A lo largo de 2017 informamos a nuestros lectores de la construcción de “Marea”,  un cable submarino que une la costa de Virginia con la Costa vasca. Este cable submarino ya está operativo y proporciona hasta 160 terabits por segundo de ancho de banda en aproximadamente 16 millones de veces el ancho de banda medio de hogar a Internet.

Entonces comentamos que ser uno de los puntos de origen/destino de esta conexión, la más potente del mundo, era una buena noticia para nuestro país. Ya que nos colocaba en una buena posición relativa. Disponer “en casa” de estas conexiones ofrece oportunidades de desarrollo que no tendríamos que desaprovechar.

Recordamos todo esto, porque hoy nos hemos encontrado en varios diarios una información que nos reafirma en esa visión de la importancia de ser un “centro  de conexiones digitales” de ese nivel.

En esta noticia, firmada por AP, se informa de la construcción de una cable submarino que unirá la península con Israel y que tendrá una capacidad suficiente como para hacerse cargo del 60% de todo el tráfico actual de internet del mundo en hora punta.

Esta infraestructura que tendrá un costo de 200 millones de USD y que estará terminada para 2020, cruzará el mar Mediterráneo de extremo a extremo. Extendiéndose desde Israel hasta el País Vasco, donde conectará con “Marea”.

The New York Times – 16/1/2017 – USA

‘Superfast’ Internet Cable to Cross Mediterranean Sea

A Cypriot company says its new sub-sea internet cable that will connect Israel with Spain will be powerful enough to handle up to 60 percent of the world’s internet traffic at peak time.

(Sigue) (Traducción automática)


Times of Israel – 16/1/2018 – Israel

‘Superfast’ sub-sea internet cable to connect Israel with Spain

A Cypriot company says its new sub-sea internet cable that will connect Israel with Spain will be powerful enough to handle up to 60 percent of the world’s internet traffic at peak time.

(Sigue) (Traducción automática)


Este es el mapa actual de cables submarinos existente el el Mediterráneo. En 2020 el nuevo cable que unirá Israel y el País Vasco cambiará de una forma substancial este mapa. El sólo tendrá más capacidad que la suma de todo el resto de conexiones en el Mediterráneo
Este es el mapa actual de cables submarinos existente el el Mediterráneo.
En 2020 el nuevo cable que unirá Israel y el País Vasco cambiará de una forma substancial este mapa. El sólo tendrá más capacidad que la suma de todo el resto de conexiones en el Mediterráneo
anuncio-productos-basque-728x85-2