Resulta interesante ver cómo las reflexiones sobre acontecimientos que parecen ajenos y lejanos a lo vasco, acaban enfocando su mirada, y la de los lectores de las informaciones que provocan, en asuntos relacionados con este pequeño rincón del mundo.

Qué tendrá que ver, se preguntarán nuestros lectores El Papa Francisco en visita por los USA, con los vascos. Podríamos refugiarnos en las informaciones que recogíamos sobre la orden a la que pertenecía el actual Papa cuando fue elegido para ese cargo. Después de todo él es un jesuita y esta orden religiosa es, junto con la República de Chile las dos obras más improtantes que los vascos han realizado nunca (Unamuno dixit). Pero eso, evidentemente, dejaría fuera de la ecuación a los USA. Así que vamos a despejar la incógnita.

El Obispo de Roma ha estado, dentro de su visita por los USA en Philadelphia. Debido a su estancia en la ciudad el centro de la ciudad se cerró al tráfico y eso ha dado lugar a una interesante reflexión de Inga Saffron, la especialista en arquitectura del diario Philadelphia Inquirer.

Una reflexión en la que valora de una forma muy positiva cómo ese cierre al tráfico rodado ha devuelto la ciudad a las personas. Creando una sensación de ciudad humanizada que ha sido una auténtica sorpresa para los propios habitantes de la ciudad.

¿Dónde entran los vascos en esta historia? Pues ahora. La autora del artículo ha estado hace poco en Bilbao. Una ciudad de la que, afirma, su logro más notable no es su Museo Guggenheim, sino que lo son sus nuevas áreas de frente de Ría, donde el protagonista es la persona, la gente, y no el vehículo. Incluso durante su visita, compartió esa reflexión a través de su twitter.

Le ha parecido tan interesante lo que ha visto, que cita e forma específica el “modelo Bilbao” en su artículo sobre la ciudad para peatones que regaló la visita del Papa Francisco a los habitantes de Filadelfia.

Las ciudades vascas en su conjunto han iniciado desde hace unos años una política de devolución del espacio urbanos a sus ciudadanas y ciudadanos. Después de unos años de locura, donde la única prioridad era dar más sitio a los coches (bien para que circulen, bien para que aparquen), el sentido común ha regresado a nuestra sociedad y estamos construyendo ciudades para personas.

Philadelphia Inquirer – 28/9/2015 – USA

Papal Weekend: Closing the streets opened up the town

When Pope Francis spoke about joy this weekend, he probably wasn’t thinking about the ecstasy that comes from being able to stroll down the center of Walnut Street without a car at your back. Or the rapture of skateboarding the wrong way on Pine Street. Or the bliss of biking 20 abreast on Broad Street. Or the pure, giddy fun of playing touch football in front of the Convention Center on Arch Street.

(Sigue) (Traducción automática)

 

 

 

anuncio-productos-basque-728x85-2