A principios de año el primer ministro francés Jean Castex afirmó en el corazón de Alsacia que no le convencía la creación de grandes regiones en Francia nacidas con la reforma territorial de François Hollande.

«Je voudrais vous faire une confidence personnelle: je n’ai jamais été convaincu par la création de ces immenses régions (en 2015), dont certaines ne répondent à aucune légitimité historique et surtout ne me paraissent pas répondre aux besoins grandissants de nos concitoyens pour une action publique de proximité»
(“Me gustaría contarles un secreto personal: nunca me ha convencido la creación de estas inmensas regiones (en 2015), algunas de las cuales no cumplen con ninguna legitimidad histórica y sobre todo no me parecen satisfacer las crecientes necesidades de nuestros conciudadanos para la acción pública local “)

Fue una frase, pero dicha en Alsacia, un territorio con una realidad histórica y cultural muy fuerte, no pasó desapercibida. Alsacia esta dividida en dos departamentos, Haut-Rhin y Bas-Rhin, y que ahora se encuentran «diluidos» en la región de Grand Est. Eso pasó con algunas comunidades nacionales, mientras que en otros casos, como en el de Bretaña o Córcega, región administrativa y realidad cultural e histórica son coincidentes.

División administrativa de Francia desde 1 de enero de 2016 (Wikilpedia - Superbenjamin)
División administrativa de Francia desde 1 de enero de 2016 (Wikilpedia – Superbenjamin)

Ni que decir tiene que la frase del Primer Ministro ha creado una larga cascada de opiniones a favor y en contra. No podemos olvidar que Francia en el país de nacimiento de la idea jacobina de una república que anulase cualquier realidad cultural, social, histórica o de identidad, diferente a la que defendían ellos, que llegaron a calificar de traidores a la nación a aquellos ciudadanos que no hablasen en francés o defendieran sus lenguas vernáculas.

Una información de la cadena francesa LCI nos cuenta cómo se vive en el en el País Vasco continental este debate y la pertenencia a una macro-región, en este caso la de Nueva Aquitania.

Fachada del Ayuntamiento de Eskiula (Wikilpedia Utolou)
Fachada del Ayuntamiento de Eskiula (Wikilpedia Utolou)

No debemos olvidar que estos vascos nunca ha tenido derecho, para los jacobinos franceses, a tener ningún reconocimiento como comunidad histórica o cultural. Por ejemplo, nunca han constituido un departamento diferenciado. En realidad han hecho falta más de 220 años para que todo el territorio vasco bajo control francés consiguiera una entidad administrativa que englobase al conjunto de esa parte de nuestro país (o al menos a su inmensa mayoría). Nos referimos a la Communauté d’agglomération Pays Basque – Euskal Hirigune Elkargoa que incluye a 157 de las 158 comunas que pertenecen a la región histórica de Iparralde (quedaría fuera EsquiuleEskiula que forma parte del Bearn pero que se la incluye habitualmente en la lista de poblaciones de Sola, uno de los territorios históricos del País Vasco, al ser su población mayoritariamente euskaldun).

Hay algunas ideas claras que, desde nuestro punto de vista, se pueden sacar de este pequeño affaire y de las opiniones recogidas en la información sobre la opinión y sentimientos de los vascos continentales.

Una, es que a pesar de más de 200 años de «escuela republicana» dirigida a crear ciudadanos sin mas sentimiento de pertenencia que el de formar parte la «nación francesa», las naciones que integran la República francesa siguen vivas, y muy vivas.

La segunda es que los vascos continentales defienden su cultura, su historia, su forma de ser con energía y convicción. A pesar de las trabas, dificultades e imposiciones que su cultura lleva siglos sufriendo.

Y por último, que los gobernantes franceses pueden demorar, ignorar, o esquivar el problema. Pueden intentar no ver ese «elefante en la habitación». Pero el elefante está, y no se va a ir.

En el caso de Iparralde existe en estos momentos, eso nos parece a nosotros, una reafirmación de pertenencia a una comunidad nacional propia, la vasca. Nos recuerda, ojalá, al renacimiento del sentimiento vasco que se vivió en esa parte de nuestra nación a finales del siglo XIX y principios del XX y que tuvo, para sorpresa de muchos hoy en día, representantes tan importantes y universales como Maurice Ravel.

Les dejamos el reportaje de LCI, y los artículos de France 3 y France Culture, que recogen las declaraciones de Jean Castex y las reacciones que provocaron.

 LCI – 26/1/2021 – Francia

Identité régionale : quels points communs entre un Basque et un Limougeaud en Nouvelle-Aquitaine?

ux côtés des drapeaux européen et français, le drapeau basque flotte au-dessus de la mairie. À Arbonne (Pyrénées-Atlantiques), un village de 2000 habitants, la Nouvelle-Aquitaine semble un peu trop grande. Avec l’application de la nouvelle répartition en 2016, la région s’est étalée jusqu’à Limoges. Les Arbonnais ne semblent pourtant partager aucun point commun avec les Limougeauds. Même constat avec les habitants de Bayonne, à quelques kilomètres de là, qui se réclament quant à eux du Pays-basque.

(Sigue) (Traducción Automática)

France 3 – 23/1/2021  – Francia

Grand Est : après les déclarations de Jean Castex contre les grandes régions, les élus Lorrains réagissent

C’est une petite phrase de Jean Castex prononcée samedi 23 janvier à Colmar au siège de la Collectivité Européenne d’Alsace (CEA) qui n’est pas passée inaperçue en Lorraine. Alors qu’a dit exactement le premier ministre le week-end dernier dans le Haut-Rhin ?

(Sigue) (Traducción Automática)

France Culture -28/1/2021 – Francia

Les “grandes régions” sont-elles trop grandes ?

‘histoire que nous vous racontons ce matin pourrait être un exercice pour les orthophonistes : à l’Est, Jean Castex lâche du lest.  Mais plus que la diction, ce qui pose problème dans ce dossier, c’est le rapport de l’État aux régions.Alors disons-le, ce qui se joue ici n’est pas extrêmement spectaculaire. Il est question de collectivités locales et de rapports entre les institutions. On a déjà vu plus croustillant.

(Sigue) (Traducción Automática)