Alejandro Fabbri ha publicado en «cuatro cuatro dos», el sitio de deportes de diario digital y bisemanal en papel, Perfil, un precioso artículo que recoge la historia de Isidro Lángara un jugador de futbol vasco que se convirtió en un ídolo del fútbol argentino.

Su faceta como deportista es una de las partes importantes del artículo, pero a nosotros nos ha gustado mucho más la parte en la que recuerda cómo un grupo de futbolistas vascos, defendieron Euzkadi y se enfrentaron al monstruo del totalitarismo, calzando sus botas y dando patadas a un balón.

Hemos hablado de la Selección de Euzkadi, creada por el Gobierno Vasco a impulso del Lehendakari Aguirre, pero creemos que nunca nos cansaremos de hacerlo. Con más razón si es para recoger un artículo como el que nos ha hecho escribir estas líneas. Un articulo que igual en importancia las capacidades deportivas y el compromiso de una persona.

Acostumbrados como estamos a que el hecho de «meter goles» sirva como excusa para olvidarnos de que las personas que son referentes sociales deben tener más cualidades que la buena puntería o una habilidad driblando, es de agradecer que se recuerde a unos vascos que  se comprometieron con Euzkadi y la Libertad.

442 – 22/5/2018 – Argentina

Isidro Lángara, el vasco dueño de Boedo

Tenía 27 años cuando llegó al puerto de Buenos Aires desde tierras mexicanas. El final de la Guerra Civil Española lo sorprendió integrando el seleccionado de Euzkadi, el País Vasco, que cumplía la parte final de una gira larguísima que empezó en la convulsionada Europa y siguió en tierras americanas, buscando ayudar a la República Española en su terrible lucha contra el fascismo español que encarnaba Francisco Franco.

(Sigue) (Traducción automática)

El Vasco Lángara, un ídolo de San Lorenzo, le convierte a Boca. / Foto: El Gráfico
El Vasco Lángara, un ídolo de San Lorenzo, le convierte a Boca. / Foto: El Gráfico
anuncio-productos-basque-728x85-2