Queremos recoger una noticia sobre vascos aparecida en nuestro muy querido New York Times, pero publicado hace más de 100 años. Una noticia que refuerza la  percepción que, desde sus primeros sus pasos, el movimiento Nacionalista vasco, esté dio una importancia estratégica a dos líneas de actuación. Por un lado a las relaciones con otros Estados, para explicar la situación de los vascos como nación sin estado y privada de sus derechos. Por otro lado el de apoyo a otras pueblos en la consecución de sus derechos nacionales.

Este descubrimiento, al menos para nosotros, es consecuencia del esfuerzo de algunos historiadores, con título o sin él, de ir descubriendo la verdad de la historia de nuestro Pueblo. Una verdad que, en muchos caso, queda oculta en el trabajo de los historiadores que investigan y escriben con una visión “española” o “francesa” de los acontecimientos. Empeñados, de una forma entusiasta, en encajar todo, aunque sea a martillazos, en la línea argumental (y política) de la eterna existencia de España o Francia.

Pero vayamos a la noticia que ha generado esta entrada de nuestra web.

Es conocido el intento, el 25 de mayo de 1902, del fundador del movimiento nacionalista vasco y del PNV, Sabino de Arana y Goiri, de felicitar a Theodore Roosevelt, presidente de los USA, por permitir la independencia de Cuba. Independencia que se había conseguido en 20 de mayo de 1902.

Roosevelt. Presidente Estados Unidos. Washington. Nombre Partido Nacionalista Vasco. Felicito por Independencia Cuba por Federación Nobilísima que presidís que supo liberarla esclavitud. Ejemplo magnanimidad y culto Justicia y Libertad dan vuestros poderosos Estados, desconocido Historia, e inimitable para potencias Europa, particularmente latinas. Si Europa imitara también nación vasca, su pueblo más antiguo, que más siglos gozó libertad rigiéndose Constitución que mereció elogios Estados Unidos, sería libre. — Arana Goiri

En un tiempo de colonialismo en el que las grandes naciones europeas se repartían Africa y buena parte de Asia, en Europa resultaba inconcebible que un gobierno renunciase al control colonial de un territorio de la riqueza e importancia de Cuba. Si bien, y para dar una visión global, hay que recordar que eso es algo que ciertamente no pasó con Puerto Rico ni con Filipinas.

Pero en aquel momento, cuatro años después del final de la guerra  hispano–cubano–estadounidense, aquella decisión de crear un nuevo Estado soberano,  generó una auténtica conmoción internacional. Ni que decir tiene que de forma especial en el Reino de España, que todavía no se había recuperado de la perdida de los últimos restos de aquel imperio en el que tres siglos antes “no se ponía el sol“.

Esas mismas razones produjeron en el Nacionalismo vasco, que como movimiento político con una visión clara de crear un Estado vasco había nacido menos de 10 años antes, un sentimiento de solidaridad con Cuba y de simpatía con los USA por haber tomado esa decisión.

Aquel telegrama, que nunca llegó a su destino porque se envió al Gobernador civil en vez de al Presidente de los USA, fue la causa de la que sería la última entrada en prisión de Sabino Arana, ya que moriría poco después, que fue encarcelado acusado del delito de Rebelión. Igualmente trajo consigo un recrudecimiento de la persecución desde las autoridades españolas al Nacionalismo vasco

Esta historia de los vascos, es generalmente conocida. Aunque puede que lo sea por la simple razón de que aquel telegrama nunca enviado, fue el desencadenante de importantes acontecimientos en la propia Euskadi.

En cambio lo que desconocíamos muchos, incluido los que aquí escribimos, es que prácticamente un año antes hubo otro telegrama que sí llegó a las manos del entonces recién nombrado  presidente de los USA Theodore Roosevelt. Un presidente que accede al cargo tras el asesinado del presiente William McKinley (14 de septiembre de 1901).

En aquellos momentos estaba en marcha el proceso de independencia de Cuba, tras la expulsión de las tropas coloniales españolas, y se había aprobado la Constitución cubana de 1901 ( 21 de febrero de 1901) redactada por la Asamblea constituyente elegida en el año 1900. Faltaba, pues, menos de un año para que el 20 de mayo de 1902 naciese la República de Cuba, y que se mandara el famoso telegrama interceptado de Sabino Arana.

Se entiende, por lo tanto, el interés con que esos acontecimientos se vivían entre los nacionalistas vascos. Un interés que se proyectó en la que, sin duda, fue una de sus primeras actividades de política internacional: el envío de este telegrama al recién nombrado presidente felicitándole por su nombramiento y deseando los mejor para los USA, “defensor de los pueblos oprimidos“.

Se tratan de los primeros pasos del Nacionalismo vasco en la creación de relaciones internacionales. Una política que tan importante se ha demostrado con los años y que tanto peso e importancia tuvo en los terribles años de la Guerra civil y del exilio.

Pero lo que le da un valor especial al telegrama no es en si mismo su envío, que podría indicar la capacidad de visión de aquellos dirigentes del PNV. Lo que realmente le da un valor especial es que la Casa Blanca, le dio importancia suficiente como para informar  de la recepción del mismo (el 22 de septiembre), por parte del recién nombrado presidente (no queremos ni pensar la cantidad de cartas y telegramas que recibiría la Casa Blanca en aquellos momentos), a la prensa.

Una prensa que, al menos en el caso del New York Times (demostrando de nuevo su querencia para los vascos desde el siglo XIX y que iremos desgranando en entregas futuras), también le dio valor suficiente como para dedicarle unas líneas en la página 2 de su edición del 23 de septiembre de 1901.

Por cierto, gracias a los responsables de haber sacado a la luz esta parte de la Historia de los Vascos. Cuánta tendremos aún por descubrir.

The New York Times – 23/9/1901 – USA

Basques congratulate Mr. Roosevelt

PNV felicita a Roosevelt (1901)
PNV felicita a Roosevelt (1901)

Vascos felicitan al Sr. Roosevelt
San Sebastián, España, septiembre 22. Los Nacionalistas de las Provincias Vascas han enviado un mensaje al Presidente Roosevelt, felicitándole por su nombramiento y expresando sus mejores deseos por el bienestar de los Estados Unidos como el “defensor de los pueblos oprimidos”

(Original)
anuncio-productos-basque-728x85-2