Esta entrada también está disponible en: Inglés

El edificio Filarmónica del Elba, el espectacular complejo de salas de conciertos de Hamburgo, acaba de ser inaugurado. Nos lo cuenta el diario mexicano Vanguardia.

Hay dos cosas que nos han llamado la atención del extenso artículo en el que se habla de este nuevo edificio dedicado a la música.

Por un lado, que desde la oficina de turismo de Hamburgo, esperen que ese nuevo edificio produzca un efecto de atracción similar a lo ocurrido en Bilbao. Eso es lo más evidente. Como es habitual en este blog, lo que les recomendaríamos es que viesen el proyecto de transformación urbana de Bilbao en su contexto. Un contexto muy diferente al de esta ciudad alemana. Además de que, como siempre comentamos, no es bueno pensar que un edificio icónico, por si sólo, es la garantía o un camino seguro, para cambiar de forma radical la posición relativa de una ciudad en el plano internacional. Mucho menos si estamos hablando de una ciudad como Hamburgo.

Guggenheim Bilbao Tanama Tales
Museo Guggenheim Bilbao. Acabado cumpliendo los plazos y el presupuesto. Fotografía: Tanama Tales

Lo que más nos ha llamado la atención y lo que nos ha inspirado el titular, son los datos de la evolución de la obra. En eso, nadie a comparado la construcción de este edificio con el Museo Guggenheim Bilbao, a pesar de que se hubiese tratado de la comparación más interesante. Se trata de un edificio que debía haberse inaugurado hace casi 7 años, en 2010. Además su construcción ha costado 10 veces más de lo calculado inicialmente. En vez de 77 millones de euros, su costo se ha disparado hasta los 789 millones de euros. En contraposición con lo ocurrido con el edificio construido en Bilbao, que fue acabado cumpliendo los plazos y el presupuesto.

Cuando oímos, una y otra vez, a algunos políticos e intelectuales decir que debemos tomar nota de lo que ocurre en los “países del norte”, nos imaginamos que no se deben referir a esto. Lo mismo que cuando se dice que tenemos que copiar la eficacia de los estadounidenses, no se refieren al hermano mayor-pequeño del Guggenheim Bilbao, el Walt Disney Concert Hall de Los Ángeles.

El deseo de alcanzar cada vez mayores niveles de excelencia, es un objetivo loable y muy necesario. Pero hay veces en que tenemos la impresión de que el éxito en las “grandes apuestas de país”, molesta a aquellos que siempre están en contra de todo, siempre y cuando no lo hagan ellos.

Realmente tenemos mucho que aprender de los demás, pero también tenemos mucho que enseñar y de lo que sentirnos orgullosos. Igual tenemos que dejar de ser tan “cainitas”, empezar a tener mayor confianza en nosotros mismos como sociedad, y admitir que si para muchos somos un modelo, igual debemos aprender a “querernos un poco más”.

Vanguardia – 9/1/2017 – México

La música comienza a sonar en la Filarmónica del Elba

La larga espera llega a su fin para la flamante Filarmónica del Elba, el espectacular complejo de salas de conciertos de Hamburgo que comenzará a llenarse de música a partir del miércoles con un festival con la participación de orquestas de renombre internacional. El edificio de cristal erigido en forma de una gran ola sobre un antiguo almacén portuario se ha convertido en el nuevo símbolo de esta ciudad del norte de Alemania, que aspira a hacerse un nombre como meca de los amantes de la música y la arquitectura como lo hizo Sydney con su ópera o Bilbao con el museo Guggenheim.

(Sigue) (Traducción automática)
anuncio-productos-basque-728x85-2