Sarah Humphries es una joven galesa, licenciada en Lengua y literatura inglesa, que vive y trabaja en Bilbao. Tiene un blog con un nombre curioso pero con un profundo significado. El nombre del blog es The Girl With The Daffodil Tattoo (la chica con el tatuaje de un narciso). La razón de ese nombre la explica ella misma en su blog:

I am Welsh but I have an English accent so I have a tattoo of a daffodil. (soy galesa, pero como tengo acento inglés, tengo el tatuaje de un narciso)

Para los que, como nosotros no lo sabíamos, el Narciso es una de las flores nacionales de Gales.

Acaba de volver al País Vasco después de la triste y dura experiencia que supone acudir al funeral de una madre (nuestro pésame desde aquí).

Por eso mismo valoramos de una forma aún mas especial las palabras que sobre los bilbainos (y los vascos en general) transmite en esta entrada de su blog con un título tan directo. Resulta especialmente dura (para Madrid) la comparación que hace entre su vida en la capital del Reino de España y en Bilbao, y la percepción que de los habitantes de una y otra ciudad tienen nuestra amiga galesa.

Antes comentábamos que el Narciso es una de las flores nacionales de Gales y que por eso se la había tatuado. Podría haberse tatuado un Puerro,que es la otra “flor nacional” galesa. Lo decimos, porque para los vascos, los galeses son muy cercanos y muy queridos. Si además de eso, tenemos en cuenta su “querencia” por el Puerro, esa cercanía se acentúa. Después de todo la “porrusalda” es uno de los “platos nacionales” vascos.

Sólo nos queda decirle a Sarah que muchas gracias por sus amables palabras, y que se quede entre nosotros todo el tiempo que quiera. Para nosotros siempre será “una de los nuestros“.

The Girl With The Daffodil Tattoo – 30/12/2014 – Gales/Euskadi

It’s Almost Impossible to be Unhappy in Bilbao

El Puerro y el Narciso amarillo las flores nacionales de Gales
El Puerro y el Narciso amarillo las flores nacionales de Gales

I cried on the plane to Bilbao again today, knowing that I won’t be back in the UK for a while now. Home isn’t perfect, but it’s so…. normal. You know what to expect. You know roughly when stuff opens, and what time it closes. You count the money without thinking about it. Your brain doesn’t get exhausted by speaking a foreign language, trying to interpret signs that are make zero sense to you.

(Sigue) (Traducción automática)
anuncio-productos-basque-728x85-2