El Windsor Star es el diario canadiense que se publica en la ciudad de la que toma el nombre y que está ubicada limitando con la ciudad USA de Detroit.

Este diario ha dedicado un artículo a un barco vasco que se ha convertido en una de las mayores joyas de la arqueología submarina. Nos estamos refiriendo al Galeón San Juan, un ballenero construido en Pasajes y que se hundió en Red Bay (Canadá) en el verano de 1565. Cuando, cargado de aceite de ballena, se disponía a regresar a la Costa vasca.

En 1978 unos arqueólogos descubrieron un tablón de roble, que fue la pista que llevó a los investigadores a los restos del barco vasco hundido 400 años antes. Les dejamos dos documentos. Uno técnico sobre el descubrimiento de este ballenero (en inglés) y otro genérico sobre los balleneros vascos.

Todo indica que 450+1 años después de su hundimiento y gracias a la labor de Albaola, este barco vasco, o mejor su perfecta réplica, navegará de nuevo por las aguas del Golfo de Bizkaia en un camino que, estamos seguros, le llevará de nuevo  las costas de Labrador. Pero esta vez su objetivo no será llenar sus bodegas con aceite de ballena, sino trasladar cultura y buenas relaciones entre dos tierras que fueron unidas por los marinos vascos. Todo ello gracias a la perfecta excusa que ofrece un acontecimiento como el de la celebración del nombramiento de Donostia, como  Capital Europea de la Cultura en 2016.

logo_san_juan
Logo de programa Patrimonio Cultural Subacuático de la UNESCO

El descubrimiento de esta embarcación vasca tiene tal importancia científica, que la ONU, ha utilizado su imagen como logo del programa Patrimonio Cultural Subacuático de la UNESCO.

Windsor Star – 18/2/2013 – Canadá

Canada’s oldest shipwreck to be resurrected in replica of 16th-century Basque galleon

Ballenero_San-Juan
Model of the San Juan, a 16th-century Basque whaling galleon at the bottom of Labrador’s Red Bay. The historic ship is to be replicated in a full-size sea-worthy version.

t’s the oldest shipwreck ever found in Canada and one of the most important in the world: a 16th-century Basque whaling galleon that lies at the bottom of Labrador’s Red Bay, a sunken relic from the Age of Discovery that symbolizes the early spread of European civilization — and commerce — to the New World. Now, the 450-year-old San Juan, a jumble of thick beams and broken barrels lying in shallow waters off the site of a 1560s-era whaling station in the Strait of Belle Isle, is to be resurrected by a team of Spanish maritime heritage experts planning to construct a full-scale, seaworthy replica of the original 16-metre, three-masted vessel.

(Sigue) (Traducción automática)

————————————–

UNESCO – ONU

Patrimonio Cultural Subacuático

El patrimonio cultural subacuático comprende todos aquellos rastros de existencia humana que estén o hayan estado bajo el agua, parcial o totalmente y que tengan un carácter cultural o histórico. Reconociendo la creciente necesidad de proteger este patrimonio, la UNESCO elaboró en 2001 la Convención de la UNESCO sobre la Protección del Patrimonio Cultural Subacuático.

(Sigue)

————————————–

Wikipedia – USA

History of Basque whaling

The Basques were the first to commercially hunt whales. For five centuries they dominated the trade, spreading to the far corners of the North Atlantic and even reaching the South Atlantic. The French explorer Samuel de Champlain, when writing about Basque whaling in Terranova, described them “as the cleverest men at this fishing”.[1] By the early 17th century other nations entered the trade in earnest, seeking the Basques as tutors, “for [they] were then the only people who understand whaling”, lamented the English explorer Jonas Poole. Having learned the trade themselves, other nations usurped their techniques and soon dominated the burgeoning industry – often to the exclusion of their former instructors. Basque whaling peaked in the late 16th and early 17th centuries, but was in decline by the late 17th and early 18th centuries. By the 19th century it was moribund.

(Sigue) (Traducción automática)

————————————-

Gipuzkoakultura- Euskadi

La nao San Juan. Siglo XVI

nao_san_juan_2
© José Lopez

 

ipuzkoa posee la concentración más importante de dinteles representando naves del siglo XVI. La extraordinaria calidad de sus labras nos aporta una información muy valiosa sobre las características de los barcos de esta época. Gracias al descubrimiento y estudio del pecio de la nao ballenera San Juan, de Pasaia, hundida en Red Bay en 1565, conocemos los detalles de la construcción naval vasca del siglo XVI. En esta época de expansión oceánica las rutas de navegación son considerablemente más largas y es necesario optimizar la capacidad de carga.

(Sigue)

 

 

 

anuncio-productos-basque-728x85-2