Hemos aprovechado estos dias festivos de Semana Santa para hacer una rápida visita a uno de nuestros lugares favoritos de la Costa Vasca: Pasaia.

En concreto nos hemos acercado a su parte más turística y atractiva: Pasai San Pedro y Pasai Donibane. Dos núcleos urbanos de este municipio que desde hace siglos flanquean la estrecha bocana de este puerto, el Puerto de Pasaia, que es el más protegido de todo el Golfo de Bizkaia.

Carta náutica Del Puerto de Pasaia de 1788
Carta náutica Del Puerto de Pasaia de 1788 (Fuente)

Al llegar a nuestro destino, descubriremos dos núcleos urbanos separados por una estrecha lengua de agua que es la entrada al puerto de Pasaia, y que estan conectadas por una pequeña embarcación, la motora, que une ambas orilla.

Dos núcleos urbanos que, en lo que parece un milagro, han crecido en la estrecha franja existente entre las montañas y el mar. Una circunstancia que hace que, por ejemplo, al caminar por su calle principal, casi única, que estructura Pasai Donibane, podamos sentir bajo nuestros pies los golpes de las pequeñas olas que hay en las aguas del interior de la bahía.

La estrecha bocana de Puerto de Pasaiaa y la motora que transporta a los pasajeros de una a otra orilla.
La estrecha bocana de Puerto de Pasaiaa y la motora que transporta a los pasajeros de una a otra orilla.

Cuando nos encontramos ante esa bocana del puerto, que la motora recorre en un viaje de un minuto, y después mira a los buques que se encuentran en sus muelles, no podemos menos que preguntarnos cómo es posible que entren o salgan por ese desfiladero estrecho y retorcido. Sin duda buena parte del “milagro” es responsabilidad de los prácticos de este puerto. Para que nuestros lectores entiendan a lo que nos referimos, basta con ver el vídeo que los propios prácticos tienen en su página web.

O este otro vídeo en el que se puede ver todo el proceso de entrada al puerto del Azamara Journey, el primer crucero que entraba en este puerto.

Este punto de la Costa vasca está íntimamente conectado tanto con la historia de nuestro país, como con importantes acontecimientos históricos. En nuestra visita vamos a encontrar , junto al embarcadero de Pasai Donibane, la plaza la participación de sus habitantes en la Batalla de Roncesvalles,

Junto a ella, a escasos metros, está  la que recuerda cómo el Marqués de La Fayette partió de este puerto, con apenas 20 años, a bordo de “La Victorie”, el velero que había comprado él mismo poco antes en Burdeos, para ayudar al ejercito continental en la lucha por la independencia de los USA. El buque inició su singladura un 26 de Abril de 1777  con aprovisionamiento de armamento (5.000 fusiles) de las fábricas de Gipuzkoa y con una tripulación de 65 voluntarios. Fue su primer viaje a América y el inicio de la leyenda del “héroe de los dos mundos”.

Pero su conexión privilegiada con la Historia va mucho más allá: Puerto romano; puerto de abrigo de parte de la Armada Invencible; centro logístico de la Real Compañia Guipuzkoana de Caracas; cuna de Blas de Lezo; el lugar donde Victor Hugo descubrió a los vascos… Pasear por sus calles no es sólo disfrutar de un lugar llenos de belleza y de personalidad. Pasear por sus calles es pasear por la historia.

Como siempre comentamos en esta sección, nosotros contamos nuestra experiencia e invitamos a los lectores a disfrutar de los sitios que nosotros visitamos y que nos gustan. No es nuestro objetivo hacer una “guía turística”.

Pasaiako planoa
Pasaiako planoa (Oarsoaldea)

Sobre todo si, como es este caso, hay recursos de gran calidad. Nosotros recomendamos la web de Oarsoaldea, que ofrece una magnífica y muy clara información en línea para tener conocimiento de los principales recursos turísticos que podemos encontrar en Pasaia. Pero que también ofrece mucha más información turística de los municipios gipuzkoanos de Errenteria, Lezo, Oiartzun y Pasaia. Una magnífica web para preparar un plan de fin de semana, o de una  “visita de día”.

Nosotros, en esta ocasión, dedicamos para nuestra visita unas pocas horas en una tarde en la que nos acompaño sol y lluvia por igual. Eso nos ha impedido visitar muchos sitios importantes, que dejamos para una visita posterior.

Albaola la Factoría Marítima Vasca
Albaola la Factoría Marítima Vasca

Sin duda ninguna, una de las visitas pendientes y que tenemos ganas de hacer desde hace mucho tiempo, es la de ALBAOLA la Factoría Marítima Vasca. Como explica la web de Oarsoaldea

En la Factoría ALBAOLA se evocan grandes odiseas marítimas protagonizadas por los cazadores de ballenas y sus embarcaciones en el Nuevo Mundo. Por ello, más que un museo, la factoría es un espacio imaginativo y abierto donde puedes conocer, en un proceso dinámico, la historia marítima vasca a través de la construcción ante el público de una réplica de una de sus embarcaciones más conocidas: el ballenero del siglo XVI SAN JUAN.”

Nosotros, que somos grandes admiradores de la epopeya vasca en el Atlantico Norte, tenemos que visitar la reproducción de la Nao San Juan que se encuentra en plena construcción y que están llevando a cabo en este lugar tan extraordinario.

Además, intentaremos que esa visita coincida con el Festival Marítimo Pasaia 2018. Ente los días  17 al 21 de mayo, más de 100 embarcaciones, con alrededor de 400 tripulantes inundarán el municipio de Pasaia durante este gran evento internacional del patrimonio marítimo.

Compartimos con todos nuestros lectores un vídeo y fotos nuestra visita de unas horas a este rincón de la Costa Vasca que ofrece el mejor puerto-refugio de todo el Golfo de Bizkaia.

Volveremos, porque “nos ha sabido a poco”.


anuncio-productos-basque-728x85-2