Esta entrada también está disponible en: Euskera Inglés

En agosto de 2011 recogíamos en nuestro blog una “primicia”. Podíamos disfrutar 3 días antes de que fuera publicado en el diario New York Times un articulo sobre Donostia titulado “36 hours in San Sebastian, Spain“.

New York Times vuelve a publicar un articulo sobre Donostia dentro de su serie "36 hours in"
New York Times vuelve a publicar un articulo sobre Donostia dentro de su serie “36 hours in”

Un tiempo después, en mayo de 2015, le tocaba el turno a Bilbao para entrar a formar parte de las ciudades a las que este diario norteamericano (tan querido por nosotros) dedicaba uno de sus artículos “36 hours in…”.

Y ahora, prácticamente 5 años despues de su primera visita, este diario publica un nuevo”36 hours in San Sebastian, Spain” firmado, una vez más, por Ingrid K. Williams. Una periodista a la que (y lo decimos totalmente en serio) el consistorio donostiarra debiera plantearse entregarle algún reconocimiento por su labor de difusión de la ciudad.

Si nuestro lectores se pregunta las razones que nos llevan a afirmar esto, les recomendamos que revisen los cuatro artículos (cinco contando éste) que hemos recogido en nuestro blog de esta periodista.

No vamos a repetir las rutas o las recomendaciones que se hacen en el artículo. Que, como todos, para ser realizado a necesitado de una selección de lugares, y locales. Como en toda selección eso ha implicado que unos aparezcan y otros queden fuera. Seguramente, esta lista no será la “ideal” de alguno de neustros lectores. Pero es que hace una lista de lugares de una ciudad en la que todos estemos de acuerdo, es, prácticamente, imposible.

Sólo nos queda agradecerle, una vez más a Ingrid K. Williams, su querencia por nuestro país, y por San Sebastián en particular. Esperamos que siga hablando a menudo de nuestro país en sus reportajes. Bien sea de Donostia o de cualquier otro rincón de El País de los Vascos.

New York Times – 20/10/2016 – USA

36 Hours in San Sebastián, Spain

The identity of San Sebastián as a seaside resort began over a century ago, when this wild stretch of Atlantic coast was favored by Spanish royals on holiday. Since then, Donostia — as the alluring city is known in Basque — has also established itself as a world-class gastro-paradise. And now, as a 2016 European Capital of Culture, the city has begun to again reinvent itself, this time as a cultural destination. So when fall’s cooler temperatures force all but the hardiest surfers to abandon the beaches, you’ll still find myriad enticements to feast on — from fine art and architecture to local design and craft beer — before the pintxo bars beckon.

(Sigue)
Traductor de Google. New York Times no admite el sistema automático de traducción de Google. Es necesario cortar el texto y pegarlo en la página del traductor
anuncio-productos-basque-728x85-2