Richard MorenoThe Nevada Traveler, es un periodista y escritor que lleva años escribiendo, en diarios, libros y su blog, relatos sobre sus viajes por Nevada y otros lugares del Oeste de los USA. Ha publicado en el Nevada Appeal un interesante artículo en el que nos cuenta, como testigo de primera mano, qué son y que nos podemos encontrar en uno de los doce restaurantes vascos que aun se pueden encontrar en su Estado.

En su relato vamos a poder disfrutar del relato del ambiente, funcionamiento y tipo de comida que se sirve en las mesas comunitarias que nos encontramos en estos refugios de los vascos que tuvieron que ir a ganarse la vida a aquellas tierras de frontera.

Seguro que hay vascos que viven en el interior del país que se extrañan del menú que se ofrecen en estos restaurantes vascos del «Far West». Lo mismo que hay quienes se extrañan de que la «paella» se haya convertido en un símbolo de la comunidad vasca en muchos lugares de América. Tanto, como para que haya expertos que la consideren como la comida típica del Intermountain West, una región situada entre el borde occidental de las Montañas Rocosas y el inicio de la cadena montañosa de Sierra Nevada, que la separa de Pacífico y de California.

Hay que pensar que es el entorno el que marca la gastronomía de una comunidad, y que los vascos al ir a cualquier punto de América cambiaron ese entorno de una forma radical y tuvieron que adaptarse a los nuevos alimentos. Si en «casa» fuimos capaces de acoger el maíz, la patata, el tomate o el pimiento, y convertirlos en bases de nuestra gastronomía, cómo no vamos a adaptarnos a las condiciones que nos marcan tierras tan diferentes.

Disfruten de la historia y de la descripción del ambiente que nos encontramos en esas «embajadas vascas» en los USA. Y le animamos a Richard Moreno a que en la próxima visita a uno de esos rincones vascos en USA, se anime a cantar nuestro Himno nacional, así disfrutará de una «plena experiencia vasca».

Nevada Appeal -10/5/2018 – USA

Nevada’s Basque hotels serve up food and conversation

You never eat alone at a Basque hotel. A unique aspect about dining at one of Nevada’s dozen or so Basque boardinghouses is that the meals are served family-style — so you sit at a long table, usually covered with a red and white-checked tablecloth, and dine next to complete strangers.

(Sigue) (Traducción automática)

 

 

anuncio-productos-basque-728x85-2