Los aniversarios que poseen la característica de ser «redondos» suelen servir para conmemorar los sucesos o acontecimientos de una forma especial. Los 10 años, los 25, los 50… son fechas significativas. Pero entre todas esas fechas especiales, los centenarios son los que alcanzan un mayor valor. Sobre todo si se refieren a un acontecimiento que aún mantiene una vigencia y una influencia importante.

El centenario del nacimiento del periodista vasco-peruano Francisco «Paco» Igartua es una de estas conmemoraciones que merecen una atención especial. Lo es no solo porque su labor, como periodista y director de Oiga!, marcó una época del periodismo y de la sociedad peruana. Lo es, también y sobre todo, porque su visión de Perú, de su sociedad y de su clase política, tiene una rabiosa vigencia en el presente, convulso y desconcertante, de este gran país. Un país que pudiendo ser un referente, por su gente y sus capacidades, se encuentra inmerso en una crisis institucional, política, y social que no tiene una explicación posible que no pase por la incapacidad de sus élites y responsables institucionales de construir un estado organizado y estructurado, donde el imperio de la ley, la seguridad jurídica y el desarrollo del conjunto de la sociedad sean los ejes principales. Es decir, estas estructuras del país han «ampliado y mejorado» esas características que Igartua denunció durante décadas. Algo que le llevó a la cárcel; al exilio; al cierre de la obra de su vida, la revista Oiga; y a la ruina.

Para comprender que a pesar de parecer todo diferente, «nada ha cambiado», vale con releer  los editoriales de Oiga. Y tras en cierre de la revista, por la dictadura de Fujimori, sus Canta Claros, que aparecieron, en diferentes medios, hasta que él dejó de respirar.

Nosotros, en colaboración con la Revista Oiga y Limako Arantzazu Euzko Etxea nacida por el impulso de la Hermandad de Nuestra Señora de Aranzazu de Lima, hemos decidido dedicar a su memoria, y a su legado, una serie de artículos y actividades a lo largo de estos doce meses que separan el nonagésimo noveno aniversario de su nacimiento en el distrito de Huarochirí (en el interior de la provincia de Lima), de la celebración de su centenario.

Lo hacemos porque junto a su nacionalidad peruana y su amor irreductible a este país, mantuvo su corazón unido a la patria de sus mayores, a Euskadi. Manteniendo en su espíritu una «doble nacionalidad» que comparten muchos vasco-descendientes peruanos. Ese amor  su tierra de origen le llevó a estar profundamente comprometido con ella. Tomando, incluso, un papel protagonista en los dos primeros Congresos Mundiales de las Colectividades Vascas. A los que asistió por invitación expresa del propio Lehendakari.

Nosotros empezamos esta serie sobre Paco Igartua, que  se suma a la colección artículos en los que le hemos referenciado a lo largo de años, con un amplio y profundo artículo sobre la vida y la obra de este periodista, escrito por alguien que le conocía muy bien: Josu Legarreta Bilbao. Licenciado en Filosofía, Legarreta ha ostentado cargos de responsabilidad en la administración vasca en el campo de las relaciones internacionales. Primero como director de Cooperación al Desarrollo y con posterioridad como director de Relaciones con las Colectividades Vascas del Mundo. Esto le llevó a entablar contacto, y amistad, con Francisco Igartua. Una amistad que se mantuvo en el tiempo y que se prolongó hasta el fallecimiento del periodista peruano.

Hoy le volvemos a recuperar porque con motivo del Día internacional de la Diáspora Vasca, los cuatro periódicos del grupo vasco de información, «Grupo Noticias», han publicado, en dos entregas, un extenso artículo de Lerrareta sobre Igartua que nos sigue ayudando a entender la personalidad y la capacidad de este vasco-peruano.

No podemos confirmarlo, pero dudamos que ningún otro periodista haya recibido esta atención y esta extensión en un medio vasco.

Deia – 8/9/2022 – Euskadi

Diáspora vasca: de Euskal Herria a Perú (1)

En estas fechas veraniegas renace de nuevo el orgullo de contar en más de cien países con muchos miles de vascos y descendientes que celebran el Día de la Diáspora con sentimientos de pertenencia al Pueblo Vasco. Sin entrar al debate sobre el sentido del concepto “diáspora”, ni siquiera tomar en cuenta de aquel comentario doblemente denigrante de José Luis Borges de “Los vascos me parecen más inservibles que los negros”, nos reafirmamos en nuestra conciencia colectiva y transnacional. Fue un acierto su constitución oficial, especialmente en estas épocas de tendencias globalizadoras, que nos demandarán una apertura de mente y de estrategias sociales para proseguir activos en la conversión de una sociedad pluricultural en intercultural.

(Sigue) (Traducción automática)

Deia – 9/9/2022 – Euskadi

Diáspora vasca: de Euskal Herria a Perú (y 2)

La profesionalidad de Paco Igartua traspasó los ámbitos nacionales de Perú: acudió a Cuba para presenciar la entrada victoriosa de los revolucionarios castristas a La Habana y llegó a lograr estrecha amistad con Fidel Castro, aunque, con su visión futurista de los acontecimientos, en 1961, llegó también a pronosticar el futuro de la revolución porque «Fidel Castro confundía a Cuba con su persona». Posteriormente, cuando fue desterrado a México, entabló relaciones con el presidente Echeverria y su hombre de confianza en cuestiones de prensa, Vicente Lazkuray, que fue «jefe de gudaris en la guerra española. Estas relaciones facilitaron su nombramiento de director del semanario del periódico El Sol, a pesar de que en la sociedad mexicana no estaba bien visto que un extranjero dirigiera un medio de comunicación de un millón de suscriptores

(Sigue) (Traducción automática)

Centenario Francisco «Paco» Igartua


Lagun iezaguzu aboutbasquecountry.eus mantentzen!
Help us keep aboutbasquecountry.eus running!
Ayúdanos a mantener aboutbasquecountry.eus