Esta entrada también está disponible en: Euskera Inglés

Hace tiempo recogimos en nuestra web un vídeo del grupo de origen norteamericano, pero vasco-americano de corazón, The Kelly Family. Se trata de una emocionante versión del Agur Jaunak cantado en el Festival de Loreley (Alemania).

Entonces escribimos de ello porque recibimos el enlace por correo electrónico. Hoy lo hacemos porque en una página de Facebook dedicada a la Diáspora vasca, un vasco-norteamericano (en este caso originario de Euskadi y residente en los USA) lo ha compartido, como homenaje a su tierra de origen y a los suyos.

Notre-Dame-at-night
Fotografia Moon Cruise Gallery

Eso nos ha hecho recordar esta historia y repasarla. Y con ello recordar las increíbles anécdotas que John Kelly, cuenta en una entrevista que le realizaron en la web Euskosare.

Una tiene que ver con su llegada a Pamplona y su primer encuentro con la Cultura vasca, que no puede ser más increible:

Mi padre y mi madre emigraron de América en los 60, se asentaron como anticuarios en un pueblo al lado de Talavera de la Reina, donde nacimos algunos de nosotros. Yo fui el primer Kelly Toledano.  Después de unos 8 años allí, un amigo nos convenció de irnos a vivir a Aragón, en el 75.

Estuvimos tocando en las fiestas de los pueblos de Aragón hasta que casualmente llegamos a Pamplona con nuestros instrumentos para ganarnos el pan. Entramos en un restaurante llamado “El mesón del Caballo Blanco” y cantamos varias canciones para los comensales. En el momento de ir a pasar el sombrero, un tal Andoni, que estaba sentado en una mesa nada menos que con Jorge Oteiza, el escultor, dijo a un grupo grande de comensales que cantasen para nosotros el “Agur Jaunak”. Se pusieron de pie y es entonces cuando las notas del “Agur Jaunak” fueron escuchadas por nosotros por primera vez. Tanto fue el impacto y la perfección de aquellas voces que mi padre acabo llorando de emoción. Aquel grupo de comensales era la “Coral de Cámara de Pamplona”. Aquel día mi padre se preguntó: ¿Dónde estoy? ¿A que tierra he llegado? ¿Quiénes son estas gentes?

La otra, años después y ya vasquizados, nos narra otra anécdota increíble: el encuentro que tuvo The Kelly Family, a las puertas de la Catedral de Notre Dame en París.

Después de volver de nuestro viaje por América, en el 86, fuimos a Paris. Una noche, a las 2 de la mañana, en frente de Notre Dame, con la plaza completamente vacía e iluminada, decidimos despedirnos de unos íntimos amigos cantándoles el “Agur Jaunak” con el acordeón y nuestras voces. En ese momento, en una ciudad de 12 millones de habitantes, casualmente pasaba un señor acompañado por otras dos personas. Se pararon a cierta distancia y escucharon la canción. Nada mas terminar, se nos acercó ese señor, con lagrimas en los ojos y nos preguntó muy emocionado: “¿Qué canción es ésta? ¿Quiénes sois?” Y presentándose a si mismo dijo: “Soy Bruce Springsteen” Aquello estaba iluminado, pero aun así tuvimos que frotarnos lo ojos para darnos cuenta de que efectivamente era Bruce Springsteen, que cautivado por las notas del “Agur Jaunak” acabó dándonos hasta su numero de teléfono y dirección privada.

No nos extrañó, después de leer esto, la querencia del cantante norteamericano por la tierra vasca.

Dos acontecimientos que marcan una vida. Nos alegramos que sirvieran para poder contar con estos amigos de los vascos. Aunque ya sería más correcto definirles como vascos entre nosotros.

Les dejamos el link de Vascos en México, donde se conserva la entrevista

Para acabar compartimos dos vídeos que a nosotros nos encantan. En uno el grupo entero canta el Agur Jaunak. En otros John Kelly y su esposa Maite Itoiz cantan  Txoria txori

anuncio-productos-basque-728x85-2