Hace ya tiempo escribíamos sobre una historia que nos fascinó: La guerra entre vascongados y vicuñas que se dio en Potosí (actual Bolivia) en el siglo XVII. Una guerra entre vascongados y españoles por el control de la fuente de riqueza más importante de la época en el mundo conocido por loe europeos. La batalla, por la torpeza de los vicuñas, fue ganada por los vascongados, pero éstos, al final, tuvieron que abandonar las explotaciones que ellos habían puesto en marcha y convertido en rentables y en una fuente ingente de riqueza para la Corona.

Cerro del Potosi en el siglo XVI. Una décadas antes de los enfrentamientos entre vascongados y Vicuñas. Interesante observar los nombres de las ""vetas" en el cerro
Cerro del Potosi en el siglo XVI. Una décadas antes de los enfrentamientos entre vascongados y Vicuñas. Interesante observar los nombres de las “”vetas” en el cerro

Hoy volvemos a hablar de ello porque el editor y escritor navarro, José María Esparza, ha ido  Bolivia a presentar la novela histórica que, basándose en esos acontecimientos, escribió hace algunos años.

Le han entrevistado en el diario boliviano Página Siete. Ahí el autor da algunas de las claves para entender porque la nación vascongada en aquellas colonias americanas, es decir los alaveses, bizkainos, gipuzkoanos y navarros peninsulares (y los vascos continentales que se camuflaban entre ellos) adquirieron peso, presencia e importancia en las colonias de la Corona española en América y Asia.

Claves que podemos ver bocetadas en su libro Cien razones por las que dejé de ser español, donde podemos leer a partir de su página 144 algunas referencias a este acontecimiento histórico y al papel de los vascongados en aquel lugar. Como no podía ser de otra manera, nos encontramos de nuevo, también en Potosí, una Cofradía de Vascongados, bajo al advocación de Nuestra Señora de Aranzazu, al igual que, por ejemplo en Lima.

Una vez más nos situamos frente a frente a la ignorancia en que nosotros vivimos, al igual (nos imaginamos) que la mayoría de los vascos, acerca de la historia de nuestra Nación y de nuestros nacionales. Por ejemplo. Nosotros ya hemos escrito sobre el origen vasco de Agustín de Iturbide, el personaje histórico que es reconocido como el libertador de México. Lo que no sabíamos, y no es dato sin importancia, es que él escribió en 1821: “Por los cuatro costados soy vizcaino y navarro” (no nos olvidemos que en la época vizcaíno y vasco se solían usar como sinónimos).

Por eso, siempre que encontramos libros de interés que nos ayuden a cubrir ese vacío, los vamos recomendando. En esta ocasión vamos a hacer una recomendación doble. Dos libros de este autor que nos pueden ayudar a entender mejor algunos aspectos de nuestra historia.

Por un lado el que ha sido recogido el el diario boliviano: Potosí, andanzas de un navarro en la guerra de las naciones . Pero también uno de que también hemos hablado aquí, que tiene un título que no deja indiferente, Cien razones por las que dejé de ser español, y que da un repaso general a la historia de los vascos.

Página Siete – 24/8/2015 – Bolivia

“ El mundo entero tiene una deuda impagable con Potosí”

José Mari Esparza Zabalegui en Bolivia
José Mari Esparza Zabalegui en Bolivia

José Mari Esparza Zabalegui, vasco, aterrizó por segunda vez en tierras bolivianas para presentar su libro Potosí, andanzas de un navarro en la guerra de las naciones en la reciente feria del libro, de la mano de Plural. Es su segunda visita y aunque ésta fue mucho más festiva (compartió con escritores y lectores por varios días en el stand de Plural en la FIL), no fue menos reafirmante para sus convicciones. Hace más de 30 años, el escritor e investigador vasco encontró en los archivos de su natal Navarra   la veta histórica que se convertiría en algo parecido a una obsesión: Potosí, su historia y una curiosa guerra española largamente librada en sus tierras.

(Sigue) (Traducción automática)

anuncio-productos-basque-728x85-2