (ETA), its true protagonists are the matriarchs of these families, spiteful Miren and grief-stricken Bittori, as well as their daughters, Arantxa and Nerea. It is these women who make things happen. The men who kill and are killed are mere “jellyfish” in the wash of history.

(Sigue) (Traducción automática)
anuncio-productos-basque-728x85-2