La huella de los vascos en Venezuela es profunda, amplia y fructífera. Por ejemplo, la historia del país queda marcada, para lo bueno y lo malo, por la creación, desarrollo, e influencia, en el siglo XVIII, de La Real Compañía Guipuzcoana de Caracas.

Pero junto a los grandes acontecimientos económicos y políticos, existe en esta presencia de los vascos en Venezuela, una historia de las personas que está formada por los avatares y las aportaciones de tantos vascos que llegaron a aquella Tierra de Gracia.

Esta pasado 9 de julio se conmemoraban los 80 años del inicio de una etapa de la llegada de vascos a Venezuela en la que se unen las dos facetas de una forma perfecta. Por un lado la acción política y por otro lado la historia vitales de cientos de vascos que llegaron a aquel país a recuperar su vida y su futuro. Aportando, y mucho, a su país de acogida,

Tras la victoria de los sublevados franquistas, el Gobierno Vasco en el exilio mantuvo sus estructuras de apoyo a los refugiados vascos, que se encontraban fuera de su patria sin recursos y aun en shock por los acontecimientos que habían ocurrido en su país. Aquel gobierno, modélico por muchas razones, tenía como objetivo básico atender y cuidar de los ciudadanos a los que se debían.

Era necesario buscar ubicación y modo de vida a aquellas familias y entre las soluciones  encontradas estuvo la de su acogida en varios países americanos.

Venezuela fue uno de los destinos más importantes, y acogió a muchos vascos que encontraron en aquel país un refugio y una vida digna lejos de los fascistas que secuestraron su país por mas de 40 años. El Gobierno Vasco consiguió un  acuerdo con Gobierno venezolano del entonces presidente Eleazar López Contreras. Se pactó la llegada de refugiados vascos, y el gobierno de Venezuela aceptó como documento oficial el Igarobide, pasaporte emitido por el Gobierno vasco, dandole valor de documento legal.

Toda la prensa venezolana se hizo eco de la llegada de los refugiados vascos. El diario Ahora dedicó una página, con gran profusión de fotografías, a este evento. Destacaba que, entre los recién llegados, se encontraban médicos, ingenieros, contables, agricultores y obreros especializados.

Jazoera es la publicación que recoge la historia y la actividad de la comunidad vasco-venezolana. Nacida como herramienta de divulgación de la Eusko Etxea de Caracas y dirigida por Pedro Javier Arriaga Aguirre, ya hemos hablado en más ocasiones de ella. Un trabajo extraordinario que sirve para conocer la actividad actual y la historia de esta comunidad vasca que tanto ha aportado a la historia y al desarrollo de su país de acogida.

Esta revista ha publicado, con motivo de esta efeméride, un especial en que se recoge la historia de esta emigración de patriotas vascos, camino de un exilio con futuro. En esta publicación nos encontraremos las historias de los grupos de vascos que llegaron en aquellos años terribles y de la magnífica acogida que tuvieron en su patria de adopción.

De aquellos refugiados vascos nació una de las comunidades vascas en el mundo más activa y comprometida. Una comunidad que se unió a otras muchas comunidades de vascos repartidos por el mundo para defender la Causa del Pueblo Vasco, y colaboró en mantener las instituciones vascas vivas en aquellos difíciles años.

Descargar (PDF, 3.3700000000000001MB)

anuncio-productos-basque-728x85-2