Al contrario de lo que pueden pensar muchos de los que nos miran desde fuera, y muchos de los que estamos dentro, los vascos no hemos sido un pueblo cerrado, que se ha mantenido blindado a las influencias exteriores en una actitud de aislamiento (cultural, etnico, social, político y cultural) de nivel numantino.

Todo lo contrario, Los vascos hemos participado en la historia del mundo con unos resultados y una influencia que superan ampliamente el porcentaje que nos debiera corresponder, por población, poder militar, extensión o, incluso, por voluntad colectiva. No vamos a detenernos  en esto, pero basta con dedicarle unos minutos, para darse cuenta de la influencia de nuestros descubridores, múscios, políticos, religiosos, navegantes, militares…, en los acontecimientos internacionales.

Pero al revés ha sido igual, los vascos hemos sido profundamente permeables a lo que nos ha llegado desde fuera, incorporando a nuestro ser colectivo, sin ninguna dificultad, elementos lingüísticos, religiosos, sociales o culturales. De tal forma que hemos sido capaces de ser más, manteniendo nuestra esencia.

Toda esta reflexión viene a cuento de una noticia en la que se habla de la presencia del trikitrilari Xabi Aburruzaga (nacido en la Margen izquierda, en una zona de caracter obrero, curiosamente como Kepa Junkera, que nació en Rekalde) en el Festival Interceltico de Sendim, en Miranda Do Douro (Portugal). Porque no es la primera vez que oimos la pregunta, proveniente de los de fuera y de los de dentro, de ¿Qué pintan unos músicos vascos en un festival celta?. Pues la respuesta es sencilla: la cultura vasca más tradicional está llena de influencias celtas. Desde nuestra música hasta nuestra mitología. No somos un pueblo celta, eso es una evidencia, pero sí somos un pueblo que comparte con los celtas muchos elementos culturales. Del mismo modo, podemos encontrar elementos de la lengua o de la cultura celtas, que sólo parece que pueden ser explicadas por influencia de la cultura vasca.

Además, curiosamente, la trikititxa, ese instrumento que parece más vasco que el talo con chorizo, se trata de un instrumento aportado por tuneleros del norte de Italia (zona de cultura celta)  a principios de la segunda mitad del siglo XIX, que fueron contratados para trabajar en la zona de Zumarraga. Lo explica muy bien Rafael Aguirre Franco (miembro de la Real Sociedad Bascongada de Amigos del País) en la web Acordeón.

les dejamos una información aparecida en la TV pública de Portugal sobre dicho Festival en la que se habla de nuestro músico vasco y de su presencia en el festival.

RTP – 6/8/2011 – Portugal

Festival Intercéltico este fim de semana em Sendim

O Festival Intercéltico de Sendim traz, este fim de semana, a música folk de volta a Miranda do Douro. Este ano, o festival tem como signo as línguas minoritárias, pelo que vão ouvir-se cantos em asturiano, em basco, em bretão e em gaélico e em mirandês. Sons da cultura popular, com a paisagem das arribas do Douro como pano de fundo!

(sigue)

anuncio-productos-basque-728x85-2