Gracias a un artículo de Alonso Cueto publicado en el diario peruano La República, hemos descubierto un análisis publicado en The New York Review of Books, firmado por John Richardson,  sobre libro del historiador Xabier de Irujo, Gernika, 1937: The Market Day Massacre.

No hace falta repasar mucho este blog para darse cuenta que el Bombardeo de Gernika es un tema que nos interesa en sobremanera. Xabier de Irujo es un historiador que se ha empeñando librar a esa parte de la historia de todas las muchas capas de mentiras que desde el día siguiente a ese crimen de guerra, y con el único objetivo de relativizar las consecuencias del mismo,  se han ido colocado sobre el bombardeo y sus víctimas.

Por eso, encontrarnos en esa publicación un extenso artículo sobre el libro nos había producido una gran alegría. The New York Review of Books  es una publicación de prestigio que tiene una importante influencia no solo en los USA , sino otros países de habla inglesa.

Toda esa alegría se ha transformado en una decepción y en un sentimiento de frustración al acabar de leer el artículo. En realidad al acabar de leerlo nos hemos acordado del chiste de la mosca y la vaca.

En pocas palabras, este chiste gira en torno a un estudiante que se presenta a un examen de biología habiendo estudiado sólo un tema, el de las moscas. Cuando el profesor le pregunta sobre la vaca, el alumno le mira, reflexiona e inicia su respuesta: “La vaca es un mamífero, de cuatro patas. Como características principales podemos resaltar que tiene cuernos en la cabeza y una larga cola en la parte posterior. Esa cola tiene como misión principal espantar las moscas.  Por cierto, las moscas son unos insectos del orden de los dípteros que….” y así dedicó todo el tiempo del examen a hablar de lo único que sabía, las moscas.

John Richardson nos ha recordado a ese alumno. con la diferencia de que escribir ese análisis de la obra de Irujo no formaba parte de un examen, ni el es un estudiante. Le piden que escriba sobre un libro que analiza el bombardeo de Gernika y no dedica ni un 10% del extenso artículo a hablar del libro y su contenido. Porque todo el resto del espacio lo dedica a hablar de Picasso y su obra. Como si lo anterior sólo fuese un elemento accidental, sangriento pero menor, en comparación con la obra de Picasso. Una historia conocida y recontada en multitud de ocasiones.

Puede que incluso piense así. Hay personas que defienden que sólo el sufrimiento ha sido capaz de dar paso a los mayores logros artísticos y culturales de la humanidad. Puede incluso pensar que más de 1.500 muertos y una ciudad destruida es “poco precio” para que la humanidad pueda disfrutar de una obra como la de Picasso. Pero esta vez no tenía que hablar de eso. No tocaba.

Tocaba hablar de un libro de un investigador vasco, publicado por una universidad norteamericana que habla de la tragedia que alemanes e italianos, al servicio de los insurgentes españoles, produjeron sobre la ciudad vasca de Gernika. Una tragedia que forma parte de una tragedia inmensa, la de la Guerra Civil en España que tuvo como ganador a un dictadorzuelo fascista y que pudo mantener hasta su muerte un régimen criminal gracias al apoyo de gobiernos democráticos, como el de los USA.

En 2016 nadie puede poner en duda la importancia de la obra de Picasso. Por eso no entendemos que se habla de “moscas” y no de “vacas” en el artículo de un medio del prestigio y seriedad de The New York Review of Books.

Personalmente, publicar ese artículo quince días después de la conmemoración de los 79 años de la masacre producida por ese Crimen contra la Humanidad, nos parece que entra de lleno en el campo de la insensibilidad y que roza el insulto a las víctimas.  Eso sin entrar en la valoración de que si no sabe nada sobre las “vacas” mejor dejar que lo haga alguien que lo sepa hacer. Por mucho que te guste, o que le interese, hablar de las”moscas“.

Es una cuestión de respeto al lector, al autor, y a las víctimas.

The New York Review of Books – 16/5/2016 – USA

A Different Guernica

In Gernika, 1937: The Market Day Massacre, the historian Xabier Irujo reveals the hitherto unknown fact that the destruction of the historic Basque town of Guernica was planned by Nazi minister Hermann Göring as a gift for Hitler’s birthday, April 20. Guernica, the parliamentary seat of Biscay province, had not as yet been dragged into the Spanish civil war and was without defenses. Logistical problems delayed Göring’s master plan. As a result, Hitler’s birthday treat had to be postponed until April 26.

(Sigue) (Traducción automática)

 

 

anuncio-productos-basque-728x85-2