La web de The Verge acaba de publicar un interesante artículo de Kristen Sinclair en el que se analiza la lucha de multitud de streamers, que realizan sus emisiones en lenguas minoritarias en de la plataforma Twitch, para lograr que ésta cree nuevas etiquetas de idioma oficial que permitan a los usuarios localizarles con facilidad.

Esta decisión por parte de Twitch sería un respaldo extraordinario a todos esos creadores de contenidos, y a los idiomas que utilizan. Para entender el por qué de esto, es bueno recordar que Twitch es la plataforma de live streaming más grande del mundo y que desde su origen ha estado especializada en la retransmisión de partidas de videojuegos, aunque cada vez ofrece más contenidos de otro tipo, como música, estilo de vida, charlas con los usuarios o deporte. Mas del 75% de todas las ediciones en vivo que se realizan por internet, se realizan a través de esta plataforma.

No poder etiquetar de una forma clara y oficial estas emisiones con el idioma en el que se hacen, dificulta enormemente su difusión entre su público potencial, que tiene que bucear en la plataforma para poder encontrar emisiones en sus idiomas. Alejando a los creadores de su público e impidiendo el desarrollo de esos canales.

Un problema más no ya para el desarrollo, sino para la misma supervivencia de todas esas lenguas. Se habla mucho de los males que trae consigo la desaparición de la diversidad de plantas y animales que se está dando en el planeta. La destrucción de la multiculturalidad, es un mal tan grande como el de la desaparición de la biodiversidad. Pero la lucha contra esa pérdida irreparable no  parece estar ente las prioridades de los que tienen la capacidad de tomar medidas que la eviten.

Como nos recordaba el artículo firmado por Russ Rymer y publicado en National Geographic (que recogemos más abajo), cada 14 dias desaparece un idioma en el mundo y se estima que  la mitad de los 7.000 idiomas que se hablan en el mundo se extinguirán para fines del presente siglo.

Este proceso de pérdida, irrecuperable, para el bagaje cultural del mundo, se ha acelerado de una forma enorme con el desarrollo de las nuevas tecnologías. Que si bien pueden ofrecer robustas plataformas de desarrollo para todos los idiomas, en la práctica en su gestión priman los idiomas más difundidos e invisibilizan al resto. A lo que hay que sumar que si esos idiomas no tienen una estructura nacional que los respalde, esa invisibilidad se multiplica.

Los hablantes en euskera y en otras muchas lenguas del mundo tienen que hacer un esfuerzo constante, y muchas veces ciclópeo, para que sus idiomas puedan sobrevivir y seguir siendo parte de la comunidad a la que pertenecen.

Puede parecer una exageración, pero no lo es: una etiqueta de Twitch para identificar esos idiomas sería un importante paso en el camino correcto. Pero parece que Twitch aún no se ha dado cuenta.

Porque, a pesar de que hace unos meses agregó más de 350 nuevas etiquetas de transmisión que abarcan diferentes grupos étnicos y comunidades subrepresentadas, muchos de esos idiomas no han sido incluidos dentro de esa medida.

Entre ellos, entre los no incluidos, está el euskera. Y no será porque no ha habido movilización y solicitudes para ello. Un  grupo de streamers vascos lanzó #3000Twitz en diciembre pasado, una campaña para que su idioma alcance ese estatus. Su petición, que la segunda más votada (después del Ucraniano, hablado por 40 millones de personas) en los foros de User Voice de Twitch y que ya ha superado el número de votos que recibió la petición catalana (que sí ha logrado su etiqueta).

Los streamers vascos y los euskaldunes (sean o no usuariosde esta plataforma) siguen esperando una respuesta del gigante del streaming.

No sabemos por qué (ironía) pero esto nos recuerda a la campaña en la que se pedía a WhatsApp la inclusión de la ikurriña entre los “emojis” de esta plataforma, y que a pesar de su éxito, sigue sin ser incluida (a excepción de su presencia en emoji que reproduce la bandera de Saint Pierre et Miquelon, donde aparece).

Gracias a The Verge y a Kristen Sinclair por recordar que esos problemas existen, y que estas faltas de compromiso y sensibilidad ayudan a hacer desaparecer idiomas.

The Verge – 16/6/2021 – USA

THE TWITCH STREAMERS FIGHTING TO KEEP MINORITY LANGUAGES ALIVE

Minority languages are often associated with aging rural communities, thought to have fallen out of use or confined to textbooks. Defined simply as a language spoken by less than half of the population in a country, they adapt with the times like any living language, often due to the efforts of enterprising young people.

Recently, many of these languages have found new life from an unexpected source: video game streamers.

(Sigue) (Traducción automática)

National Geographic – 7/2012 – USA

Vanishing Voices

One language dies every 14 days. By the next century nearly half of the roughly 7,000 languages spoken on Earth will likely disappear, as communities abandon native tongues in favor of English, Mandarin, or Spanish. What is lost when a language goes silent?

(Sigue) (Traducción automática)