Cyclist, la web británica especializada en ciclismo, ha publicado un amplio reportaje de su redactor Joseph Robinson, con fotografías de Ashley Quinlan. En él narran su visita, en bicicleta, por el País Vasco realizada con Bike Basque.

Un artículo interesante en el que va narrando su recorrido por Bizkaia, Gipuzkoa, y Nafarroa, hasta llegar a Iparralde. Pero es interesante no sólo por su relato de “ocio deportivo”. O mejor dicho eso no es lo más interesante que encontramos, desde nuestro punto de vista, en el texto.

Para nosotros, lo más interesante la visión tan “fuera de foco” que tienen sobre nuestro país, su realidad, o su historia, la mayoría de los que nos visitan.

La principal culpa la tiene la realidad político-institucional que vivimos. Ser una nación dividida en tres realidad administrativas no ayuda. Como tampoco ayuda la visión sesgada que de nuestra realidad dan las embajadas y los medios de comunicación de los estados que nos “administran”.

Pero también es culpa nuestra. Somos incapaces de transmitir un mensaje coherente y claro de lo que somos. Nuestras “guerras de banderizos” tienen una buena parte de la culpa, con ese intento permanente de construir “relatos” sobre la nación más enfocados a debilitar al contrincante político, que a reforzar nuestra realidad nacional.

Joseph Robinson nos habla de la división territorial de nuestro país. Plantea la dicotomía Navarra-País Vasco, como si no se pudiera ser ambas cosas. Navarra es vasca, lo mismo que Araba o Lapurdi. Debe saber que lo que vio al norte y al sur del alto de Izpegi, es parte de un mismo territorio, Navarra, y parte de El País de los Vascos. Dividido por realidades estatales ajenas, pero parte de una misma nación.

Por cierto, no deben olvidar que el nombre completo del aeropuerto de Biarritz es Biarritz Pays Basque. Y no lo es porque este cerca del País Vasco, sino porque Biarritz es parte de El País de los Vascos. Por eso, entro otras cosas habrán visto que las Ikurriñas, la enseña vasca, ondean en ambos lados de los Pirineos.

Nos habla de una economía afectada por la crisis. Es cierto, pero la economía vasca sigue siendo una de las más vivas e innovadoras de Europa, y lo que está haciendo es cambiar de ciclo. El ciclo del “monocultivo del hierro” ha pasado y ahora hemos sido capaces de transformar nuestra estructura económica.

Nos habla de ETA, de la que nos dice que inició su actividad en ¡1930!. Pero no conoce, y no es culpa suya, que sólo es una pequeña parte de la lucha por la libertad de nuestro país. Ciertamente una parte sangrienta y dolorosa, pero una parte pequeña. Mucho antes y después de su estéril lucha, miles de patriotas vascos han dado todo por la libertad de su país, y cientos de miles con su trabajo diario han contribuido y contribuyen a construir nuestro país.

También resulta muy significativo que nadie pone en su contexto el nacimiento de ETA. Un genérico “nació durante la dictadura de Franco” como mucho. Un nacionalismo español excluyente, imponedor, enemigo de “lo vasco” que llevó al borde de la desaparición a una cultura milenaria. Además de acabar con la vida de miles de vascos, de perseguir a otros muchos, y de empujar al exilio a decenas de miles. Eso es transparente, porque el gobierno y los medios de España así lo han querido hacer.

En definitiva, una interesante historia que nos demuestra, una vez más, todo lo que nos falta aun para diseñar nuestro propio relato, y conseguir que los vascos seamos los protagonistas principales de nuestra propia historia.

Gracias a Joseph Robinson y a Ashley Quinlan por visitarnos. Queremos animarles que lo vuelvan a hacer, estamos cerca y las relaciones de vascos y británicos han sido siempre muy profundas.

Gracias a Bike Basque por organizar estas rutas que fluyen por nuestro país mostrando a sus clientes toda la complejidad y belleza que podemos ofrecer. Aprovechamos para animarles a pensar en una que una Nafarroa de norte a sur, desde Donibane Garazi hasta Tudela y las Bardenas Reales.

Cyclist – 5/8/2018 – Gran Bretaña

A tour of the Basque Country: The heartland of Spanish cycling

A journey to France wouldn’t feel right if it went by unaffected by strike action. This time it wasn’t a farmers’ strike blocking the motorways or fuel strike in the petrol stations, but rather an air traffic control strike grounding all planes travelling through French airspace.

(Sigue) (Traducción automática)
anuncio-productos-basque-728x85-2