Por su diseño y su comportamiento se las ha llegado a definir como los “coches de carreras” del siglo XVI y han formado parte tan esencial de la historia de los marinos vascos que su silueta formaba parte de los sellos de algunas poblaciones costeras vascas de los siglos XIII y XIV.

Con ellas primero los vascos, que fueron sus creadores,  y luego otros muchos, cazaron ballenas y pescaron a lo largo de todo el Atlántico. En txalupas, los balleneros vascos capturaron cetáceos y pescaron bacalao en las costas de Terranova y Labrador.

En aquel lugar del mundo, al otro lado del Atlantico la memoria de la gesta de los vascos se va recuperando gracias en buena parte a la labor de Selma Huxley y al descubrimiento del pecio de la nao San Juan en las aguas de Red Bay. Hasta el punto que los restos de la Estación Ballenera vasca de Red Bay ha sudo declarada “Patrimonio de la Humanidad por la Unesco”.

Gracias a un foro dedicado a las embarcaciones construidas en madera hemos descubierto cómo hay réplicas de aquellas txalupas, en el norte de Terranova. Construidas hoy como homenaje a los vascos de entonces. Una de ellas, de nombre Hendaia, se encuentra situada en la población de La Scie, y fue construida por aficionados locales con al ayuda de pescadores vascos jubilados de Iparralde..

Les dejamos el enlace del foro con las fotos y la imagen de Street View de Google con su ubicación exacta

Woodenboat – 9/7/2015 – USA

A Basque Whaler in Newfoundland

In a the small town of La Scie (The Saw, named by the Basque Fishermen who settled it because the mountains resembled the teeth of a saw) is a replica of a Basque Whaler.

(Sigue) (Traducción automática)

 

 

anuncio-productos-basque-728x85-2