La relación de Ernest Hemingway con los vascos, su cultura y su forma de ser es larga y profunda en el tiempo y en su intensidad. Para muchos de nosotros sin duda esto ha sido, y es, un descubrimiento. En concreto para nosotros fue un secreto que se ha ido desvelando según nos encontrábamos con las huellas de algunos de esos numerosos encuentros que se dieron entre el escritor y vascos de toda condición.

Es cierto que todos sabemos su presencia en Iruña, o su visitas a Donostia. Pero , al menos para la mayoría de los vascos, no estaba definida con claridad la intensa red de esas visitas, encuentros, relaciones, estancias, y contactos, que mantuvo el escritor norteamericano con nuestro país y sus gentes. Tanto a este lado, como al otro del Atlantico.

Decimos no estaba, porque en estos días se ha puesto en marcha un proyecto para definir y divulgar las rutas de Hemingway por El País de los Vascos. Estos dias está recorriendo Euskadi peninsular el nieto del escritor, John Hemingway, siguiendo los pasos de su abuelo por estas tierras.

Se trata de un proyecto, impulsado por instituciones de la Comunidad Autónoma Vasca, que tiene la gran virtud de dar una imagen global de esa relación del escritor con los vascos. El texto, publicado en Irekia para explicar el proyecto, es capaz de definir con claridad ese recorrido vital del autor a través del País de los Vascos y, también sus encuentros con vascos en Mundaka, Bermeo, Donostia, Vitoria,  Iruña, Baiona, o en lugares tan lejanos como La Habana.

Tenemos que reconocer que nos ha extrañado no encontrar una versión en inglés de este artículo, porque se trata de una magnífica herramienta para contar, de una forma amena y resumida, esa profunda conexión ente este autor y País Vasco.

En él encontraremos referencias a vascos con los que nuestros lectores habituales ya se han indo encontrando en nuestro blog. De muchos de esos y de otros que vamos descubriendo, hace cinco años cuando empezamos a escribir este blog no conocíamos ni su existencia ni sus hazañas. Forman parte, según creemos, de la “historia hurdada a los vascos“.

Hemingway en un café de Pamplona 1925
Hemingway en un café de Pamplona 1925

Hoy, por ejemplo, hemos descubierto al vasco-cubano de origen alavés Paco Garay uno de esos los personajes vascos de vida impresionante.  Fue participante directo de los movimientos revolucionarios que lucharon contra el dictador Gerardo Machado Morales (formando parte de los Héroes del desembarco de Gibara). y luego luchó contra la dictadura de Batista. En 1937 era el jefe de aduanas del puerto de La Habana lo que le permitió ayudar a un capitán vasco, de Bilbao, que llegaba a la capital cubana al mando de un barco averiado y con una carga muy especial.

Ese capitán era Juan Duñabeitia, alias Simbad el Pirata (un apodo de los tiemposen que formaba parte del Circo del Club Deportivo de Bilbao). En la Guerra Civil fue Agregado de la Armada de Guerra en Euskadi y se le ordenó capitanear un barco con un cargamento de oro hasta La Habana, para ponerlo a recaudo de los franquistas.  Y allí conoció a Paco Garay.

Cuadro de José María Ucelay,Hemingway y Juan Duñabeitia ( Museo de Bellas Artes de Bilbao)
Cuadro de José María Ucelay, Hemingway y Juan Duñabeitia ( Museo de Bellas Artes de Bilbao)

Ambos fueron amigos de Ernest Hemingway al igual que lo fueron otros personajes que se citan en la información publicada en Irekia y de los que ya hemos hablado en nuestro blog.

Personas tan extraordinarias como Andrés Unzain, el sacerdote, capellán del Ejercito de Euzkadi, que durante su exilio en Cuba aconsejó a pelotaris, exiliados vascos o al propio escritor norteamericano.

También hemos conocidos la historia de los pelotaris vascos en Cuba, amigos de Hemingway y de las aventuras que corrieron juntos (pelotaris y escritor) en los tiempos de la  Segunda Guerra Mundial, intentando “cazar” submarinos alemanes en las costas cubanas.

Puede que, de lo que conocemos, en el texto de Irekia quede por recordar la relación que mantuvo de Hemingway en los últimos años de su vida con una familia de vascos residentes en Idaho desde finales del siglo XIX. En los años 50 del pasado siglo Pilar Arriaga, tenía el famoso escritor Ernest Hemingway a cenar varias veces en su casa de Sun Valley.

Todo ellos son, como decimos muchas veces, parte de la historia de vascos, oculta a plena vista, incluso para los propios vascos. Un ejemplo más de las tristes y nefastas consecuencias, que tiene que sean otros los que escriban la historia de nuestro país.

Les dejamos a nuestros lectores el magnifico articulo de Irekia sobre este proyecto de creación de la ruta de Ernest Hemingway por El País de los Vascos. Una ruta en la que esperamos, estamos seguros, también participaran, junto a los responsables de Turismo de las instituciones de la Comunidad Autónoma Vasca, las de la Comunidad Foral de Navarra y las de Iparralde.

Les queremos animar, también a darse una “vuelta” por los artículos que le hemos ido dedicando durante estos años a este autor norteamericano y su relación con los vascos y lo vasco. No se arrepentirán. Nos cuentan historias apasionante.

Irekia – 13/5/2016 – Euskadi

Tras las huellas de Hemingway

Euskadi promocionará el destino Basque Country siguiendo los pasos de Ernest Hemingway que, además de en Pamplona, estuvo en varios sitios del País Vasco durante sus estancias a principios del siglo XX. Algo que el Gobierno Vasco y otras instituciones locales del país ya conocían por lo que se pusieron a trabajar para dar a conocer nuestro destino utilizando como excusa y gancho las visitas del escritor americano. Paralelamente, un grupo de periodistas chinos de National Geographic Traveller interesados en realizar un viaje para dar a conocer las andaduras de Hemingway por todo el Estado y también por Euskadi, se puso en contacto con Basquetour-Agencia Vasca de Turismo, a través de la Oficina Española de Turismo de Pekin.

(Sigue) (Traducción automática)
anuncio-productos-basque-728x85-2