A Basque Peace, es el título del artículo que el ex-primer ministro británico Tony Blair publica hoy en el diario norteamericano The New York Times. Creemos que no es necesario hacer muchos comentarios al texto, porque se explica sólo. Las claves de qué ha pasado, y de qué va a pasar a partir de ahora, están en este documento. Una visión extraordinaria de cuál es el camino que se ha seguido y el que queda por andar. Todo ello escrito, no nos olvidemos, por el que es definido por José María aznar como su amigo personal, y el lider británico que consiguó la paz en Irlanda del Norte .

Sin duda un texto que, desde su primera frase ( The unconditional declaration by the Basque separatist group ETA) tendría que hacer reflexionar a muchos de los que en estos días se dedican a intentar demostrar lo mal que se han hecho las cosas. El problema es que, para reflexionar sobre un asunto, hacen falta dos cualidades: la capacidad de reflexionar y la voluntad para hacerlo. La segunda no existe en muchos de esos portavoces de la caverna mediática, y la primera es incompatible con la exclusiva (por única) capacidad de repetir consignas marcadas por otros que han demostrado desde hace años Por lo que, nos tememos, los más posible es que tampoco esté presente en muchos de ellos.  La conclusión es que seguirán repitiendo lo que la voz de su amo les indique, al menos hasta el 21 de noviembre. Luego es posible que las cosas cambien.

Lo único que está claro y lo que parece que a algunos molesta en sobremanera,  es que ETA ha llegado a su fín, y lo ha hecho sin conseguir ninguno de sus objetivos. 30 años de dolor y muerte para nada. Qué triste final (para ellos) de una triste historia (para todos).

The New York Times – 21/10/2011 – USA

A Basque Peace (por Tony Blair)

The unconditional declaration by the Basque separatist group ETA this week that it is finally ending 50 years of violence, during which it killed hundreds of people and wounded thousands more, should be welcomed by all governments and peoples. It is a victory for democracy, as well as a victory for the people of Spain and the Basque regions of Spain and France. The Spanish government — in particular Spanish Prime Minister José Luis Rodríguez Zapatero and his deputy, the long-time interior minister, Alfredo Rubalcaba — has taken courageous risks for peace and paid a heavy political price when ETA responded by blowing up part of Madrid airport and returning to killing in 2006.

(Sigue)
Traductor de Google. The New York Times no admite el sistema atomático de traducción de Google. Es necesario cortar el texto y pegarlo en la página del traductor

 

anuncio-productos-basque-728x85-2