Ayer un buen «amigo digital» del blog, Eneko Sagarbide, que es un vasco que vive en Estonia, nos descubría un pequeño vídeo (menos de 30 segundos) que nos ha fascinado. Tanto como para dedicarle una entrada en este blog.

El vídeo, nos cuentan, lo grabó un periodista de Euskadi Irratia, Manu Etxezortu, camino de la emisora de radio. En el mismo dos protagonistas. Uno es un gaitero escocés que toca una melodía vasca en mitad de los jardines de Alderdi Eder, con la bahía de La Cocha a sus espaldas. El otro protagonista es «coral»: el grupo de jóvenes que al pasar y oír la música se han puesto a bailar o a animar a las que lo hacen.

Todo ello ha ofrecido una imagen que sorprende a los paseantes, pero que, sobre todo, sirve para alegrarnos el día.

De las chicas no sabemos nada, aparte de que tienen la energía, la belleza y la alegría que da la juventud. Además, claro está, de tener otra cosa que nos ha parecido muy importante: los conocimientos básicos como para poder realizar esta coreografía improvisada. ACTUALIZACIÓN: Gracias a uno de los lectores del blog, ya sabemos algo de esas dantzaris, son de Berriatua y pertenecen al grupo Sarats Dantza Taldea.

Del gaitero que interpreta la melodía vasca, del escocés Alan Joseph Kennedy, sí sabemos algo más. Gracias al articulo de Alex Trelinski publicado por el diario Olive Press, un periódico dirigido a los británicos que viven en el Levante y Sur de España.

Este artista nació en Glasgow y ha pasado más de 20 años en España hasta que, por amor, decidió mudarse a Euskadi. En concreto a Donostia. Se trata de un artista polifacético, que hasta el momento de la pandemia se ha dedicado a actuar como músico y como actor,  además de a realizar labores de cuentacuentos con el objetivo de apoyar el aprendizaje del ingles de jóvenes y adultos.

Bajo sus marcas, Celtdram y Storytime, Alan aportó una perspectiva original a la enseñanza del idioma inglés mientras visitaba lugares con gaitas y cuentos populares a cuestas. Ganó muchos admiradores por su repertorio único de historias populares sobre las culturas celta, escocesa, irlandesa o galesa junto con las de Galicia y Asturias.

A él la pandemia le ha trastocado todos los planes, como a casi todo el mundo. Sin conciertos y sin actividades educativas presenciales, se ha dedicado a escribir, con notable éxito de su dos primeras historias.

Pero como él es un músico acostumbrado al público, sale a tocar por las calles en cuanto es posible. Y en una de esas salidas, mientras tocaba su gaita escocesa en el corazón de Donostia, se produjo esta escena que tanto nos ha gustado.

Ahora que habita en nuestra patria, es posible que, aparte de historias y relatos sobre cultura celta, Alan Joseph Kennedy empiece a contar historias de vascos y a interpretar música vasca. La verdad es que no suena nada mal en una gaita escocesa (nos informan que no es una gaita escocesa sino, posiblemente gallega, algo que no es de extrañar ya que este músico visita Galicia con frecuencia). Puede ser que porque ambas, gaita escocesa y música vasca, disfrutan mucho de los aires de libertad..

Les dejamos el vídeo y el artículo de The Olive Press sobre este escocés asentado en San Sebastian

The Olive Press – 11/10/2020 – España

Nostalgic return brings publishing debut for British storyteller based in Spain

GLASGOW-BORN Alan Joseph Kennedy has switched from storyteller to storywriter with the publication of a tale inspìred by his memories of London’s Brixton area in the eighties

(Sigue) (Traducción automática)