La web Noticias de Venezuela recoge un articulo publicado en la web de viajes Matador, y firmado por “Pepita la Nuit“. Este texto tiene como título “11 CONSEJOS PARA LIGARTE A UN VASCO” y en el la autora da consejos de cómo una chica puede conseguir que un vasco acabe poniéndola “con los tacones mirando pal techo”.

Los consejos se centran en como superar todos los “obstáculos” que ha hecho a los hombres vascos extremadamente torpes a la hora de relacionarse físicamente con el otro sexo. Es decir, que reafirma la idea de que “en Euskadi no hay quien ligue, ni folle“.

La autora incluye para explicar esta situación razones como: la abrupta orografía; que hace un frío que pela y llueve más días de lo que brilla el sol; la vida en “cuadrilla”; o el matriarcado vasco.

Pero con independencia de la burda utilización de los estereotipos y la proyección de una imagen deformada de la sociedad vasca y de su gente, nos ha llamado la atención algo que nos hemos encontrado en el texto. La insinuación de que los vascos (y nos imaginamos que por extensión, las vascas) no son “seres humanos normales” hasta que salen de su tierra.

“Siempre tienes el resorte de llevártelo de escapada así como quien no quiere la cosa, aunque el vasco no es muy de salir de su tierra. El vasco, fuera del País Vasco, entra en una especie de cortocircuito. Parece que fuera de Mordor (así llamamos los vascos a nuestra tierra), el espécimen euskolabel pierde esos súper poderes de machoman. Llevártelo fuera de Euskadi puede ser una magnífica estrategia. Al estar fuera de su zona de confort, el vasco se siente desconcertado y su rudeza se desvanece, el corazón se les ablanda, son más proclives al amor y se convierten en seres humanos aparentemente normales y a los que Cupido, cuando más desprevenidos se encuentran, puede atravesar con sus flechas de amor.”

Lo de que “en Euskadi no se liga nada” no deja de ser un “chiste fácil” al que recurrimos, en abundancia, incluso los propios “locales”. Pero eso de lo bien que les viene “viajar” nos ha sonado a esa misma frase estúpida y zafia, propia de “intelectuales” de casino mesetario, que se repite tan a menudo: “el nacionalismo se cura viajando” Todos, claro está, excepto el español que no es una enfermedad, sino una virtud.

Curiosamente los vascos, y las vascas, son los súbditos del Reino de España que más viajan, por placer y por trabajo. Por placer porque les gusta conocer mundo y disfrutar de él, y por trabajo porque su economía es de las más internacionalizadas de la Unión europea y sus empresas mantienen negocios en todos los rincones del mundo.

Da la impresión de que lo que le ha pasado a Pepita la Nuit es que algún vasco que otro le ha “hecho la cobra“. Algo que a esta “bloguera del sexo” valenciana que vive en Bilbao, y que parece que ya ha descubierto cómo de bien se lo puede “hacer un vasco“, parece que no lleva muy bien.

Menos mal que cierra con algo positivo su “descripción”:

“Una vez lo tengas en el bote, te cuidará y te querrá para toda la vida”

Matador  Network – 19/9/2016 – 

11 CONSEJOS PARA LIGARTE A UN VASCO

Euskadi no es precisamente el destino afrodisíaco ideal, así que si vienes a Bilbao, que no sea a buscar novio. Vente de pintxo pote, de jarana, de museos, de playa y montaña, pero no a echarte novio. Bilbao es la ciudad española donde menos se liga. Será por su abrupta orografía, será porque hace un frío que pela y llueve más días de lo que brilla el sol, pero en Euskadi no hay quien ligue, ni folle.

(Sigue) (Traducción automática)

Visto primero en Noticias de Venezuela


La fotografía original que acompaña el artículo de Matador la hemos eliminado porque una de las personas que aparecen en ella nos ha pedido que lo hagamos. La sustituimos por una de una Aste Nagusia, uno de los lugares donde las “cuadrillas” de las que habla el reportaje tienen una mayor importancia.

anuncio-productos-basque-728x85-2