La linea de acontecimientos históricos relacionada con la llegada de los europeos a la Norteamérica no hispana, ha sido modificada de forma substancial con el descubrimiento de un hacha de hierro, de origen vasco, en las excavaciones arqueológicas del asentamiento nativo más importante del noroeste de Norteamérica. Se trata de los restos de una población del Pueblo Hurón formada por decenas de casas comunales rodeadas de una empalizada defensiva y rodeadas de amplios campos de cultívo de maíz en el actual municipio de Whitchurch-Stouffville, y que pudo acoger a unas 2.000 personas en el entorno del año 1500.

Hasta ahora se suponía que el primer encuentro entre los europeos y los Hurones que habitaban los Grandes Lagos, no se produjo hasta aproximadamente el año 1615, cuando el explorador francés Étienne Brûlé alcanzó el lago Ontario. El descubrimiento de este hacha vasca de hierro cambia, por lo tanto, de una manera radical toda la historia de los primeros años de la llegada de los europeos a Norteamérica, adelantándola en, al menos, 100 años. Sobre todo si tenemos en cuenta que ha sido encontrada en un lugar situado a más de 1.500 km. de los lugares donde los vascos cazaban ballenas o construían sus factorías para la pasar la temporada de caza de los cetáceos en la zona del Golfo de San Lorenzo.

Cabaña comunal de los indios hurones

El descubrimiento del arqueólogo Ron Williamson y sus colegas es de tal importancia, que el próximo dia 6 de julio se se estrenará un documental, titulado The Curse of the Axe (La maldición de la Hacha), en el Royal Ontario Museum y se emitirá por TV para todo Canada el día 9 de julio.

Nuestra pregunta es, ¿Si hay más de 1.500 km de distancia y el  enterramiento ritual de ese hacha está datado en los primeros años del siglo XV, no nos encontramos más cerca de que se demuestre fehacientemente que los vascos ya cazaban ballenas en esas aguas antes de que Colón llegase a América por primera vez?

Esperamos impacientes por poder ver el documental.

 

Canada.com – 24/6/2012- Canadá

Scrap of European iron unearths 500-year-old Canadian mystery

A Canadian archeologist who excavated the remains of a 500-year-old First Nations settlement near Toronto has revealed a stunning discovery: a carefully buried, European-made metal object that somehow reached the 16th-century Huron village nearly 100 years before the documented arrival of any white man in the Lake Ontario region. The unearthing of what appears to be part of a wrought-iron axe head at the so-called “Mantle” archeological site in present-day Whitchurch-Stouffville, Ont. — a fast-growing suburb about 40 kilometres east of Toronto — is showcased in a new documentary film, titled Curse of the Axe, to be screened for the first time Monday at the Royal Ontario Museum and broadcast nationwide July 9 on History Television.

(Sigue) (Traducción automatica)

————————-

Royal Ontario Museum -25/6/2012 – Canadá

CURSE OF THE AXE: New Archaelogical Discoveries right under your feet!

The ROM is proud to present the world premiere screening of The Curse of the Axe. Narrated by Robbie Robertson of the legendary music groupThe Band, it is a riveting documentary of the recent extraordinary archaeological discovery right near Toronto that is rewriting history and our understanding of North American life before the arrival of the Europeans. Led by Dr. Ron Williamson, one of Canada’s foremost First Nations experts, a team of world-renowned archaeologists unearths the largest and most complex Huron First Nations village ever found and is stunned to discover that the village is 500 years old!

(Sigue) (Traducción automatica)

 

anuncio-productos-basque-728x85-2