Carlos Alberto Montaner es un periodista y político nacido en Cuba. Vinculado a la linea política liberal, es  el fundador de un partido político, Unión Liberal Cubana y es para la FAES, fundación vinculada al PP, el candidato de su preferencia para el puesto de presidente de Cuba, tras el fin de la dictadura castrista. Tiene un curriculum realmente impresionante que pueden ver aquí y a nosotros nos interesó mucho su correspondencia con Silvio Rodríguez, que pueden leer aquí.

Por qué hablamos de él. Porque en su blog  (en castellano) y en el Miami Herald (en inglés) ha publicado un extenso artículo sobre Euskadi que nos ha parecido profundamente desafortunado. Nos lo ha parecido porque equivoca medios y fines, e iguala a una coalición política legal y con un respetable apoyo popular en el País Vasco con un movimiento terrorista, por el hecho de coincidir en sus fines independentistas.

En primer lugar, obvia que en Amaiur (que no es el nombre de una población vasco-navarra, sino el del último reducto de la defensa de la independencia de navarra contra la conquista castellana en el siglo XVI) está formado por varios grupos políticos, entre los que se encuentra Eusko Alkartasuna (EA). Un partido político que ha demostrado fuera de toda duda, su oposición a cualquier tipo de violencia.

Pero es que, además un partido político no es un grupo terrorista. No lo es en el caso de la coalición Amaiur , ni lo era en el caso del Sinn Fein. Otra cosa muy diferente es que una legislación muy especial haya conseguido que en el Reino de España, coincidir con los fines, pueda ser causa suficiente como para ser ilegalizados. Como periodista, e hijo de periodista, tendría que ser muy consciente de lo frágil que es la libertad en un país en el que se pueden cerrar dos diarios (EGIN y Egunkaria) de forma cautelar, para luego concluir que no había razones para ello.

Como debería de ser consciente de lo cuidadoso que hay que ser a la hora de acusar de terroristas a políticos que no coinciden con las ideas dominantes, ya que es algo que él mismo ha sufrido por parte de las autoridades cubanas.

Sus lectores, en la mayor parte de los casos, pensamos, no pueden distinguir la realidad tras el trazo grueso que usa para bocetar la situación política de la izquierda abertzale vasca. Afirmar de  Amaiur que es una formación política vasca que representa a la tendencia separatista de ETA, es decir una verdad que tiene como consecuencia crear una visión distorsionada en el lector. Ser separatista no es ser terrorista. Esa falsa vinculación, es la que algunos personajes políticos españoles y ciertos medios de comunicación quieren dar por buena. No sabemos si el Sr. Montaner lo hace influido por ese discurso o es consciente de que está trasladando a sus lectores una relación falsa.

Amaiur no tiene casi 700 presos en la cárcel. Los tiene ETA, y ahí entramos en otro de los errores o deficiencias en el análisis de la situación que hace el Sr. Montaner. Confunde a sus lectores, al confundir la negociación política que se puede dar entre dos grupos políticos con representantes electos en un parlamento soberano, con el dialogo que puede estar pidiendo ETA para pasar del cese el fuego definitivo, a la disolución. Pensamos que habría sido mucho más correcto (cercano a la realidad) que el Sr. Montaner hubiera utilizado como fuente para su discurso, reflexiones  como las del Financial Times o las de Tony Blair en el New York Times (ambas muy poco sospechosas), para explicar a sus lectores la situación en la que se encuentra el proceso de paz en el País Vasco.

Sin duda ETA no tiene derecho a otra cosa que a intentar conseguir que su final sea lo menos gravoso posible para sus miembros. No tiene ni voz ni voto en la política vasca. Pero otra cosa muy diferente es que se niegue el derecho a definir una política independentista a los ciudadanos que así lo deseen y que se organicen en partidos o coaliciones para defender lo que ellos consideran justo. En estas Elecciones generales, por primera vez los ciudadanos vascos que apoyan a partidos nacionalistas vascos ha superado a los que votan a partidos unionistas. Eso ha sido algo que se había producido elecciones autonómicas o locales, pero nunca en unas al Parlamento del Reino de España. No podemos creer que el Sr. Montaner considere inapropiadas e indefendibles las ideas de mas de 600.000 vascos, o que les consideres miembros o defensores de ETA, por el hecho de ser nacionalistas vascos.

Resulta profundamente decepcionante que el Sr. Montaner exija a ETA, lo que nunca se ha exigido a los dirigentes de una dictadura cruel y asesina como la de Franco. No hubo ni entrega de armas, ni público arrepentimiento, ni petición de perdón. Es más, los dirigentes de la dictadura siguen siendo respetados políticos que tienen incluso presidencias de honor de algunos partidos. ETA tiene que entregar las armas y disolverse, pero cada vez que dan un paso, se le pide otro más. Da la impresión de que esta aparición de nuevas condiciones nunca va a acabar. Puede ser que la solución sea simplemente aplicar a los etarras, tras la desaparición de ETA los mismos principios que se aplican al resto de los reclusos.

Hay que ser cuidadoso, y hay que decir las cosas como son y  no como le gustaría que fueran a nuestros amigos políticos. Por mucho que estos nos apoyen en nuestra carrera política. ¿No cree, Sr. Montaner?. Resulta muy significativo que en el titular para el Miami Herald, no se hable del grupo terrorista ETA, sino del grupo separatista. Como si ser separatista sea, per se, algo malo, o negativo. Que se lo digan a los Padres de los USA.

Por último. Cuidado con sus lectores. Leer entre los comentarios a su artículo:

Franco hubiera dicho:
“No es la hora del perdón,
es la hora del paredón”

Con los terroristas no se negocia.

Simplemente….da miedo. ¿No creen?

El Blog de Montaner – 27/11/2011 – USA

ETA: No es la Hora del Perdón

Mariano Rajoy, el gobernante electo de España, tiene fama de flexible y tolerante. Ya ha dicho que se reunirá cuanto antes con todas las fuerzas parlamentarias del país para buscar puntos de coincidencia que les permita superar rápidamente la crisis económica. Los socialistas no son sus enemigos, sino sus adversarios. Tratará de forjar con ellos alguna suerte de consenso. Pero hará una excepción: no dialogará con Amaiur, una formación política vasca que representa a la tendencia separatista de ETA, la banda terrorista que es, por cierto, de acuerdo con sus documentos fundacionales (a los que nunca ha renunciado), una organización comunista inspirada en el marxismo-leninismo.

(Sigue)

 

 

 

Miami Herald  -28/11/2011 – USA

No reason to negotiate with Spain’s separatist ETA

Mariano Rajoy, Spain’s prime minister-elect, has a reputation for being flexible and tolerant. He has said that he will meet as soon as possible with all the parliamentary forces in the country to look for common ground that will allow them to quickly overcome the economic crisis. The Socialists are not his enemies, but his adversaries. He will try to forge some sort of consensus with them. But he will make an exception: He will not dialogue with Amaiur, a Basque political coalition that represents the separatist trend of ETA, the terrorist group that is, according to its founding documents (which it has never renounced), a communist organization inspired by Marxism-Leninism.

anuncio-productos-basque-728x85-2