Vamos a hacer referencia a un medio de comunicación vasco, publicado en Iparralde no en la diáspora, que habla de un asunto vasco. Y como saben, no es habitual que hagamos esto.

Nos hemos decidido a hacerlo, porque en estos momentos en Iparralde hay, por primera vez en mucho tiempo (por no decir en la historia) un movimiento de apoyo generalizado a la creación de una entidad administrativa propia que reúna a todos los territorios vascos bajo administración francesa. Esta es una reivindicación histórica, como recordábamos al hablar de un vasco extraordinario como Julián de Ajuriaguerra y su digno comportamiento ante un Mitterrand que había incumplido su promesa de hacer Departamento Vasco que englobase a Iparralde.

Pero ahora el conjunto de los electos vascos de Iparralde y la mayoría de la sociedad vasca del norte, quieren una  una estructura administrativa vasca dentro del proceso de descentralización que promete el Gobierno Hollande. Un descentralización prometida por la Ministra del ramo y negada por le Ministro del Interior francés, tal y como recogíamos aquí.

Estamos ante un tema de candente actualidad. Pero un tema que, por increíble que parezca, a los vascos del sur les suena lejano. A pesar de la importancia estratégica que tiene para el futuro de nuestro País. Es por eso que nos ha parecido interesante recoger aquí, en nuestra web, la referencia de un artículo publicado en La Semaine du Pays Basque y firmado por Alexandre de la Cerda, donde se recuerda los pasos que se dieron a inicios de los 80 para conseguir un Departamento vasco. Eran los tiempos en que Julián de Ajuriaguerra se levantó y abandonó la sala donde Mitterrand daba un discurso. Eso fue en 1984.

Zazpiak bat. En las “Congrès et Fêtes de la Tradition Basque” celebradas en San Juan de Luz en 1897, Jean de Jaurgain diseñó un escudo que representaba a los siete territorios, integrado por seis escudos
Zazpiak bat. En las “Congrès et Fêtes de la Tradition Basque” celebradas en San Juan de Luz en 1897, Jean de Jaurgain diseñó un escudo que representaba a los siete territorios, integrado por seis escudos

Es bueno recordar la historia. Pero es mejor aun ponernos de acuerdo, trabajar y colaborar los de uno y otro lado. Sumando esfuerzos y no dispersándolos, que es lo que hacemos ahora, tal y como comentábamos en: Los vascos vivimos de espaldas a los vascos, a pesar de ser el Centro del Mundo.

Los vascos somos un pueblo pequeño, y además estamos divididos en tres partes y trabajando de forma descoordinada. Así, simplemente, no somos casi nada.

Igual todos teníamos que mirar a los finales del siglo XIX y principios del XX, cuando los vascos de Iparralde diseñaban la idea del Zazpiak-Bat y Maurice Ravel se proponía que su obra más importante se llamara así, y los músicos populares de la Rivera de Navarra  cantaban versos como estos:

Pues si el Gobierno de España
sigue en sus pretensiones
se tomarán en Navarra
serias determinaciones.

Con Monteagudo, Cascante
Ablitas, también Barillas,
Olite, Tafalla, Estella,
Cortes, Buñuel y Murchante,
formemos una guerrilla
para marchar adelante.

Pues también se nos ofrecen
como si fueran hermanos
los valientes Alaveses,
Vizcaínos y Guipuzcoanos.

Vivan las cuatro provincias
que siempre han estado unidas
y nunca se apartarán
aunque Gamazo lo diga.

¡Viva Navarra y sus Fueros!

 

La Semaine du Pays Basque – 11/2/2013 – Euskadi (Iparralde)

Les pionniers de la renaissance basque

A l’heure où l’identité basque est attaquée de divers côtés, depuis la négation de toute possibilité de représentation institutionnelle jusqu’à la perspective d’effacement même des cantons souletins et bas-navarrais existants en passant par la contestation du financement des écoles en langue basque, il était utile de rappeler les débuts d’une action résolue au tournant des années 80 qui avaient porté ses fruits. Organisée à Espelette sous l’égide de la société d’études universitaire Eusko Ikaskuntza, une conférence de l’historien Jean Claude Larronde, suivie d’un débat avec les principaux protagonistes, rappelait comment un groupe de militants qui prit le nom de « Izan » en se définissant « Collectif abertzale (patriote, en basque) autogestionnaire » avait entamé plusieurs « chantiers-phares » entre 1979 et 1984.

(Sigue)

 

Traducción automática (Google)

Los pioneros del renacimiento vasco Publicado el 11/02/2013, en | por La Semaine du Pays Basque

En un momento en el que la identidad vasca es atacada desde varios lados, desde la negación de cualquier posibilidad de representación institucional hasta la perspectiva de incluso borrar los cantones existentes de Souletine y Bas-Navarre, pasando por el desafío a la financiación de las escuelas en euskera, Es útil recordar los inicios de una acción decidida a principios del decenio de 1980, que ha dado sus frutos. Organizada en Espelette bajo el auspicio de la empresa de investigación universitaria Eusko Ikaskuntza, una conferencia del historiador Jean Claude Larronde, seguida de un debate con los principales protagonistas, recordó cómo un grupo de activistas que tomó el nombre de “Izan” al definirse a sí mismo “Collectif La autogestión abertzale (patriote, en euskera) “había puesto en marcha varios” proyectos emblemáticos “entre 1979 y 1984. Durante este período turbulento y complicado, algunos llegaron a calificar al fandango de” terrorista “, negándose a cualquier contacto con las autoridades vascas. en España acusado de empujar hacia el “separatismo”, resultó imprudente, incluso peligroso, promover la demanda institucional de un departamento del País Vasco dotado de un estatus lingüístico y de cultura vasca. Si la presencia “abertzale” en las elecciones municipales no había tenido los resultados esperados, al menos se habían establecido contactos con el Partido Socialista (en particular, Christian Laurissergues, diputado por Lot-et-Garonne y delegado del partido por Identidades Regionales, vasco a través de su madre, y con funcionarios electos de la Costa Vasca, en particular Nicole Péry; también con el Partido Republicano, así como con una fuerte delegación centrista local, que incluía a Bernard Darretche, Pierre Létamendia, Michel Labéguerie, Michel Epherre, etc. se acercó gracias a Marie-Andrée Arbelbide, alcalde de Hélette, Paul Dutounier, alcalde de Sare y presidente del Biltzar de los alcaldes de Labourd y Michel Berger, alcalde de Villefranque. Izan inició así una campaña de firmas de estos alcaldes pero también deportistas ( jugadores de rugby y fútbol, ​​pilotaris), académicos vascos, sacerdotes y sindicalistas. nt Pays basque “el 21 de junio de 1980 durante una Asamblea General Constituyente en el Ayuntamiento de Macaye.

Recordamos que casi treinta años después, la respuesta de Power en 1982 se anticipó a la de hoy. Sin embargo, a diferencia de la inadmisibilidad actual del ministro del Interior Manuel Valls, su antecesor Gaston Defferre lo había “calificado” afirmando “querer volver a pensar en este problema, a ver cómo podemos iniciar mi acción, qué método adoptar”. .. Lo que sucedió presagia, por desgracia, el futuro más inmediato.

Al mismo tiempo, en términos de desarrollo económico, Izan lanzó el “Plan 1500 Empleos” creando la asociación Hemen y la Société Anonyme Herrikoa (cuyos pilares fueron Patxi Noblia, de Sté Sokoa, y Jean-Louis Harignordoquy “Laka”). para compensar la falta de reinversión local del ahorro vasco dirigido al exterior del país en lugar de contribuir a la creación de empleo en un País Vasco ya plagado de desempleo. De los 300 accionistas-suscriptores desde el primer año hasta 1525 en 1984, año en el que el capital alcanzó los 5.232.500 francos, permitiendo la creación de más de mil puestos de trabajo entre 1981 y 1984, este componente económico de Izan constituirá sin duda su mayor éxito, un movimiento que seguirá creciendo hasta el día de hoy, con resultados especialmente alentadores.

El desarrollo de los intercambios transfronterizos supuso la creación de la asociación Iruña para el Hermanamiento Popular Bayona-Pamplona, ​​activada por Jakes Abeberry, Joseba Aguirre, Michel Burucoa, Peio Daverat, Jean-Louis Harignordoquy, Mirentxu Irigoien, Antxon Lafont, Pantzi Noblia, Patxi Noblia, Jean Claude Larronde y Javier Yaben (con semana cultural de Pamplona a Bayona, comida para 700 personas en las Halles de Bayona, concierto en el Teatro Gayarre de la Orquesta Regional luego dirigido por el emblemático Daniel Dechico, exposiciones, conferencias, cine , kantaldi, dantzaldi, encuentros entre médicos y eventos deportivos (pelota, partido de fútbol entre el equipo de Osasuna y una selección de bayonesa, natación, judo, remo, cicloturismo, rugby, balonmano y baloncesto femenino), la mayoría de estos eventos son gratuitos.

Finalmente, la Federación de artistas, intelectuales y animadores culturales vascos Ereileak -de la que el autor de estas líneas fue vicepresidente- organizó en Villefranque, bajo la autoridad de Philippe Oyhamburu, una semana cultural memorable con emocionantes proyecciones de películas inéditas (proyectores y películas “descoloridas” de Donosti) y una brillante velada de clausura en el Castillo de Larraldia, con los cubiertos originales… ¡Y veladas “xamarras” cosidas por Sabine Oyhamburu!

En conclusión, según Jean Claude Larronde, las ideas lanzadas por Izan, las cuestiones planteadas, los debates planteados y sobre todo el método que se había empleado nos siguen pareciendo de gran actualidad, permaneciendo en el corazón de los problemas de la sociedad vasca actual. ‘hui.

PDF de la publicación aquí (Pag 13)