Deutsche Welle es es el servicio de radiodifusión internacional de Alemania y ha dedicado un amplio reportaje a la Planta Undomotriz de Mutriku, de la que ya hemos hablado aquí en más de una ocasión.

Interesante artículo, pero en el que no entendemos varias cosas.

Por ejemplo el empeño del autor , Lauren Frayer, de relacionar los incentivos al impulso de energías renovables, con la burbuja de la construcción que ha afectado al Reino de España. No creemos, más bien tenemos el convencimiento, de que en ningún lugar del Europa, ni del mundo (incluida Alemania), se ha desarrollado una tecnología nueva relacionada con las energías renovables, sin el apoyo de la administración. Pero nos imaginamos que será políticamente correcto en Alemania, escribir frases como:

Pero al igual que la burbuja de la construcción del país, España tenía una burbuja de energía renovable que apareció cuando los legisladores españoles recortaron el presupuesto del año pasado.

Nos imaginamos que a la hora de comparar los costes de generación de energía limpia, no nacida de la combustión de los diferentes combustibles fósiles,  con los costes de estos últimos,  no se imputa de una manera clara los costos medioambientales, en todas su facetas, producidos por eunos y otros. Podríamos preguntar, por ejemplo, a los alemanes por los costes, no evidentes a la hora de calcular costos o beneficios inmediatos, pero existentes y con consecuencias de largo plazo, que las plantas de producción eléctrica por carbón activas en Alemania van a producir en Europa. Lo  mismo que podemos preguntarnos quiénes van a pagar esos costos que, por cierto no van a ser sólo económicos.

Tampoco entendemos la relación que se perfila entre la planta undimotriz de Mutriku con esa burbuja de la construcción. Si hay algo que no ha sido problemático en Euskadi es el asunto de la burbuja inmobiliaria. En el sentido, al menos, de que la economía vasca no ha basado su crecimiento en esa área productiva.

Un desconcierto que se mantiene al ver la obsesión del autor en relacionar la planta con la economía española, dejando apenas insinuado que este es un proyecto de las instituciones vascas, pagada con dinero de los vascos.

Este artículo es una descripción de un proyecto puntero en el campo de las energías renovables. Pero es también un modelo de otras cosas: de la visión que desde Alemania se tiene de todo lo que no es el norte de Europa; del desconocimiento de la economía y la sociedad vasca por parte del autor; y de la debilidad de la Marca España, que en estos momentos devalúa todo lo que se encuentra, por voluntad u obligación, a su sombra.

No queremos imaginar las diferencias en el planteamiento y enfoque que tendría un artículo del mismo medios si esta planta se encontrase en punto situado mas al norte de la costa europea, sobre todo si pertenece afrente marítimo alemán.

Una verdadera pena.

Para quitar, aunque sea en parte, ese mal sabor de boca que nos ha quedado, les dejamos un vídeo que ya habíamos usado con anterioridad y que nos muestra cómo resopla la planta undimotriz de Mutriku. Algo que es lógico en un pueblo marinero vasco que tiene en su escudo una ballena vasca.

Deutsche Welle – 3/4/2013 – Alemania

Spain pumps wave power onto European grid

planta_undimotriz_mutriku
Power for hundreds of households

The surf in the Bay of Biscay, off Spain’s north coast, has claimed countless lives in shipwrecks over the centuries. Spanish engineers have found a way to harness the power of these waves to produce electricity. Waves constantly thrash the tiny fishing village of Mutriku on Spain’s northern Basque coast. Tax logs as far back as the 13th century describe dangerous surf and shipwrecks. Water even hurled debris through the windows of homes before the local government built a cement breakwater a few years ago.

(Sigue) (Traducción automática)
anuncio-productos-basque-728x85-2