El senador republicano John McCain, y candidato del Partido Republicano de Estados Unidos para la elección presidencial de 2008, que perdió frente al demócrata Barack Obamaha publicado en The New York Times un hermoso artículo en recuerdo de Delmer Berg, el, hasta ahora, último veterano vivo conocido de la Brigada Abraham Lincoln, que acaba de fallecer en California.

Nos ha gustado mucho, porque en su reflexión une muchos elementos que a nosotros nos parecen substanciales para explicar qué hizo que miles de voluntarios de todo el mundo se unieran a la causa de la República española.

Delmer Berg, de pie segundo desde la derecha que lleva una boina, con la Brigada Abraham Lincoln en España alrededor de 1938. Crédito Brigada Abraham Lincoln Archivos
Delmer Berg, de pie segundo desde la derecha que lleva una boina, con la Brigada Abraham Lincoln en España alrededor de 1938. Crédito Brigada Abraham Lincoln Archivos

La defensa de la Democracia y la Libertad, así como la lucha contra el totalitarismo fascista. Estos fueron los motores que  llevaron a los miembros de las Brigadas Internacionales a unirse a las tropas leales a la República. Muchos de ellos, la mayoría, desde la ideología comunista y encuadrados en estructuras impulsadas por el Komintern, la organización internacional comunista.

Además su reflexión tiene como “armazón” la obra “Por quién doblan las campanas”. de Ernest Hemingway.  Un “amigo de los vascosdel que hemos hablado en numerosas ocasiones.

Tenemos que reconocer, y valorar, la valentía de John McCain al hacer esta reflexión en defensa de la trayectoria vital de un comunista de los USA. Por mucho que explique que el motor de su compromiso, como el de otros miles de voluntarios internacionales, era el de la defensa de la Libertad. Lo hace porque con independencia de cómo se desarrolló el sistema soviético, aquellas mujeres y hombres que se unieron a la causa de la República española, fueron unos auténticos adelantados en la lucha contra el Fascismo. Mientras que las “democracias occidentales” se dedicaban a ceder ante Hitler en toda Europa y a abandonar al gobierno legítimo republicano.

Es valiente, porque los ciudadanos de USA están inmersos en plena campaña de elección de los candidatos a la presidencia de su país. Y , aún hoy en día, el defender a un “comunista” es algo que no está muy bien visto por aquellos lares. Pero el reconocimiento a aquellas personas valientes y comprometidas es un acto de justicia.

Además hay una frase que nos ha sorprendido:

Spain became the theater where the three most powerful ideologies of the 20th century — Communism, fascism and self-determination — began the war that would continue, in some form or another, for more than half the century until the advocates of liberty, and their champion, the United States, prevailed.

(España se convirtió en el teatro, donde las tres ideologías más poderosas del siglo XX – el comunismo, el fascismo y la autodeterminación – comenzaron la guerra que se prolongaría, de una forma u otra, durante más de medio siglo hasta que los defensores de la libertad y su campeón, los Estados Unidos, prevaleció.)

No sabemos si esta era la voluntad del autor, pero, sin duda, uno de los principales “actores” de aquel teatro, fue el de la lucha por la libertad de las naciones sin estado peninsulares. Resulta interesante que John McCain incluya este actor en su reflexión. Porque la mayor parte de las veces queda oculto, centrando esa lucha por la libertad de las naciones al proceso de descolonización.

El papel del Nacionalismo vasco en la lucha de la legitimidad de la República y, sobre todo, en la lucha contra el Fascismo, fue de todo punto indiscutible. Una lucha unida, siempre unida, a la voluntad de constituir un Estado vasco. DEfendiendo la idea de formar parte de una Europa unida de Pueblos Libres.

Se da la circunstancia que John Sidney McCain es senador por el estado de Arizona, un territorio de los USA que tiene una gran herencia vasca.

Sólo nos queda incluir una corrección de “estilo” a John McCain. Cuando se refiera a los insurgentes, no debería usar el término Nationalists.  El propio New York Times, recoge el término correcto cuando publica la información de George L. Steer sobre el Bombardeo de Gernika.

La noticia del Bombardeo de Gernika, firmada por Steer, en la portada del New York Times
La noticia del Bombardeo de Gernika, firmada por Steer, en la portada del New York Times

Por último transmitir el pésame a la familia y amigos de Delmer Berg, así como agradecer y recordar su compromiso con la lucha por la Libertad, que le impulso a luchar en una guerra que le era extraña en defensa de unos Principios que le eran propios. Ojala seamos todos nosotros capaces de seguir su ejemplo.

Agur eta Ohore 

Compartimos el artículo de John McCain publicado en The New York Times, una entrevista que le realizaron a Delmer Berg en el diario The Modesto Bee hace unos meses, y un interesante estudio de Francisco Manuel Vargas Alonso sobre la presencia (escasa) de brigadistas internacionales en el Ejercito de Euzkadi.

 

The New York Times – 24/3/2016 – USA

John McCain: Salute to a Communist

AN interesting obituary appeared in The New York Times recently, though the death of its subject last month was largely unnoticed beyond his family and friends. That’s not surprising. Delmer Berg wasn’t a celebrity. He wasn’t someone with great wealth or influence. He had never held public office. He was a Californian. He worked as a farmhand and stonemason. He did some union organizing. He was vice president of his local N.A.A.C.P. chapter. He protested against the Vietnam War and nuclear weapons. He joined the United States Communist Party in 1943, and, according to The Times, he remained an “unreconstructed Communist” for the rest of his life. He was 100.

(Sigue)
Traductor de Google. New York Times no siempre admite el sistema automático de traducción de Google. Es necesario cortar el texto y pegarlo en la página del traductor

——————————

The Modesto Bee – 24/11/2015 – USA

Columbia man fought Spanish fascists in 1930s

Delmer Berg, 99, has outlived all of the Americans who joined Spain’s fight against fascism in the 1930s. He was among about 2,800 members of the Abraham Lincoln Brigade, which sought to defend an elected leftist government from a revolt led by Gen. Francisco Franco. Berg was wounded in a losing cause. “I was a worker,” Berg said in a recent interview. “I was a farmer. I was in support of the Spanish working people, and I wanted to go to Spain to help them.”

(Sigue) (Traducción automática)

——————————

VOLUNTARIOS INTERNACIONALES Y ASESORES EXTRANJEROS EN EUZKADI (1936-1937)

 

anuncio-productos-basque-728x85-2