Hemos hablado en numerosas ocasiones de la que consideramos una de las grandes gestas que han realizado los vascos en el mundo. Nos referimos a la presencia de los Pasionistas vascos presencia desde hace más de 100 años en la Amazonía peruana, realizado un trabajo extraordinario en la defensa de los más débiles y de los abandonados y explotados por los poderes económicos y políticos de su país.

Esta labor se dio lugar a dos organizaciones administrativas de la iglesia católica que han estado, o están, encomendadas a estos religiosos vascos que tienen su “base” en la Iglesia de San Felicísimo de Deusto. Nos referimos a la Prelatura de Moyobamba, creada en 1953, y en la que los tres de sus cuatro obispos han sido pasionistas vascos. De su primer obispo, monseñor Martín Fulgencio Elorza Legaristi, tenemos un amplio artículo que contiene dos libros en PDF que son claves para conocer esa sobresaliente labor.

La otra, que es la que hoy celebra su centenario, fue creada un 27 de febrero de 1921 por el Papa Benedicto XV. Desde entonces hasta el día de hoy ha estado encomendada a los pasionistas vascos y todos sus obispos han partido de San Felicísimo.

No vamos a repetir lo que de forma muy amplia hemos ido recogiendo en numerosos artículos. Sólo vamos a recordar que la labor de las misioneras y misioneros vascos en el mundo, de esa parte tan importante de nuestra Diáspora, debe ser recordada y reconocida.

Pero sí queremos recordar esta fecha; compartir los actos inaugurales de este año jubilar para todos los habitantes de Yurimaguas; compartir el libro que narrando la historia del Vicariato ha escrito su actual obispo Jesús María Aristín y su carta pastoral con motivo del centenario.

No podemos cerrar este recordatorio del centenario de este Vicariato sin recuperar una idea que ya hemos repetido en varias ocasiones:

«la diáspora vasca y su papel en el mundo es una parte fundamental, vertebral, de la historia de nuestra nación, y dentro de ella, una de las partes menos conocidas, a pesar de su importancia capital, es la que realizaron las religiosas y religiosos vascos en las peores condiciones.

Hemos hablado mucho en nuestro blog de balleneros, pastores, exiliados, gudaris, … Hemos hablado, con respeto y orgullo, de muchas personas extraordinarias, conocidas o anónimas, que durante siglos hicieron que este pequeño pueblo, el nuestro, tuviera, y tenga, un papel protagonista en la Historia. En esa parte de «lo mejor» de nuestra Patria están muchas y muchos misioneros que entregaron su vida, incluso la perdieron, para ayudar a los que no tenían nada. Hemos hablado en muchas ocasiones de misioneros vascos, pero siempre tenemos la sensación de que nunca lo suficiente. Una sensación que se hace más intensa cuando pensamos en los Pasionistas.

Es difícil para nosotros hablar de los Padres Pasionistas sin ser invadidos por una mezcla de sentimientos: El orgullo de que desde nuestro país, desde nuestra comunidad vasca, pudiéramos ofrecer, durante más de cien años, la energía de unas personas extraordinarias capaces de hacer tanto y tan bueno en las peores circunstancias; la pena de ver cómo esa labor ciclópea, homérica, digna de reconocimientos sin fin, queda diluida en una sociedad que en demasiadas ocasiones se ciega por el brillo de las «baratijas» y vive ignorante de la riqueza, inmensa, que atesora en el corazón, y las obras, de muchas personas buenas; la admiración que sentimos desde jóvenes al saber del compromiso de muchos de ellos en la ayuda a los perseguidos por el franquismo: y también con la vergüenza personal de no haber conocido hasta hace poco ese trabajo extraordinario en el Amazonas, al menos en una aproximación a toda su magnitud

Hagan un experimento…. repasen los medios de comunicación vascos y busquen en los próximos días alguna referencia a esta extraordinaria obra de vascos. No creo que encuentren mucho. Es para que nos lo hagamos mirar…

Libro sobre la historia del Vicariato de Yurimaguas escrito por Monseñor Jesús María Aristín
Historia del Vicariato de Yurimaguas. Jesus Maria Aristin
Carta Pastoral con motivo del Centenario
Carta Pastoral por el Centenario Vicariato Apostólico de Yurimaguas
Inauguración del AÑO DEL CENTENARIO, con la “Apertura de la Puerta Santa” en la Catedral de Yurimaguas

Celebración inaugural del AÑO DEL CENTENARIO en la Catedral de Yurimaguas

 

Con la colaboración y apoyo de la Revista Oiga fundada por el periodista vasco peruano Paco Igartua

logo oiga grande solo