Esta entrada también está disponible en: Euskera Inglés

Hoy traemos uno de esos artículos sobre los vascos que nos hacen especialmente felices. ¿Por qué? porque en el se juntan varios elementos que nos son especialmente queridos.

Se trata de un artículo publicado en el New York Times un diario que, como no nos cansamos de repetir, debería ser catalogado de “amigo de los vascos”. No lo decimos porque siempre escriba “bien” de nosotros, sino porque lo hace con independencia, sin acoplarse a la imagen deformada que de nuestro país se transmite desde ciertos medios e instituciones.

El artículo, incluido dentro de la sección Travel, en la serie “36 Hours in…” habla de Biarritz. Este diario es especialmente sensible a la realidad histórica y cultural de los vascos y siempre tiene mucho cuidado en recordar que los vascos y su territorio se extienden a ambos lados de la frontera franco-española. Nosotros ya hemos recogido varios artículos de esta sección dedicados a ciudades vascas (Donostia: aquí y aqui; o Bilbao: aquí).

Además, está firmado por Ingrid K. Williams una periodista especializada en “viajes” de la que ya hemos recogido unos cuantos artículos sobre El País de los Vascos en nuestro blog.

En definitiva es una buena noticia la aparición de este artículo. Porque ayudará a que muchas personas de todo el mundo (incluidos muchos vascos) a conocer mejor esta parte tan especial de nuestro país.

Al leer el artículo, lo único que se nos ocurre puntualizar es que las coincidencias gastronómicas con la parte vasca peninsular, o la presencia de los pintxos en Biarritz, no se deben a la “proximidad de España”. La gastronomía es común, por la simple razón de que nace de la misma cultura, la vasca. En realidad las influencias “externas” que se pueden encontrar en los restaurantes de Biarriz pueden ser, en todo caso, las que provengan de lo que se conoce como “gastronomía francesa”. Una gastronomía que, al igual que la “gastronomía española” no existe como una realidad homogénea, sino que es la suma de muchas realidades diferentes.

The New York Times – 18/5/2017 – USA

36 Hours in Biarritz

Just as surf patterns ebb and flow with the seasons, so too has Biarritz cycled in and out of fashion over the years. The French resort town, about 15 miles up the Atlantic coast from the border with Spain, hit a peak in the 1950s when California surf culture was introduced to Europe on its sandy beaches.

(Sigue)
Traductor de Google. New York Times no admite el sistema automático de traducción de Google. Es necesario cortar el texto y pegarlo en la página del traductor

Una vista de Biarritz al aterdecer. © Markel Redondo para The New York Times.jpg
Una vista de Biarritz al atardecer. © Markel Redondo para The New York Times.jpg
anuncio-productos-basque-728x85-2