Hace unos dias, The New York Times nos daba, una vez más, una alegría al publicar dentro de su serie de viajes “36 hours in…un artículo, extraordinario, sobre Bilbao. La autora del mismo, Christian L Wright, ha decidido no darnos respiro, y alegrarnos el inicio del fin de semana. Lo ha hecho, además, con otro extraordinario reportaje, pero esta vez sobre Iparralde.

Un viaje de tres días por la zona más occidental de esa parte de El País de los Vascos, en compañía de una vieja conocida de nuestra web, Gabriella Ranielli, que se encarga de ayudar a conocer mejor la gastronomía de Donostia.

No vamos a explicar lo que la autora recoge en su artículo. pero el espíritu queda reflejado en una frase:

But the Basque Country is made up of seven provinces, three of which are in southwestern France.
(Pero el País Vasco se compone de siete provincias, tres de los cuales están en el suroeste de Francia.)

Con independencia de credos, creencias o sentimientos de pertenencia. Con independencia de las diferencias nacidas de los siglos en que vascos de uno y otro lado han vivido bajo realidades políticas diferentes. Con independencia de todo eso, hay una cosa clara, los vascos son vascos a un lado y otro del Bidasoa.

Como explicaba tan bien el compositor vasco Maurice Ravel en una carta que escribía tras conocer al gipuzkoano, aita Donostia:

“Un compatriota mío, porque ha de saber usted que los vascos tenemos dos patrias, Aita Donostia, me ha visitado para darme a conocer sus obras y pedirme consejo…”.

Christian L Wright, ha recorrido la tierra vasca al norte de los Pirineos y se ha ha “contado” a los lectores de The New York Times. Lo ha hecho, además, con pasión, sensibilidad y amor por lo que veía.

No nos queda mas que darle las gracias, de nuevo, por transmitir al mundo. Un agradecimiento dirigido ella y al medio que lo ha publicado, que cómo siempre hemos comentado, “quiere a los vascos“.

Recomendarle a  Christian L Wright, que siga profundizando en el conocimiento de este país. Aun le queda conocer, al norte de los Pirineos, uno de los territorios vascos, Zuberoa/Xiberua, el corazón del País de los Vascos. Y mucho, pero mucho, también al sur

Por cierto, no se pierdan la fotografías que acompañan al reportaje.

The New York Times – 5/6/2015 -USA

The French Side of Basque Country

At the end of October, summer had returned to the Basque Country. Swimmers joined the surfers along the coast. A strong sun turned the Atlantic Ocean from green to blue. On a late Sunday morning, in the French fishing village of Ciboure, townspeople poured out of L’Église St.-Vincent, a 16th-century church with an octagonal tower. Some stopped to chat by a tall gray cross speckled with lichen. Little girls in poufy dresses ran in circles, squealing. A young man tended to his stooped grandfather, who negotiated old flagstone with a cane. Freshly coifed women with short-handled pocket books lingered in the courtyard. “Bonne journée,” called the priest to his congregation as they headed off into the narrow streets on their way home for lunch.

(Sigue) (Traducción automática)

 

 

anuncio-productos-basque-728x85-2