Como decimos muchas veces no es el fútbol uno de nuestros temas favoritos. Normalmente nos referimos a él cuando está conectado a asuntos que sí nos interesan, como la imagen de los vascos en el mundo o asuntos extremadamente serios como lo que incluye en concepto “ser vasco”.

Nosotros, por ejemplo, hemos defendido, con energía, el derecho de Iñaki Williams de formar parte, de pleno derecho, de nuestra Patria. Porque, si bien es verdad que para nosotros que alguien juegue, o no, en un equipo de fútbol es intranscendente, el que sea considerado vasco sí lo es. Y eso era el debate de fondo que se daba en la polémica sobre si podía, o no, jugar en el Athletic.

Ese sí es un asunto que nos interesa, y nos preocupa. La facilidad con la que algunos se dedican a repartir, o a negar, el “carnet de vasco”, en función de criterios muy discutibles. Hace un tiempo escribíamos sobre esto en un artículo que consideramos como uno de las reflexiones-claves de nuestro blog.

Hoy nos encontramos ante un nuevo debate, sobre que en el fondo es el mismo:¿Puede ser jugar en el Athletic una vasco-descendiente nacida en Alemania? ¿Puede ser considerada vasca una vasco-descendiente nacida en Alemania?. Porque como en el caso de Williams ese es, en el fondo, el debate que está detrás de la polémica sobre si la jugadora Bibiane Schulze-Solano, nacida en Alemania y de ascendencia vasca puede, o no, jugar en el Athletic, sin que esos signifique romper ese “modelo Athletic”.

Hay una “ley no escrita” que dice que en este equipo vasco sólo se pueden incorporar jugadores vascos, o jugadores formados en nuestro país. Como todas las “leyes no escritas” se ha ido adaptando al paso del tiempo y a los cambios sociales.

Ni somos socios del Athletic, ni pensamos que ser aceptado en ese equipo sea la prueba de la vasquidad de nadie. Pero la pregunta que nos hacemos es sencilla. ¿No ha llegado el momento de que los vascos de todo el mundo tengan acceso a formar parte de un equipo que se enorgullece de acoger sólo a jugadores vascos?

A nosotros nos parece lógico que, por ejemplo, la nieta o el nieto de una persona vasca que tuvo que exiliarse e América, sea considerada vasca y que, por lo tanto, puede defender los colores de un equipo que sólo admite a personas vascas.

Como explicábamos al principio, ni somos entusiastas del fútbol, ni nos sentimos con la capacidad para sentenciar nada sobre este asunto. Pero nos parece razonable que en los casos en los que la jugadora o jugador, haya nacido donde haya nacido, tenga origen vasco y  demuestre una conexión con el equipo, su incorporación sea posible.

El Intransigente  – 1/7/2019  – Argentina

Escándalo en el Athletic Bilbao por la contratación de una futbolista alemana

El presidente del club vasco, defendió la incorporación de Bibiane Schulze-Solano y aseguró que su llegada cumple con la tradición del elenco español.

(Sigue) (Traducción automática)